Primarias PP

Los sorayistas se beneficiaron de censos inflados en Cantabria en la primera vuelta de las Primarias

Íñigo De la Serna
Iñigo de la Serna. (Foto: EFE)

Los sorayistas se beneficiaron de censos inflados en Cantabria en la primera vuelta de las primarias del PP. El censo empleado en la votación de la primera ronda de las primarias debía haber sido sólo uno para elegir candidatos y compromisarios, básicamente porque nunca debió haber dos. Pero, como prueban los documentos que hoy muestra OKDIARIO, no fue así.

Existieron dos distintos: uno con el que votaron los militantes en la urna de los candidatos —de la que salían los dos que pasaban a la segunda ronda—. Y otro con el que se eligieron a los compromisarios que este fin de semana deciden al futuro presidente de entre los dos que pasaron a la segunda vuelta.

Primarias PP
Censo con 376 votantes en las primerias del PP en Cantabria.

Y, como se puede apreciar en la imagen que publica este diario, el primero —el de elección de candidatos— contaba con más gente que el segundo. En concreto, el primero sumaba 376 personas. Eso sí, después de añadir uno a bolígrafo, cosa ya de por sí totalmente irregular. Y el segundo, según el censo entregado en la mesa, 363. Aunque de nuevo con tachaduras y añadidos: se quitó uno a boli y se puso otro también a mano, cuestión, de nuevo, irregular.

Pero incluso con los añadidos a mano, lo cierto es que el censo para la elección de candidatos tenía claramente más gente que el de elección de los compromisarios.

Primarias PP
Censo con 363 votantes en las primerias del PP en Cantabria.

Sólo había un censo oficial. Es decir, que tenían que haber sido dos copias del mismo original. Pero, evidentemente y como se puede apreciar, no lo fueron. Por lo que, la única explicación posible es que uno estaba inflado. ¿Con qué motivo? Lo lógico es pensar que con el de meter en la votación que no había cumplido los requisitos exigidos o por lo menos que no los había cumplido a tiempo.

Se trata del mismo centro de votación en el que el PP amañó las papeletas de los compromisarios en la primera vuelta de las Primarias para favorecer que salieran favorecidos Soraya Sáenz de Santamaría e Íñigo de la Serna. El orden de la lista, elegido por sorteo por el Comité Organizador, se alteró para que quedaran lo más arriba posibles los compromisarios favorables a la ex vicepresidenta del Gobierno y al ex ministro de Fomento, incluido él mismo.

Primarias PP
Acta de votación en Cantabria de las primarias del PP.

Ocurrió el mismo 5 de julio de la primera vuelta de las votaciones internas del PP para elegir al futuro presidente. Las pruebas a las que ha tenido acceso OKDIARIO demuestran que las listas de compromisarios de algunos de los centros de votación de las primarias del PP fueron alteradas para que en la primera hoja —la más visible y la que se marca por defecto de forma generalizada— saliesen los nombres de los compromisarios que representan a la candidatura de Sáenz de Santamaría y, en concreto y directamente como compromisario, al propio ex ministro De la Serna —que esta integrado en la candidatura de la ex vicepresidenta—.

El orden de los candidatos a compromisarios establecido obligatoriamente en las papeletas no era el que les convenía. Y lo cambiaron.

Se sorteó la primera letra en un sorteo para toda España. Y salió la Z. Pero, a partir de ahí se tenían que ordenar los candidatos según el orden alfabético de su apellido pero en orden ascendente. Es decir, que después de la Z tenían que ir los apellidos con A, luego con B, C, D, etc, tal y como prueba la otra papeleta que ha recogido este diario.

Pero si se hacía como marcaba el reglamento ocurría una cosa: que en el caso de la sede donde se alteró el ex ministro Íñigo de la Serna aparecía al final de la lista. Y, más concretamente, en el reverso: algo que resta grandes probabilidades de ser elegido, a menos que intencionadamente se busque el nombre. Pero eso no lo hace la mayoría de votantes.
La solución fue rápida: se dio la vuelta al orden, de forma que tanto el ex ministro De la Serna como su tía —que también se presentaba a compromisaria— aparecían en las primeras posiciones. Y, además, saltaban al anverso de la papeleta.

Las normas exigían, además, marcar ocho compromisarios. Y daba la causalidad de que, además, de los De la Serna, había más ‘sorayistas’ con la mala suerte de tener apellidos que empezaban por R o P. Todos ellos se beneficiaron de esta peculiar alteración del orden. Eso sí, el resto de candidatos, pasaban a estar por la parte de atrás de la papeleta.
Cantabria es un territorio controlado por el PP de Íñigo de la Serna, uno de los ex ministros que acude en la lista de Soraya Sáenz de Santamaría. Y en ese centro de votación Soraya ganó con rotundidad.

Lo último en España