Sánchez exige a Ayuso más restricciones a la hostelería: cierre de barras y terrazas al 50% en todo Madrid

La campaña pretende que sea Madrid quien impulse las medidas que Moncloa no se atreve a lanzar

Pedro Sánchez quiere forzar a Madrid a que solicite el estado de alarma para no ser él el que lo haga. Ha pedido ya el confinamiento general e Isabel Díaz Ayuso ha descartado esta medida por el enorme destrozo económico que ocasionaría esa decisión en Madrid y en el conjunto de España. Pero, al margen del mensaje genérico del Gobierno, el equipo de Pedro Sánchez ha exigido una medida que devolvería a toda la hostelería de la Comunidad de Madrid a, prácticamente, la situación vivida en marzo y abril: el cierre de las barras de los bares por completo y de las terrazas al 50%.

Infinidad de bares y cafeterías dependen de la atención en barra y, en estos últimos días previos a mayores descensos de temperaturas, de los clientes a los que atienden en las terrazas de sus locales en Madrid. Muchos de ellos cumplen plenamente con las exigencias de Sanidad de obligar a estar con la mascarilla hasta el mismo momento de la consumición y de exigir una distancia social entre los consumidores.

Pese a ello, el Gobierno de Pedro Sánchez ha insistido en su deseo de que todas las barras de los bares y cafeterías de la Comunidad queden clausuradas. Es más, que todos los locales de la región con atención en terrazas de Madrid tengan una limitación al 50% de las mesas de que atienden en el exterior de sus bares, restaurantes y cafeterías.

Todo ello, aunque el barrio en el que se encuentre el local tenga menos incidencia de contagios por coronavirus que otras ciudades de España donde el Gobierno no exige esta medida.

Se trata de una exigencia más de las impulsadas en la campaña de aumento de peticiones del Gobierno nacional a la Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso. Una campaña que pretende que sea Madrid quien impulse las medidas que Sánchez no se atreve a lanzar con el propósito de poder responsabilizar a la Comunidad ‘popular’ del destrozo económico posterior a un nuevo confinamiento.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha advertido, de hecho, este mismo sábado a la presidenta de la Comunidad de Madrid de que debe «revisar sus decisiones» y confinar la ciudad de Madrid.

Tras la reunión telemática de seguimiento del Coronavirus del ministro con el equipo de Sanidad, Illa ha asegurado que su intención es «estabilizar la curva en todas las comunidades autónomas para luego poder doblegarla». A pesar de que reconoce que las «comunidades han ido tomando medidas», el Ministerio tiene una «gran preocupación por la situación de Madrid».

Sin salir de la ciudad

El ministro afirma que el aumento de casos en Madrid supone un «riesgo para los madrileños y para las comunidades colindantes» y por ello ha advertido a Díaz Ayuso de que debe hacer una revisión de sus restricciones en materia de movilidad y convertirlas en generalizadas para la ciudad. Es decir, que los madrileños no puedan salir de la capital.

Todo ello sucede cuando la Comunidad de Madrid ha anunciado ya este viernes un nuevo endurecimiento y ha señalado cuáles son las zonas de la región a las que se extienden desde este lunes las restricciones a la movilidad que ya se vienen aplicando en 37 áreas sanitarias y que afectan a 850.000 personas.

Así, partir de este lunes se suman ocho nuevas zonas de barrios de la capital y municipios de la región. Las medidas, como ha explicado el Gobierno regional, van encaminadas a sortear un confinamiento total para frenar la expansión del coronavirus. El cierre íntegro de la Comunidad no está sobre la mesa de Díaz Ayuso. Pero sí del Gobierno central.

Restricciones en ocho zonas más

Las ocho nuevas zonas afectadas por las limitaciones son: Campo de la Paloma (19.142 habitantes) y Rafael Alberti (21.826) en el distrito de Puente de Vallecas, Orcasitas (22.621) en Usera, Vicálvaro-Artilleros (20.517), y García Noblejas (22.963) en Ciudad Lineal. Fuera de la capital son Doctor Trueta (12.596) y Miguel Servet (30.198) en Alcorcón, y Panaderas (37.941) en Fuenlabrada. En total, 167.000 personas más, por lo que el número de afectados por las restricciones en todo Madrid superan ya el millón.
«Hay medidas de carácter general para toda la región, como evitar todo movimiento innecesario. Tanto en las áreas con limitación como en toda la Comunidad», ha advertido el viceconsejero de Salud y Plan Covid-19, Antonio Zapatero.

Además, la Comunidad ha anunciado que ya tiene varios hoteles dispuestos para ser medicalizados en caso de que la situación en los hospitales apunte a una saturación y hagan falta más camas para pacientes Covid. En cuanto al inicio de la campaña de testeo masivo en las zonas afectadas, Zapatero ha señalado que se comenzará a realizar en Puente de Vallecas esta misma semana.

Lo último en España

Últimas noticias