Cumbre España-Italia en Palma

Sánchez a Iglesias: “En el Gobierno hay que trabajar con humildad»

Sánchez afea a la Comisión Europea su rol con la cuestión migratoria y defiende que "el sistema fronterizo de España e Italia es eficaz"

Giuseppe Conte Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte (i), en el Palacio de la Moncloa. (EFE/ Chema Moya)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha salido hoy al paso de la última polémica alimentada por su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, por lo que le reclama «trabajar con humildad». Este martes, al enterarse por un borrador, que no formaría parte de la comisión que repartirá las ayudas europeas, su equipo filtró el documento a los medios de forma interesada para forzar a Sánchez a una rectificación que niegan en el PSOE.

El socialista avisa al líder de Podemos que su motivo en el Ejecutivo tiene el objetivo de «aprender y avanzar» en la hoja de ruta de transformaciones qué se han propuesto. De esta forma reprocha al ministro de Derechos Sociales que cree y alimente tensiones internas que desgastan al Gobierno por el único motivo de querer acaparar más poder del que ya tiene como número tres del gabinete.

El presidente español, junto al primer ministro italiano tras la cumbre que ambos países han celebrado en Palma, ha reconocido que «cualquier consejo de Giuseppe Conte», que ya tiene experiencia en gobiernos de coalición, «será bienvenido». Un año después de firmar el acuerdo con Unidas Podemos el jefe del Ejecutivo lo resume todo con un «la experiencia es la madre de la ciencia».

Con el sí a su proyecto de cuentas públicas de los principales socios de la coalición, el secretario general socialista, se muestra satisfecho que «después de dos años de bloqueo vamos a poder aprobar unos Presupuestos». Preguntado por las declaraciones del bilduetarra Arnaldo Otegi, que defiende que su apoyo a los PGE de Sánchez es parte del camino hacía la independencia vasca, el presidente se ha limitado a celebrar el acuerdo.

A la que sí ha respondido Sánchez ha sido a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por su rechazo al compromiso del Gobierno con ERC para acabar con el sistema fiscal madrileño. Dice Sánchez que «tenemos que ir a un modelo de armonización» y reclama «mayor igualdad» entre todos los españoles en materia fiscal.

La inmigración como problema común

Sánchez ha calificado el encuentro que se ha producido en Mallorca «como una cumbre de acción, porque planteamos respuestas a desafíos que tenemos ambos países». El presidente apela a las administraciones de ambos países, pero también las comunitarias, a trabajar conjuntamente cuestiones «como el fondo de recuperación, la crisis del coronavirus o la inmigración», que afecta principalmente a Italia y España.

En este último tema, dice el italiano Giuseppe Conte, «tenemos que ser claros y pensar con una certeza de seguridad de normas para luchar contra las mafias y traficantes de personas, que también están ahí». Italia ha sido durante muchos años la puerta de entrada de la inmigración irregular que ahora se está trasladando a España. El mandatario reclama «trabajar por un mecanismo unificado de redistribución de inmigrantes».

En la misma línea se ha pronunciado el presidente español, que pide «una política migratoria a nivel común». Sánchez afea a sus socios europeos que «algunos solo ven una parte de la inmigración». Defiende que «el sistema fronterizo de España e Italia es eficaz». El socialista afea también la actitud de la Comisión Europea, ya que «es un desafío que nos convoca a todos los países de la Unión Europea, ya que «cuestiones como la solidaridad tienen que estar mucho más claros de lo que han planteado la comisión».

En defensa del movimiento feminista

Coincidiendo con el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, junto a Giuseppe Conte, el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha defendido al movimiento feminista agradeciéndole su labor. Los dos mandatarios han firmado durante la cumbre un manifiesto común y han participado en un minuto de silencio con los representantes de las dos delegaciones en memoria de todas las víctimas.

El jefe del Ejecutivo defiende que «el movimiento feminista ha demostrado que es un movimiento pacífico». En este sentido, por su labor, Pedro Sánchez ha manifestado una «gratitud eterna del Gobierno de España a un movimiento transformador e integrador» qué, a su juicio, «nos interpela y convoca a todos».

Reforzar la alianza mediterránea

Sánchez ha destacado, durante su intervención junto a Conte, que «España e Italia desde el principio de la pandemia hemos avanzado en la integración del proyecto europeo». Ambos mandatarios quieren reforzar la alianza de los principales países mediterráneos, con muchas similitudes, para convertirse en un nuevo dique de contención contra los países frugales y del norte en el seno de la UE.

El primer ministro italiano, que a partir del mes de diciembre ostentará la presidencia del G-20, también ha avanzado su intención de contar con España durante el liderazgo de las veinte más importantes del mundo. Nuestro país, que no forma parte de esos veinte, sí participa en la cumbre como estado invitado.

 

Lo último en España

Últimas noticias