Crisis del coronavirus

La UE avisó ya en enero por mail al Gobierno del peligro del contagio «persona a persona»

La UE avisó ya en enero por mail al Gobierno del peligro del contagio «persona a persona»

Nuevas evidencias confirman que el Gobierno conocía los riesgos del coronavirus y que, pese a ello, retrasó la toma de medidas. El 22 de enero, el Centro Europeo para la Prevención y Control de las Enfermedades (ECDC), remitió un correo electrónico a las autoridades sanitarias españolas en el que se avisaba de que la epidemia «se está acelerando» y que «la transmisión persona a persona» era posible. En el mail, al que ha tenido acceso OKDIARIO, se ofrecía ayuda y asesoramiento para el diagnóstico de infectados.

La UE avisó ya en enero por mail al Gobierno del peligro del contagio «persona a persona»
Correo electrónico remitido desde el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC).

Ese mismo día, el Ministerio de Sanidad se encontraba aún elaborando un protocolo de actuación ante la aparición de casos sospechosos de coronavirus. El informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad señalaba que el riesgo de introducción del virus en nuestro país era «muy bajo». Y Sanidad basaba su tranquilidad en que España no dispone de aeropuertos con vuelos con conexión directa a Wuhan (China), y que no era un destino turístico frecuente.

Por entonces, el virus había infectado a 270 personas en la ciudad china, con seis fallecidos. Las autoridades del país decretaron ese mismo día la cuarentena, se suspendieron clases, vuelos y actividades sociales. Apenas nueve días después, se confirmó el primer caso en España, un paciente alemán ingresado en La Gomera que se había contagiado, presuntamente, en Alemania, al contactar con un infectado. Otros nueve días después se conoció un nuevo caso en Palma. Y el 24 de febrero, los primeros en la Península, en concreto, en la Comunidad de Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana. Sanidad acabó admitiendo meses después que la pandemia estaba disparada ya a finales de febrero.

Alertas internacionales

Investigaciones posteriores han revelado que el virus circulaba por España mucho antes de que las autoridades sanitarias tomasen medidas. Ello, pese a los avisos de las organizaciones internacionales.

No sólo la agencia europea -de la que, por cierto, Fernando Simón es asesor- alertó ya en enero de los riesgos de la transmisión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo hizo también el 30 de enero, durante la reunión en Ginebra de su Comité de Emergencias. Se decretó una ESPII, siglas de Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional. La figura con la que la OMS define una alerta a todo el planeta. Un «atención, esto es muy grave». Pero, además, se instó a las autoridades a tomar medidas. El aviso era claro: «El Comité está convencido de que todavía es posible interrumpir la propagación del virus, si los países aplican medidas sólidas para detectar pronto la enfermedad, aislar y tratar los casos, hacer seguimiento de los contactos y promover medidas de distanciamiento físico en las relaciones sociales que estén en consonancia con el riesgo».

«Los países deben procurar, principalmente, reducir la infección en las personas, evitar la transmisión secundaria y la propagación internacional y colaborar con la respuesta», advertía también la OMS.

El Gobierno, no obstante, rechazó tomar medidas hasta principios de marzo. Y hasta el 14 de ese mes, cuando la situación ya era incontrolable, decretó el estado de alarma y, con él, el confinamiento total de la población. Mientras la pandemia se propagaba, el Ejecutivo animaba a participar masivamente en las marchas multitudinarias convocadas por el Día de la Mujer.

Más casos

Las previsiones optimistas del Gobierno contrastan con los datos. Como reveló OKDIARIO, una nueva actualización de la serie de casos ha detectado que los contagios eran muy superiores a los que decía el Ejecutivo, desde el inicio de la crisis. Por ejemplo, el 13 de febrero, Sanidad recogía sólo dos casos. Pero hoy se sabe que, al menos, había 258 contagios diseminados por toda España.

«En España no se ha producido ningún caso de transmisión del virus, porque los dos pacientes que hay actualmente se contagiaron en otros países. Por tanto, no tenemos coronavirus y no hay riesgo de infectarse y, mucho menos, de las personas a las que hoy se les ha dado el alta porque hemos comprobado que no tienen el virus», decía entonces Fernando Simón.

Lo último en España

Últimas noticias