Sánchez dice que vale la pena ser político por “haber salvado la vida a 630 personas” del Aquarius

pedro sánchez
El Aquarius, a su llegada al Puerto de Valencia el pasado junio.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se refiere en su libro 'Manual de resistencia' (Península) a la que considera que fue la primera decisión de su Ejecutivo, la acogida del 'Aquarius'. "A mí, personalmente, el haber salvado la vida a 630 personas hace que piense que vale la pena dedicarse a la política", asegura.

El jefe del Ejecutivo se refiere así a la decisión tomada por él personalmente de acoger en España a 630 migrantes que habían sido rescatados en aguas internacionales por el buque ‘Aquarius’ y al que Italia y Malta denegaron la entrada. Pedro Sánchez hace uso de la definición acuñada por el comisario europeo de Migración, Dimitris Avrampoulos, al definir la medida como “solidaridad real”. “Describe exactamente lo que ocurrió: eran personas reales y nosotros no respondimos con bellas palabras, sino con una decisión real”, sentencia.

Además de un “cuestión humanitaria” a la que había que atender, Sánchez asegura que la medida lanzaba también un mensaje político a nivel europeo porque “estaba en juego la misma esencia de la UE”. “Era una forma de decir a todos nuestros amigos del continente: esto es un asunto europeo y hemos de responder desde la solidaridad de todos los países de la UE. No podemos dejarlo solo en manos de uno, de aquel cuyas fronteras nacionales se ven afectadas”, asegura.

Para el presidente del Gobierno, resulto “emocionante”, “no solo salvar sus vidas y lanzar un mensaje político a Europa”, sino también que el Gobierno se convirtiera en “catalizador de un sentimiento generalizado de la sociedad española, que quería y quiere acoger”. “Una inmensa mayoría de la ciudadanía se sintió reflejada en nuestra decisión”, asegura, al tiempo que define el operativo de acogida como un “esfuerzo colectivo hermoso”, del que excluye a PP y Ciudadanos, a los que afea no sumarse a esta medida.

Sánchez asegura que quisieron evitar que el desembarco se convirtiera en un ‘show’ y confiesa que le “sabe mal” comentarios que identificaban la decisión con un a “acción de marketing”, como también se dijo, según añade, de su decisión de “incluir mujeres en el Gobierno”. “Nos llevó a ser portada del Financial Time por haber formado el primer Gobierno en número de mujeres de la OCDE. No es lo mismo ser portada por la prensa internacional por estas razones que por casos de corrupción o por una crisis como la de Cataluña”, subraya.

En definitiva, considera que el “caso Aquarius” ha cambiado la política europea creando lo que define como el “método Aquarius” y justifica que el Ejecutivo español no hiciera lo mismo con situaciones similares posteriores. “Cuando apenas dos meses después se volvió a plantear un caso parecido con el mismo barco, pudimos decir. Ahora le toca a otro país. Nosotros hemos dado ejemplo, pero esto debe resolverse con la colaboración de todos”, puntualiza.

Además, Sánchez advierte de la necesidad de ser “muy rigurosos” con la inmigración porque, en su opinión, el “auge del nacionalismo y el totalitarismo” que se está experimentando en Europa se alimenta del “miedo a la inmigración.

Últimas noticias