El PP lleva a antiblanqueo los pagos a Podemos a través de CEPS desvelados por OKDIARIO

Ximo Puig Podemos CEPS
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta primera, Mónica Oltra, y el vicepresidente segundo, Rubén Dalmau (i). (Foto: Efe)

El Partido Popular ha tomado nota de todas las exclusivas alumbradas en las últimas fechas por OKDIARIO en materia de pagos a Pablo Iglesias y demás miembros de Podemos procedentes de narcodictaduras y tramitadas a través de la Fundación CEPS. Y los ‘populares’ llevarán el asunto a antiblanqueo para que compruebe la llegada y el destino de unos fondos que, sólo bajo la etapa de máximo protagonismo de Pablo Iglesias en la citada organización, se elevaron hasta los 1,36 millones procedentes de Venezuela y más de 360.000 euros pagados por Ecuador.

El PP valenciano remitirá la información al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC). Y es que, fuentes de los ‘populares’ señalan que los indicios de ilegalidad son excesivos.

Hay que recordar que más de 4,1 millones de euros llegaron a las arcas de CEPS procedentes de Venezuela durante los años en los que el actual vicepresidente valenciano, Rubén Martínez Dalmau, era el hombre clave de esta fundación ligada a Podemos. En su equipo se encontraban Pablo Iglesias y Antonio de Cabo de la Vega. Y este segundo protagonista, además, figura como “titular” en el documento de pago en ventanilla de una deuda de CEPS abonada hace un año y que se realizó por medio del pago de 21.618,70 euros, tal y como ha publicado OKDIARIO.

El abono por medio de “carta de pago” se efectuó el 20 de septiembre del pasado año. Se pagó en una ventanilla de una sucursal del Banco Santander de la Calle Gran Vía de Madrid, sin que se comunicase el autor del pago. La Conselleria de Participación y Transparencia de la Comunidad Valenciana, de hecho, esgrimió esta circunstancia para no desvelar quién abonó los 21.618.70 euros que CEPS.

El documento, sin embargo, deja claro que el titular del pago de Antonio de Cabo de la Vega, uno de los ocho compañeros de Pablo Iglesias en el Consejo Ejecutivo de CEPS en los años en los que lograban 1,36 millones de euros de Venezuela y más de 360.000 euros de Ecuador.

Toda la historia procede de una subvención concedida a CEPS en 2010. La ayuda se le adjudicó para un proyecto de ‘Gènere i democracia en América Latina’. En 2015, fue la propia administración autonómica la que consideró que la subvención no se había justificado debidamente, motivo por el que se solicitó la devolución de la totalidad de la ayuda: el importe ascendía a 25.335 euros.

Las alegaciones de la Fundación CEPS hicieron que el importe a devolver se redujera hasta la cantidad de 15.625,96 euros. Todo ello, con la inestimable ayuda de la ahora directora de relaciones institucionales de la Vicepresidencia Segunda de la Generalitat Valenciana, Adoración Guamán Hernández.

Al final, la cifra acabó elevándose hasta los 21.618,70 euros debido a los intereses de demora generados por la dificultad que tuvo la Generalitat para comunicar el procedimiento a CEPS y cobrar la cuantía. Y es que la Fundación entró en proceso de disolución en 2016.

La documentación aclara que el abono se realizó mediante una carta de pago, recogida el 29 de julio de 2019 en la conselleria por Isabel Luján Gimeno, en calidad de ‘patrona de la Fundación CEPS’.

En mayo de 2019, el presidente de esa entidad, Antonio de Cabo de la Vega, presentó un recurso de reposición a la Dirección General de Cooperación, exigiendo la suspensión del pago. La Conselleria rechazó en junio esta petición.

CEPS y las narcodictaduras

Todo ello sucede en un contexto en el que este diario ha desvelado que la Fundación CEPS, principal impulsora de Podemos, logró convertirse en una gran captadora de fondos de narcodictaduras. Sólo de la venezolana recibió entre los años 2004 y 2013 un total de 4,196 millones de euros, según las propias cuentas de CEPS, a las que ha tenido acceso OKDIARIO.

Durante esa etapa hubo una figura primordial, al margen del periodo en el que el propio Pablo Iglesias formó parte del Consejo Ejecutivo. Se trata de Rubén Martínez Dalmau, podemita y actual vicepresidente segundo del Gobierno de la Comunidad Valenciana que encabeza el socialista Ximo Puig. Él llegó a ser presidente del patronato de la Fundación y miembro casi eterno del Consejo Ejecutivo. Y, tal y como señala la documentación de CEPS, todos los que tomaban parte en las actividades, eran “beneficiarios” de los fondos.

No se trata, además, del único bastión valenciano en la estructura de CEPS, ni mucho menos. De hecho, tampoco se trata del único cargo aupado por Podemos al Gobierno valenciano y con estrecha vinculación a CEPS y a la captación de fondos millonarios.

CEPS captaba fondos de dictaduras y convertía en “beneficiarios” de esos fondos a quienes intervenían en los supuestos trabajos de investigación y asesoría a regímenes políticos populistas, especialmente en el continente americano. El actual vicepresidente del Gobierno era en los años 2008 y 2009 miembro destacado del Consejo Ejecutivo de la Fundación. Era nada menos que el responsable del área de Investigación. Pero el listado de beneficiarios era largo. Y con profundo acento valenciano.

En total, el Consejo Ejecutivo estaba compuesto por nueve personas en la etapa de máximo protagonismo de Pablo Iglesias. Sus compañeros eran Rubén Martínez Dalmau -vicepresidente segundo del Gobierno de la Comunidad Valenciana en estos momentos-; Alberto Montero Soler -hasta hace cuatro años diputado nacional de Podemos y el profesor de la Universidad de Málaga que contrató a Errejón para estudiar la vivienda en Andalucía sin moverse de Madrid-; Adoración Guamán Hernández -recién aupada a directora general de Coordinación Institucional por Martínez Dalmau-; Fabiola Meco Tébar -diputada autonómica de Podemos-; Antonio de Cabo de la Vega -profesor de la Complutense ligado a la corriente de Carolina Bescansa y muy cercano a Gerardo Pisarello-; Roberto Viciano Pastor -impulsor de CEPS y de todo lo que ha rodeado a Podemos-; José Manuel de Pablos e Isabel Luján Gimeno, igualmente del entorno de Podemos.

Todos ellos podían acogerse al punto que determinaba que aquello que intervenían en las labores eran “beneficiarios” de la Fundación.
Martínez Dalmau, además, ha sido vicepresidente del patronato de la Fundación CEPS y de su Consejo Ejecutivo hasta 2007. A partir de 2008 ocupó los cargos de presidente tanto del patronato como del Comité Ejecutivo de CEPS.

Lo último en España

Últimas noticias