Escándalo en Baleares

El PSOE tildó de “derrape populista sin pies ni cabeza” investigar la tutela de las menores en Mallorca

El PSOE rechazó una petición del Grupo Mixto para investigar la tutela de menores por parte del IMAS. El instituto se encuentra hoy en el centro de la polémica tras conocerse varios casos de explotación en niñas a su cargo

PSOE
Pedro Sánchez, con Francina Armengol.

El escándalo por la prostitución de menores tuteladas en Baleares ha revisado la política del PSOE en relación al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), responsable de la gestión de los centros que acogen a las niñas. Los socialistas, que hacen bandera de su defensa de los derechos de la infancia, consideraron sin embargo que investigar este instituto, nutrido con una ingente cantidad de fondos públicos, era un «derrape populista», una iniciativa «sin pies ni cabeza». Así respondió el PSOE, en concreto, a una proposición del Grupo Mixto para investigar al organismo, dependiente del Consell de Mallorca.

Fue en marzo de 2018, cuando Consuelo Huertas, ex diputada de Podemos -luego en el Grupo Mixto- presentó en el Parlament de Baleares una Proposición No de Ley sobre los servicios de Menores y Familia.

La iniciativa, que pretendía estudiar «propuestas de mejora» para estos servicios, se presentó en medio de la polémica generada por las presuntas irregularidades en la retirada de la tutela de los menores y llegó a la Cámara balear tras varios meses de peticiones para abrir una investigación sobre diez años de expedientes del IMAS, en lo relativo a la adopción, tutela e intervención en el ámbito familiar. Una investigación que, aunque referente a otro asunto, habría permitido en su caso conocer a fondo la situación de los menores tutelados por este instituto.

El PSOE muy crítico

La investigación fue rechazada por todos los grupos, a excepción de Ciudadanos. Durante el agrio debate en el Parlament, el PSOE se mostró especialmente crítico. La socialita Conxa Obrador reprochó a la ex podemita que hablase de «alarma social» por el caso de la retirada de menores. «La alarma social no viene por la retirada de la tutela y de la custodia de niños y niñas, la alarma social viene cuando hay un niño maltratado, abandonado o desamparado», espetó durante el pleno. El PSOE defendió la actuación de los servicios de menores en el caso, acusó a Huertas de dar «credibilidad» a la «existencia de un complot, de una mano negra y de un negocio organizado por el IMAS para robar niños» y de hacerse eco de «falsas denuncias» que «todos hemos sido obligados a escuchar a golpe de megáfono durante mucho tiempo».

La socialista siguió arremetiendo contra la proposición, considerando que se habían generado «dudas sin fundamentos» sobre el servicio de protección de menores y ello, dijo, «es una barbaridad y un despropósito».

El PSOE rechazó además que el Parlament balear pudiese encabezar una investigación porque las competencias en materia de protección de menores corresponderían a los ‘consells’ insulares. «No sé qué pinta aquí la intervención del Govern», aseveró.

«Usted debería defender la profesionalidad de los técnicos que trabajan en la institución y dentro del IMAS, como hizo cuando representaba a los funcionarios del ayuntamiento donde todavía tiene plaza», conluyó la socialista en su intervención, tras destacar que la petición de investigar al instituto no tenía «ni pies ni cabeza» y era «un derrape populista muy peligroso, como todos los populismos».

Podemos, también en contra

Por parte de Podemos también se rechazó la investigación. «No entendemos que esta iniciativa se presente en el Parlamento, ya que el IMAS es un organismo del Consell de Mallorca», opinó la diputada Marta Maicas. La iniciativa, concluyó, «propone cambios que ya se están realizando». «Lo que me preocupa es el planteamiento con el que crea dudas sobre todo el servicio», reprochó a su impulsora.

El rechazo a abrir una investigación sobre el IMAS, ahora en el centro de la polémica, se suma al aparente desconocimiento por parte de las autoridades de la situación real de los menores en los centros de acogida.

Como publica OKDIARIO, el Consell de Mallorca, que preside la socialista Catalina Cladera, sólo reconocía hasta el escándalo, de manera oficial, tres casos de explotación infantil. Ahora, en cambio, ha confirmado al menos 16 casos entre menores que se encontraban bajo la tutela de esta institución. Así consta en la última memoria del IMAS, publicada en 2019 y correspondiente al año anterior.

El escándalo salió a la luz después de que el ‘Diario de Mallorca’ denunciase la existencia de menores acogidas en centros del IMAS que ejercían la prostitución en las calles de Palma a cambio de dinero o drogas. El detonante fue la presunta agresión sexual a una menor que se había escapado de su centro, el pasado diciembre. El caso ha revelado la prostitución de menores tutelados por el IMAS, un secreto a voces desde hace años.

Lo último en España

Últimas noticias