Vox lleva ante el Supremo el nombramiento de Iglesias en la Comisión del CNI y el de Delgado como fiscal general

Vox ha recurrido ante el Tribunal Supremo la designación del vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, como miembro de la comisión del Gobierno que controla la actividad del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Así lo ha anunciado la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, quien ha apuntado que el real decreto aprobado este martes por el Consejo de Ministros para autorizar la entrada de Iglesias en la citada comisión es una «torpeza».

Y es que, según ha explicado Olona, es la Ley del CNI la que regula quiénes deben integrar esa comisión y en cuya composición no se incluye la presencia del vicepresidente segundo del Ejecutivo, «al que Sánchez ha otorgado la concesión de controlar a los servicios de inteligencia» del país.

Por ello, los de Santiago Abascal han pedido también al Alto Tribunal la suspensión cautelar de ese acuerdo del Consejo de Ministros en la que se autorizaba a Iglesias su presencia en esa comisión.

Explicar su relación con Venezuela

Los vínculos de Pablo Iglesias con gobiernos extranjeros como Irán, Venezuela, Bolivia y Ecuador no son los únicos problemas a los que tendrá que enfrentarse, el líder de Podemos, para sentarse en la Comisión Delegada de Inteligencia del CNI. La Ley también exige al vicepresidente segundo explicar sus relaciones con proetarras, independentistas y comunistas para acceder a su ansiada plaza en este organismo.

Iglesias deberá someterse a un exhaustivo examen antes de acceder a la Comisión, que da acceso a información muy sensible. Tendrá que rendir cuentas sobre su posible relación con grupos radicales, proetarras u organizaciones contrarias al orden constitucional de España. Es un requisito clave impuesto por la Organización del Atlántico Norte. En caso de ocultar u omitir datos en esa declaración jurada, el CNI podrá negarle el acceso a la información clasificada como ‘confidencial’, ‘reservada’ o ‘secreta’.

Iglesias, además –como también reveló OKDIARIO– deberá enviar al CNI un escrito por correo electrónico en el que tendrá que dar cuenta, «con toda la información de forma detallada», de las relaciones que ha mantenido en el pasado con gobiernos y servicios de inteligencia extranjeros. Entre ellos, Venezuela o Irán.

También lleva al supremo a Delgado

El partido liderado por Abascal también ha anunciado que interpondrá un recurso ante el Tribunal Supremo contra el nombramiento de la ex ministra de Justicia Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado alegando que no cumple dos de los requisitos «esenciales» para ocupar este cargo: ni el de «idoneidad» ni el de «imparcialidad».

Así lo ha explicado en el Congreso, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, quien ha precisado que su formación impugnará el acuerdo del Consejo de Ministros en el que se incluye el nombramiento de Delgado ante la Sala Tercera de lo Contencioso-administrativo del alto tribunal.

Para los de Santiago Abascal, la ex ministra de Justicia no reúne «ni por currículum, ni por experiencia profesional» la «idoneidad» necesaria para ponerse al frente del Ministerio Público, incluso pese a haber sido avalada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Congreso.

«No es una jurista de reconocido prestigio y ha sido recusada en tres ocasiones por el Congreso o el Senado», ha añadido el también concejal en el Ayuntamiento de Madrid.

Lo último en España

Últimas noticias