Podemos, ERC y Bildu retiran su enmienda ‘antidesahucios’ tras lograr su aprobación por decretazo

Los separatistas, los proetarras y la ultraizquierda han doblegado completamente al Partido Socialista. Han pactado con ellos su apoyo a los Presupuestos a cambio de diferentes cesiones a Cataluña y el País Vasco y, además, también han tenido que ceder con los desahucios.

Pablo Iglesias ha vuelto a vencer frente a Pedro Sánchez. El vicepresidente del Gobierno anunció la semana pasada que el Gobierno iba a presentar en unos días una medida para ampliar la prohibición de los desahucios, tal y como reclamaban Podemos, ERC y Bildu con su enmienda a los Presupuestos.

Finalmente se aprobará por decretazo, por lo que hoy las tres formaciones de ultraizquierda han retirado su enmienda con la que pretendían prohibir los desahucios sin alternativa habitacional y los cortes de suministros básicos, por lo que no se votará en el Pleno del Congreso en la recta final de la tramitación de las nuevas cuentas.

Los proetarras de Bildu, los separatistas de ERC y los socios de Gobierno de Pedro Sánchez de Podemos han alcanzado un acuerdo para que todas sus exigencias por las que presentaban la enmienda sean aprobadas a través de un decreto ley del Gobierno «que trabaja en esa dirección».

Podemos se congratula de la medida. Defiende que a través del decretazo es más eficaz ya que un decreto ley permite que entre en vigor de forma inmediata mientras que si se hubiera tramitado a través de los Presupuestos Generales del Estado sólo podría empezar a aplicarse a partir del 1 de enero.

Ya lo adelantó Iglesias

El vicepresidente segundo ya aseguró en la Comisión Mixta del Congreso para la Coordinación y Seguimiento de la Estrategia Española para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la semana pasada que «a veces la discrepancia y las diferencias conllevan medidas positivas para la gente y esto es algo que hay que poner en valor».

Con esas palabras el podemita anunciaba que su departamento ya estaba trabajando con el del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, por su competencia en Vivienda, para impulsar esta normativa que pretenden que esté lista en los próximos días, a más tardar en dos semanas.

Iglesias se imponía así al criterio de Sánchez, como ha hecho en multitud de ocasiones desde que es vicepresidente del Gobierno socialcomunista. El podemita convenció así al presidente que se comprometió a buscar una fórmula para extender hasta que durase el estado de alarma la medida ahora vigente hasta el 31 de enero, que impide echar a la calle a personas que estén en situación de vulnerabilidad como consecuencia de la crisis de la covid.

Iglesias explicaba durante la comisión que desde su departamento se sigue trabajando «para acabar con todos los desahucios durante esta emergencia» y reconocía que se están produciendo lanzamientos, nombre jurídico con el que se conocen a los desahucios, durante esta segunda ola de pandemia.

El vicepresidente confesaba que el actual decreto que regula esta medida «no tiene capacidad de frenar» todos los desahucios y que es por esto que el Gobierno prepara una medida para «evitar los desahucios sin alternativas habitacionales de las personas vulnerables». «Espero que no tardemos más de dos semanas», ha señalado.

Rechazada en comisión

La enmienda no tenía mucho recorrido. Los letrados ya alertaron de que era «inconstitucional» ya que no cumplía con los parámetros del Tribunal Constitucional, el propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos, puso en duda el encaje de la enmienda en los Presupuestos y finalmente fue rechazada comisión.

El propio PSOE, partido que gobierna junto a Podemos, junto a Ciudadanos y el PNV y la abstención del PP rechazaron la enmienda en comisión.

 

 

Por otro lado, Podemos, ERC y Bildu pretendían ampliar la moratoria de desahucios en el alquiler vigente a todo supuesto. En este caso, el PSOE votó en contra junto a Ciudadanos y PNV, mientras que PP, PDeCAT y Coalición Canaria han optado por abstenerse. El ‘tripartito’ de nuevo caía derrotado. Esta enmienda, rechazada en comisión también ha sido retirada.

La propuesta venía a ampliar los supuestos de vulnerabilidad ya contemplados en la vigente moratoria, limitada a casos provocados por la pandemia de Covid-19, y extenderla más allá del 31 de enero, hasta al menos el 31 de diciembre de 2022, así como el corte de suministros básicos de agua, luz y gas.

Lo último en España

Últimas noticias