Vox se querella contra Plus Ultra para que la juez también impute a la aerolínea chavista

La Justicia investiga a 15 altos cargos del Gobierno de Sánchez por malversación en el rescate de Plus Ultra

Vox solicita que también se impute a Plus Ultra como persona jurídica en la causa que investiga a altos cargos del Gobierno de Pedro Sánchez, por conceder un rescate de 53 millones a la aerolínea 'venezolana' sin cumplir los requisitos establecidos

Plus Ultra
Avión de Plus Ultra.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El partido político Vox ha presentado una ampliación de querella en la causa contra Plus Ultra, en la que se investiga a altos cargos del Gobierno de Pedro Sánchez por conceder un rescate de 53 millones a la aerolínea ‘venezolana’ sin cumplir los requisitos establecidos. La formación de Santiago Abascal solicita que también se impute a la compañía chavista como persona jurídica, según ha podido saber OKDIARIO.

En la querella, a la que ha tenido acceso este periódico, se solicita que se investigue a la compañía Plus Ultra Líneas Aéreas S.A. en esta causa judicial y a los miembros del Consejo Gestor del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la SEPI. Este organismo está compuesto únicamente por el presidente de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), en ese momento el vicepresidente Bartolomé Lora en funciones, y cuatro vocales: la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva (que dimitió la semana pasada); la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen; la subsecretaria de Hacienda, María Pilar Paneque, y el secretario general de Industria, Raúl Blanco.

La juez abrió diligencias contra todo el consejo de SEPI, un total de 15 miembros. Sin embargo, los de Abascal incluyen en su querella exclusivamente al Consejo Gestor del citado fondo porque es el organismo que toma la decisión de conceder las ayudas y, por tanto, el responsable de que Plus Ultra recibiera 53 millones de euros (34 millones de un préstamo participativo y 19 millones de un crédito ordinario).

Vox se ha querellado contra los citados por los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, delito contra la Hacienda pública por fraude de subvenciones y por tráfico de influencias.

Imputar a Plus Ultra

Hasta el momento, el Juzgado de Instrucción Número 15 de Madrid –que instruye la causa– no ha imputado a la aerolínea con capital venezolano como persona jurídica. Por ello, Vox en su querella solicita que la empresa también sea investigada por los hechos delictivos presuntamente cometidos.

Vox expone en el escrito que, tras analizar las cuentas de Plus Ultra, en pérdidas prácticamente desde su fundación en 2011, «es una entrega de dinero a fondo perdido a un entramado societario configurado como un holding cuya matriz tiene sede en Panamá y de capital venezolano».

Además, subraya que esta sociedad no cuenta con los requisitos necesarios para la concesión de la ayuda concedida por los siguientes motivos:

– Plus Ultra no es una empresa estratégica ya que en el año 2019, justo antes de la pandemia, la aerolínea apenas operaba en España el 0,03% de todos los vuelos y, en consecuencia, ocupaba el puesto número 166 en el ranking de las aerolíneas que trabajan en nuestro país.

No es solvente, puesto que siempre ha dado pérdidas desde su creación en 2011 y dicho fondo está creado para ayudar a empresas solventes que han tenido problemas durante la crisis económica creada por la pandemia por el Covid-19.

– Y por último, la deficiente situación económica de la entidad no es una causa provocada por el coronavirus. «El fondo, como se recoge en el Real Decreto Ley, tiene como finalidad ‘compensar el impacto de la emergencia sanitaria en el balance de las empresas’, sin embargo, los problemas de Plus Ultra no están ligados al coronavirus ya que venía sosteniendo deudas y pérdidas desde antes de la entrada del virus en España», expone la querella.

Añade que «hemos de subrayar que las cuentas anuales de esta sociedad se cierran a 31 de enero de 2020 y por tanto, las pérdidas no se han generado a partir de la declaración del estado de alarma ni por tanto han tenido su origen en la pandemia ni en las restricciones al desarrollo de la actividad empresarial que ésta ha provocado».

Vox también solicita que se cite como testigo al gerente de Plus Ultra y a otros cargos directivos, entre ellos, el venezolano Rodolfo José Reyes Rojas.

Lo último en España

Últimas noticias