Skriniar anotó el gol de la victoria (1-2)

Eslovaquia sorprende a Polonia y avisa a España

Eslovaquia sumó los tres puntos (1-2) en el duelo ante Polonia, en un encuentro en el que el equipo de Paulo Sousa se vio sorprendido por el mayor acierto rival

Skriniar anotó el gol de la victoria minutos después de la expulsión de Krychowiak y completó la primera sorpresa en el grupo de España

Polonia Eslovaquia
Mak dispara ante Szczęsny. (Getty)

Eslovaquia golpea y sorprende en el grupo de España. El combinado centroeuropeo se llevó la victoria (1-2) ante Polonia en un choque en el que demostraron mayor puntualidad de cara la portería rival y se beneficiaron de la suerte en el primer gol, de Szczęsny en propia puerta, de la expulsión de Krychowiak con media hora por celebrarse y de los repetidos fallos de los polacos en los últimos minutos de partido.

Polonia y Eslovaquia se estrenaban en la Eurocopa dentro de un grupo en el que España parte como clara favorita y las dos protagonistas, junto a Suecia, debían pelear por uno o dos puestos en octavos. El cuadro polaco contaba con el plus de las individualidades de Lewandowski, Zielinski o Szczęsny, pero el sólido combinado eslovaco, con Hamsik y Skriniar a la cabeza, permanecía como outsider dispuesto a dar más de un susto.

El encuentro disputado en San Petersburgo, a más de 4.000 kilómetros de Sevilla, se postulaba como un buen aperitivo antes del plato fuerte del España-Suecia y, pese a que Polonia partía como favorita, Eslovaquia golpearía primero en un cúmulo de circunstancias en las que la perseverancia y la fortuna acabaron culminando en el 0-1.

Robert Mak, en una jugada meritoria por banda izquierda, se abrió el hueco suficiente para golpear de forma cómoda hacia la meta polaca. El disparo era bueno, aunque al palo defendido por Szczęsny, pero el arquero de la Juventus dio la razón a sus no pocos detractores al permitir que el tiro pasara por su lado, golpeando en el palo. Ahí aparecería la mala fortuna, ya que el rechace pegaba en la espalda del cancerbero, entrando de forma irremediable en la portería de Polonia.

Saltaba la sorpresa en el Estadio Krestovski y Polonia no podía reaccionar a un golpe duro para sus aspiraciones de clasificación. Lewandowski chocaba una y otra vez con el muro liderado por Skriniar y el descanso daba un respiro antes de la reanudación, en la que el combinado dirigido por Paulo Sousa debía cambiar muchas cosas si quería remontar y apuntarse los puntos.

Dicho y hecho, lo primero que encontró Polonia en la segunda mitad fue la puntería y con ella, a la primera, el empate en el luminoso. Linetty mandaba el balón al fondo de las mallas y devolvía la igualdad al marcador, con toda la segunda parte por jugarse. Después del susto inicial, todo volvía a sus derroteros habituales a la espera de que uno u otro equipo decantaran la balanza con un nuevo gol.

Polonia no reacciona a la roja a Krychowiak

El punto de inflexión, sin embargo, fue una expulsión, la del ex sevillista Krychowiak. El centrocampista polaco llegó tarde a una acción teniendo amarilla y se retiraba con roja del terreno de juego aún con media hora por disputarse. Polonia no podía creer lo sucedido y mientras lo asimilaba, Milan Skriniar hacía bueno su poderío ofensivo para colocar el 1-2 para Eslovaquia, convertido en el más difícil todavía para el combinado polaco.

Los últimos minutos trajeron la reacción de Polonia, sin ataduras, con diez hombres y sin nada que perder. Bendarek y Lewandowski, ya en el descuento, la tuvieron para empatar y poner las tablas en el encuentro, pero sendos remates se marcharon desviado por muy poco, al tiempo que se confirmaba la primera sorpresa en el primer partido en el grupo de España en la Eurocopa.

Últimas noticias Eurocopa

Lo más visto