Gobierno

Sánchez traiciona al único muerto del CNI a manos de ETA: acerca a sus asesinos y da información a Bildu

Sánchez CNI ETA
Pedro Sánchez y Antonio Recio, víctima de ETA.

El presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, perpetró este jueves una doble traición al único muerto de la inteligencia española a manos de la organización terrorista ETA: Antonio Recio Claver. Después de acercar a sus asesinos el pasado año, en el día de ayer el jefe del Ejecutivo de PSOE-Podemos dio entrada a Bildu, formación heredera del brazo político de la banda, por primera vez en la Comisión de Secretos Oficiales que examina al CNI.

Antonio Recio era inspector de la Policía Nacional y agente de campo del CESID (conocido como CNI desde 2002) cuando fue asesinado por el comando Araba de ETA el 23 de marzo de 1979. Según recuerda la asociación de víctimas del terrorismo Covite en su Mapa del Terror, en la mañana de aquel día Antonio Recio acudió al almacén de fontanería que regentaba con su mujer en Vitoria. Después de repartir el trabajo entre los empleados, y justo cuando los trabajadores habían abandonado el local para cumplir con sus tareas, tres terroristas entraron en el negocio y abrieron fuego: Ignacio Aracama Mendía, alias Macario; José Lorenzo Ayestarán, alias Fanecas, y José Manuel Aristimuño, alias Pana. Los dos primeros siguen en prisión y el último falleció en 1981.

El agente Recio consiguió sacar su arma reglamentaria, pero no pudo evitar que los pistoleros acabaran con su vida. Según indica Covite, los etarras no sabían que su víctima, además de inspector de la Policía, era miembro del CESID, siendo el primer y único agente de los servicios de inteligencia españoles asesinado por ETA. Natural de Aragón, murió a los 50 años y dejó viuda y dos hijos huérfanos.

En febrero de 2021, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska, autorizó el acercamiento de cinco presos de ETA, y entre ellos figuró Ignacio Aracama Macario, que dejó entonces la cárcel de Sevilla para ir directamente a la de Zaballa (Álava). Este pistolero de ETA cumple condena por siete asesinatos, según informó la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

En 1998 la Audiencia Nacional le condenó a 30 años de prisión como autor del asesinato de Antonio Recio en 1979. También fue condenado a 28 años de cárcel en calidad de cooperador necesario en el asesinato del comandante de Caballería y Jefe del Cuerpo de Miñones de Álava, Jesús Velasco, esposo de Ana María Vidal-Abarca, fundadora de la AVT.

En 1999 fue condenado a 30 años por el asesinato en 1980 de Eugenio Lázaro Valle, inspector jefe de la Policía Municipal de Vitoria y comandante de Infantería. Además, en 2003 recayó sobre él otra pena de 20 años de prisión por cada uno de los asesinatos de los guardias civiles Ángel Prado Mella, José Luis Vázquez Platas y Avelino Palma Brioa. En 1998 fue condenado a otros 26 años como responsable del atentado que acabó con la vida del banquero Ricardo Tejero Magro. Y en 1999 la Justicia fijó otros 25 años de prisión  por su participación en el secuestro del financiero Diego Prado y Colón de Carvajal, que se produjo en 1983.

De Alicante a Soria

Respecto a José Lorenzo Ayestarán, alias Fanecas, fue acercado por el Gobierno de Pedro Sánchez en marzo de 2021 desde el centro penitenciario Alicante II a la prisión de Soria. Tras ser entregado por Francia, ingresó en la cárcel en España el 17 de febrero de 2015 y cumple pena acumulada de 30 años por numerosos asesinatos y atentados.

Condenado a 81 años de prisión, este miembro del comando Araba y después del comando Vizcaya, llegó a gritar «Gora ETA» durante el juicio en 2015 por el asesinato del inspector Antonio Recio en 1979. También participó en los asesinatos del jefe de policía foral Jesús Velasco y el comandante Eugenio Lázaro Valle.

Lo último en España

Últimas noticias