El PSOE y Bildu pactan exigencias presupuestarias comunes para cercar al alcalde constitucionalista de Pamplona

enrique-maya-alcalde-pamplona-bildu-amaia-izko-ETA-condena
Enrique Maya, alcalde de Pamplona por Navarra Suma. Foto: EP

El alcalde constitucionalista de Pamplona, Enrique Maya, de Navarra Suma, se enfrenta a todo un boqueo por parte del PSOE-PSN y Bildu. El regidor de la capital navarra ya ha tenido que prorrogar los Presupuestos por la falta de respaldo de los socialistas a sus cuentas, pero ahora se enfrenta a un bloqueo sin fin que amenaza su mandato pese al apoyo inicial de los socialistas.

Buena parte de las exigencias de Bildu en materia de gasto están siendo respaldadas por los socialistas. Desde UPN –formación que se presentó en alianza con el PP y C’s bajo la marca Navarra Suma– señalan que saben que hay un acuerdo cerrado: un pacto entre los hombres de Pedro Sánchez y los proetarras para cerrar el cerco y que Maya no pueda acometer ninguna política económica. El objetivo final: hacer caer a Maya.

El Ayuntamiento de Pamplona ya ha tenido que prorrogar un año más sus Presupuestos. Ya tuvo que hacerlo en 2019. Y ahora se enfrenta a la misma situación a medio y largo plazo, tras reconocer y comprobar que no consigue contar más que con los 13 concejales de Navarra Suma frente a los 14 votos en contra de la oposición.

La causa: la unión de hecho entre PSOE-PSN, los separatistas de Geroa Bai –formación en la que se encuentra inmerso el PNV– y los proetarras de Bildu.

Desde NA+ admiten que se trata de «un no político» por parte de EH Bildu, Geroa Bai y PSOE-PSN. Un “no” que llega de muy arriba: de la presidenta autonómica que gobierna Navarra gracias a los proetarras, la socialista María Chivite, y del propio Gobierno de España, donde Pedro Sánchez se beneficia exactamente del mismo pacto.

Cesiones del PSOE a Bildu y Geroa Bai

El Partido Socialista, de hecho, ya ha cerrado un pacto para imponer el criterio de Bildu y Geroa Bai en decisiones cotidianas –como el desarrollo de los Sanfermines– con el fin de bloquear las decisiones del alcalde de Pamplona, Enrique Maya. Y ello, pese a que el PSN-PSOE permitió gobernar al regidor de Navarra Suma.

¿Por qué, entonces, apoyaron los socialistas a Maya tras las elecciones del 26-M? La jugada del PSOE consistió en pactar la gobernabilidad de Navarra con los separatistas de Geroa Bai y los proetarras de EH Bildu. Pero el partido de Pedro Sánchez aseguró entonces que no mantenía ninguna alianza estable con esas formaciones contrarias al constitucionalismo y la unidad de España. Para demostrarlo, los socialistas esgrimieron que apoyaban un Gobierno municipal de Navarra Suma en la capital foral, Pamplona. Sin embargo, la realidad es que el PSN-PSOE no tenía ninguna intención de permitir que el edil de NA+ gobernara.

El PSN de Pamplona ha dejado ya claro su respaldo a una declaración conjunta con EH Bildu y Geroa Bai para rechazar los planes de Enrique Maya para despolitizar los Sanfermines y modificar en consecuencia el lanzamiento del chupinazo.

El PSN ha rechazado esos planes, tal y como ha publicado OKDIARIO, y ha anunciado su respaldo a proetarras y separatistas porque «con esta actitud se comprueba que a Maya no le gusta la participación y que es capaz de hacer propuestas unilaterales incluso en un tema de tanta sensibilidad para Pamplona». 2Esperábamos que con la entrada de año su forma de actuar cambiaría, pero no ha sido así», según las palabras de los socialistas.

Lo último en España

Últimas noticias