Escándalo en Mallorca

PSOE y Podemos podrán vetar el informe de los expertos sobre las menores prostituidas en Baleares

menores Baleares
La presidenta de Baleares, Francina Armengol.

El PSOE y sus socios podrán vetar el informe de los expertos sobre el escándalo de los abusos sexuales de menores tutelados por la administración autonómica de Baleares.

La izquierda ya logró que el asunto se tratase en una comisión de expertos al rechazar la comisión de investigación en el Parlament que solicitaban los grupos de la oposición para determinar responsabilidades políticas.

Ese órgano no tendrá ninguna capacidad para determinar responsabilidades, y únicamente podrá hacer recomendaciones para mejorar la gestión de los centros de tutela y evitar casos similares. Aún así, según la propuesta de organización y funcionamiento de la comisión -a la que ha tenido acceso OKDIARIO- el PSOE y Podemos podrán vetar incluso las conclusiones.

Así, según la propuesta diseñada por el Consell, el informe de los expertos tendrá que «ser sometido a la aprobación o desestimación por parte del Consejo Rector del IMAS«, el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales, responsable de los centros de tutela.

En ese Consejo -que preside el socialista Javier de Juan, presidente del IMAS- la izquierda es mayoría. De sus 14 miembros, 12 tienen derecho a voto. Entre ellos, cuatro son directores insulares en el Consell de Mallorca (PSOE-Podemos-Més). A ellos se añaden los consejeros electos por cada partido, lo que permite a la izquierda sumar tres votos más. PP, Vox, Ciudadanos y El Pi se quedarían sólo con cuatro.

La comisión de expertos no ha sido aún constituida y ya nace con polémica tras la dimisión, este lunes, del coordinador propuesto por el Consell: Jorge Carlos Fernández del Valle, catedrático de la Universidad de Oviedo que, según publicó Diario de Mallorca, recibió cerca de 60.000 euros del Gobierno de Armengol por poner en marcha los protocolos de protección de menores ahora fracasados.

Tutela del IMAS

Según la propuesta de organización, el IMAS designará al responsable de dirigir los trabajos. Pero, además, la composición de la comisión es afín a la izquierda. El propio IMAS podrá elegir a dos personas pertenecientes a su servicio de menores y familia. Otro miembro procederá de la universidad balear y otro de las entidades que actualmente tienen concierto con la administración. Los partidos de la oposición sólo podrán designar a dos representantes.

La comisión tendrá un plazo de tres meses desde su constitución para presentar al Consejo Rector del IMAS su informe de conclusiones. Analizará las actuaciones del servicio de protección de menores para «establecer propuestas de mejora que permitan combatir de manera más eficaz la realidad social que supone la explotación sexual».

El coordinador, figura en manos del propio IMAS, tendrá un papel determinante en la comisión, ya que será el encargado de «dirigir, moderar y coordinar las reuniones y trabajos para conseguir los objetivos». Los vocales podrán reclamar toda la información que precisen y podrán ejercer un voto particular.

Según la propuesta, la izquierda podrá, además, destituir en cualquier momento a alguno de los miembros de la comisión que considere, previa presentación de un informe elaborado por la propia comisión.

En el Congreso

Mientras, PP y Cs han llevado el escándalo al Congreso, mediante distintas iniciativas.

Los socios del Gobierno socialcomunista han impedido que la Cámara Baja investigue los casos de abusos entre menores tuteladas, al rechazar la proposición de Ciudadanos que incorporaba una comisión de investigación sobre el asunto. Desde el PSOE, se acusó a la oposición de «intentar sembrar dudas» sobre el «compromiso» del PSOE con la infancia y consideraron que la comisión de investigación «obliga a votar en contra» porque «el asunto ya está judicializado». Podemos, por su parte, cargó también contra PP y Cs por «convertir los hechos en una lucha partidista».

La ministra Irene Montero ya cargó este lunes contra el PP-durante su comparecencia en la Comisión de Igualdad- por «utilizar el tema como arma arrojadiza». La pasada semana, el vicepresidente Pablo Iglesias llegó a calificar de «indignos» y «repugnantes» a ‘populares’ y Vox por plantear una comisión de investigación sobre el caso.

El escándalo saltó a la luz tras la violación grupal a una menor tutelada por el Consell de Mallorca, la pasada Nochebuena, por la que fueron detenidos siete varones y una chica. Posteriormente, se conoció que 16 menores que viven en centros tutelados de Baleares habían sido también víctimas de explotación sexual.

Desde el Gobierno balear, que preside la socialista Francina Armengol, se ha derivado el asunto al Consell de Mallorca, también presidido por el PSOE, y se han descartado dimisiones.

Lo último en España

Últimas noticias