Feminismo comunista

Podemos quiere llevar al Código Penal la "responsabilidad de toda la sociedad" en las violaciones

Podemos
Podemos quiere reformar el Código Penal para recoger la responsabilidad de toda la sociedad en las violaciones

La proposición de ley recoge que las violencias sexuales no son una cuestión individual

La formación de Pablo Iglesias plantea penalizar como nuevo delito "las violaciones grupales"

Podemos quiere llevar al Código Penal la "responsabilidad de toda la sociedad" en las violencias sexuales y violaciones. La Ley para la Protección Integral de la Libertad Sexual y para la erradicación de las violencias sexuales presentada en el Congreso de los Diputados parte de la idea de que “las violencias sexuales no son una cuestión individual, sino social” y que no se trata de un problema puntual atribuible a quienes las cometan “sino estructural”.

Así lo recoge la propia Exposición de Motivos de la norma presentada por la formación de Pablo Iglesias para su estudio y debate parlamentario. Dicha ley, además, en el caso de ser aprobada, modificaría “el Código Penal para eliminar la distinción entre agresión y abuso sexual” de forma que pasaría a ser considerado “delito de agresión sexual toda violencia sexual física no consentida, con tipos atenuados o agravados en función de los supuestos concretos”.

Podemos afirma en el desarrollo de su propuesta que los comportamientos sexuales constitutivos de violación al mismo tiempo que infringen un “daño individual sobre la persona agredida” repercuten además “de forma colectiva: sobre el conjunto de las mujeres, que reciben un mensaje de inseguridad y dominación radicado en el género, y sobre toda la sociedad, en la reafirmación de un orden patriarcal”. Y es que, continúa, para Podemos las “violencias sexuales” son un “mecanismo político de dominación”.

Podemos defiende que las “violencias sexuales” son un “mecanismo político de dominación”

Tras la sentencia de ‘La Manada’, desde la formación morada ya se planteó la modificación del Código Penal para “definir y acreditar la falta de consentimiento en este tipo de delitos” de violencia sexual. Extremo que ahora concreta en la redacción de esta norma cuyo trámite legislativo ha formalizado en sede parlamentaria.

Las críticas desde el ámbito jurídico no se han hecho esperar y son varios los expertos consultados por OKDIARIO que advierten sobre los peligros de reemplazar los tipos actuales que distinguen entre abuso sexual y agresión sexual -en función del mayor o menor grado de violencia empleada en la ejecución de los mismos- y crear una única figura para todos ellos sin distinción.

Los juristas inciden, además, en la gravedad de alterar la responsabilidad individual en los delitos sexuales bajo nuevos tipos como la “agresión sexual colectiva”. Así, aseguran, en el caso de las ‘violaciones grupales’ se minimizarán las consecuencias para los violadores cuando la aportación singular de alguno de los intervinientes, haya tenido escasa relevancia.

Los juristas avisan de la alteración la responsabilidad individual en los delitos sexuales bajo nuevos tipos como la “agresión sexual colectiva”

Al final -reflexionan-, las penas resultantes se verán rebajadas en base a la naturaleza personal e intransferible de la culpa, cuestión que no se produce ahora en ningún caso, ya que la valoración individual de la responsabilidad permite atribuir a cada uno de ellos una culpa perfectamente determinada y ponderada.

Sentencias populares

El propio Ejecutivo de Sánchez consideraba, ya hace unos meses, que existe un problema de fondo con cierta tipología de delitos -especialmente los que atentan contra la libertad sexual- y un debate social sobre la necesidad de acometer ciertas reformas legislativas que exigen la aplicación de las mismas con “perspectiva de género” para cumplir con los estándares de igualdad del actual Gobierno “feminista”.

La titular de la cartera confirmó entonces que encargaría a un “grupo de expertas” una relectura desde una visión sobre género de la propuesta de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Lo último en España