Iñaki Urdangarin

Urdangarin saca un «notable alto» en su voluntariado en el informe aprobado por la cárcel de Brieva

Vídeo: OKDIARIO

El ex duque de Palma, Iñaki Urdangarin, cumple un mes como voluntario en el centro de discapacitados Don Orione y ha recibido sus primeras notas. Tal y como ha podido saber OKDIARIO, los técnicos del centro le han otorgado un "notable alto".

El centro religioso, que tiene un concierto con la Comunidad de Madrid, elaboró la pasada semana el primer informe mensual del desempeño de Urdangarin en sus instalaciones. Se trata del documento que tiene que remitir al centro penitenciario de Brieva (Ávila) para justificar las salidas del cuñado del Rey Felipe.

El condenado por el ‘caso Nóos’ ha superado ampliamente el aprobado en sus primeras cuatro semanas como voluntario, según este informe. El documento, de carácter interno, puntúa cualidades como la colaboración, la puntualidad o la asistencia. De media, Urdangarin se queda en el notable alto.

Visto bueno de prisión

Fuentes oficiales del centro revelan que la cárcel donde Urdangarin cumple su pena de casi 6 años ha dado su visto bueno a la calificación.

Ahora, superado el primer mes, Urdangarin tiene vía libre para seguir con sus dos visitas semanales (martes y jueves) a esta residencia que atiende a personas con muy alto nivel de discapacidad y que se encuentra ubicada en Pozuelo de Alarcón (Madrid). El ex duque es, actualmente, el único preso que colabora con esta congregación religiosa.

Elvira, una de las voluntarias, asegura a este periódico que la normalidad es la nota dominante en estas semanas. Al centro, dice, "cada uno va a trabajar, va a lo suyo, y no hay chascarrillos sobre la presencia" del marido de doña Cristina.

Urdangarin presta voluntariado en una sala de psicomotricidad. Como explicó el director del centro, Paco Sánchez, Urdangarin, aprovechando su pasado como deportista, se dedica a ayudar a los internos en sus actividades de movimiento.

Imágenes del Centro Don Orione.
Imágenes del Centro Don Orione.

El ex duque desarrolla su trabajo en una sala cerrada con espejos, aparatos diversos e incluso una piscina de bolas y, por ahora, no sale a la calle. Tampoco recibe visitas ni tiene acceso a Internet, aunque durante un tiempo llevó en su pulsera un reloj inteligente con acceso a la red. Instituciones Penitenciarias estudió el asunto y concluyó que podía usarlo siempre que no se conectara al wifi.

Pendiente del juez

Una decisión de los juzgados podría trastocar esta rutina, ya que la Fiscalía Provincial de Valladolid presentó el 20 de septiembre un recurso de apelación ante el juez de Vigilancia Penitenciaria que otorgó el permiso del voluntariado.

El Ministerio Público argumentó en su escrito que el permiso "no cumple los requisitos legales" ya que "no tiene como contenido un programa específico de tratamiento" y Urdangarin aún "no ha cumplido la cuarta parte de su condena".

Asimismo, recuerda que fue el ex duque quien, de forma voluntaria, eligió ese módulo aislado en esa cárcel abulense de mujeres, por lo que ahora no se puede quejar de "soledad". La Fiscalía explica también que, en este tiempo, Iñaki Urdangarin ha realizado distintos talleres "con un aprovechamiento excelente" y se ha matriculado en varios cursos externos. "La situación objetiva que describen los informes no pueden valorarse como se hace en las resoluciones de aislamiento social", agregó el recurso.

Lo último en España

Últimas noticias