Crisis del coronavirus

La UE confirma que España es uno de los países que peor cuenta a sus muertos de la pandemia

viruela del mono
Pedro Sánchez y Fernando Simón en el Ministerio de Sanidad. (Foto: Moncloa)

La cifra real de muertos ha sido una de las cuestiones más polémicas desde que se inició la pandemia de coronavirus. El Gobierno minusvalora claramente ese dato y recoge, según su último balance, 28.617 defunciones. Una cifra que se queda lejos de la realidad y que no permite valorar el impacto real de la enfermedad. Los cálculos de OKDIARIO -recogiendo las sumas de la Comunidad de Madrid y de Cataluña, que el Ministerio de Sanidad se niega a contabilizar- elevan el número hasta los 42.544 fallecidos.

La propia Unión Europea ha confirmado que España es de los países que peor cuentan a sus fallecidos por Covid. Así lo revela el dossier de vigilancia elaborado por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) sobre la evolución de la pandemia en Europa.

En la descripción del sistema utilizado para contabilizar a las víctimas, se evidencia que el adoptado en España infravalora esas cifras, en relación a otros países del entorno. El Gobierno español, recoge el ECDC, cuenta únicamente como tales los fallecidos con prueba diagnóstica confirmada, y «mayormente» en hospitales.

Un sistema que contrasta con el de países como Francia, donde se incluyen muertes con confirmación de Covid, pero también con sospecha, y tanto entre hospitalizados como en la «comunidad», lo que incluye viviendas particulares y residencias. El Ministerio de Sanidad ignoró en cambio estas defunciones, especialmente en los primeros meses, lo que permite concluir que las cifras no reflejan la magnitud de la pandemia.

Países como Bélgica o Luxemburgo también siguen el modelo francés. Y la inmensa mayoría recogen las muertes en lugares que no sean estrictamente hospitales.

El Gobierno siempre se ha justificado de las críticas de la oposición en que seguía los patrones internacionales de recuento.

Contra el criterio de la OMS

Sin embargo, como reveló OKDIARIO, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció ya el 11 de abril un parámetro para contabilizar los muertos en la pandemia del coronavirus que decía lo siguiente: «La muerte por Covid-19 se define a fines de vigilancia como una muerte resultante de una enfermedad clínicamente compatible en un caso de Covid-19 probable o confirmado, a menos que exista una causa clara alternativa de muerte que no pueda estar relacionada con la enfermedad por Covid».

Oms Covid
Informe diario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 11 de abril.

Oms Covid

Ejemplo de informe diario de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En junio, la OMS reiteró ese criterio en otro documento, en el que indicaba que el Covid-19 deberá registrarse en el certificado médico de fallecimiento como causa de muerte en todas aquellas personas que han perdido la vida como consecuencia de la enfermedad, o que se tiene una sospecha certera de que la infección contribuyó a su muerte. Por ejemplo, un paciente fallecido por síndrome de distrés repiratorio agudo a causa de una neumonía provocada por el virus.

Desde el inicio de la epidemia, el Gobierno ha considerado únicamente como víctimas a los fallecidos con coronavirus confirmado mediante prueba diagnóstica (en un principio sólo se consideraban incluso las PCR).

Más de 40.000 muertos

Por eso, los datos que aporta el Ministerio de Sanidad quedan en evidencia con otros recuentos. Por ejemplo, el Sistema de Vigilancia de la mortalidad diaria (MoMo), gestionado desde el 2004 por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), revela en su último informe que un ‘exceso’ de fallecimientos de 43.617 personas entre el 10 de marzo y el 9 de mayo. Es decir, el periodo crítico de la pandemia. Ese 9 de mayo, en cambio, Sanidad contabilizaba ‘sólo’ 26.621 muertes.

Los datos del ISCIII son muy similares además a los aportados también desde el sector funerario. Un informe conocido el pasado 1 de junio -y que como contó OKDIARIO fue enviado al Rey- cifraba en 43.985 las muertes por la pandemia, desde el 14 de marzo al 25 de mayo. La cifra refleja los muertos en residencias, domicilios particulares, además las muertes con sospecha de coronavirus.

En su informe, los funerarios incorporan además certificados de defunción de los fallecidos que no constan en los balances oficiales. Se trata de muertos con «sospecha» de coronavirus y otros en los que no se atribuye al virus la causa principal de la defunción.

Oms Covid
Certificado de defunción que no consta en el balance oficial.

Sanidad ha desoído 48 peticiones de la OMS para contar como muertos por Covid también a los sospechosos
Certificado de defunción que no consta en el balance oficial.

También el Instituto Nacional de Estadística (INE) se mueve en esas cifras. Según sus estimaciones, desde principios de marzo y hasta el 24 de mayo  fallecieron en España 143.204 personas, muy por encima del año pasado. En concreto, una media de 47.998 muertos más. Aunque se indica que los datos «reflejan la mortalidad sin distinguir causas» y «no se puede medir de forma exacta el impacto de la pandemia Covid-19» el organismo sí reconoce que «se observa un considerable aumento en el número de defunciones en España».

Lo último en España

Últimas noticias