El PP comienza la batalla por la silla: ex secretarios de Estado expulsarán a actuales cargos del partido

Bildu
El ex secretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto. (Foto: EFE)

Este martes en la Ejecutiva nacional se desatará una batalla interna por ver quién ocupa los cargos directivos actuales del partido. Será uno de los puntos que se debatan en la reunión de los populares. Lo que está claro es que las sillas y los cargos no crecen por el hecho de perder el Gobierno y, por lo tanto, ahora no caben todos. Y, como se suele decir, el pez grande se come al chico.

Por eso, varios ex secretarios de Estado cuentan con todas las papeletas para quedarse. Secretarios de Estado como Mario Garcés (Servicios Sociales), José Antonio Nieto (Seguridad) o Tomás Burgos (Seguridad Social). Pero su acogida en el partido supondrá, por obligación, el desalojo de alguno de los ocupantes de cargo actuales.

Saldrán 1.153 asesores y altos cargos

No se tratará del único movimiento traumático. Y es que el terremoto de la pérdida de Gobierno por el PP está suponiendo la salida de sus cargos de nada menos que 1.153 asesores y altos cargos del Ejecutivo.

La cifra no aparece reflejada como tal en el Portal de Transparencia del Gobierno, pero sí puede encontrarse en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018. Unas cuentas que acaban de pasar el filtro del Congreso y que ahora se encuentran en tramitación parlamentaria en el Senado.

En libro verde de personal de los PGE de 2018 se detalla que son 379 los altos cargos del Gobierno y 774 los contratados como personal eventual. La mayoría de estos últimos, en concreto 411, pertenecen al “subgrupo A1 y titulados superiores”. Los primeros relevos se están produciendo ya y se extenderán durante las próximas semanas. Y algunos de ellos se intentarán recolocar.

Del área económica del Gobierno, por ejemplo, han salido ya nombres importantes como el de la directora de la Oficia Económica de Presidencia (OEP) del Gobierno, Eva Valle, que ha estado en las quinielas para ser gobernadora del Banco de España; o su marido, Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos y hermano de Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital y anterior director de la OEP. Pero no serán los únicos nombres que protagonizarán episodios sonados estos próximos días.

Porque, incluso en las estructuras del propio partido habrá terremoto tras lo ocurrido. Porque, Por ejemplo, dos cargos cuya relación no es precisamente excepcional –María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez Maíllo– tendrán que dejar clara su nueva forma de relacionarse en medio de esta lluvia de personas con destino al partido. Y quien ha ganado poder en el PP es De Cospedal.

Lo último en España