Madrid Central

Piquetes de Greenpeace coaccionan a los conductores y cortan la calle Alcalá para defender Madrid Central

Este lunes y hasta septiembre comienza la moratoria de multas de Madrid Central

Manifestantes de Greenpeace han bloqueado este lunes la calle Alcalá a la altura de la plaza de Cibeles para impedir el acceso de coches privados y mostrar así su apoyo a la zona Madrid Central en su primer día de moratoria de multas.

Una decena de activistas se han plantado en la calzada de la céntrica calle para impedir el paso a todos los vehículos privados. Los autobuses municipales y los taxis sí han podido pasar como se aprecia en las imágenes que han distribuido en redes sociales

A los pocos minutos de iniciar la protesta han llegado efectivos de la Policía Municipal que ha procedido a identificar a los manifestantes. Estos activistas han lucido pancartas con lemas como: Madrid Central funciona, No más coches, 38.000 muertes al año por contaminación, etc. También han colocado pancartas con el logo de Madrid Central en el suelo.

Además, una parte de los participantes de la protesta se han sentado de piernas cruzadas en la calzada y han formado una cadena humana para impedir la entrada de los coches.

Estos piquetes se reproducirán también en otras calles de la capital durante este lunes. Tal como ha anunciado la plataforma a favor de Madrid Central, a las 10 de la mañana y a las 7 de la tarde habrá bloqueos en los accesos de: la Plaza de Cibeles, la calle Atocha, la Plaza de Embajadores, la Puerta de Toledo y la Plaza de España con Gran Vía.

En el texto que han difundido argumentan: «El lunes 1 de julio os pedimos que acudáis con vuestras pancartas, pegatinas, carteles, etc. a alguno de estos cinco lugares. Haremos piquetes informativos para informar a conductores y conductoras. Aunque el alcalde sea un irresponsable, pediremos a la gente que sea responsable y deje el coche en casa».

Estos convocantes esgrimen que «entre todas esta batalla la vamos a ganar, sí a Madrid Central, sí a una ciudad para la gente, no para los coches». Se trata de unos lemas que ya han coreado en una manifestación este domingo por las calles de la capital.

Por su parte, el equipo de Gobierno local mostró su absoluto respeto a la manifestación, si bien recordó que «el 26 de mayo la mayoría de los madrileños optó en las urnas por opciones de centro-derecha que defienden que Madrid Central así no funciona». 

El equipo de José Luis Martínez-Almeida defiende que «será fiel a sus compromisos de investidura y seguirá reuniéndose con todos, tanto los que están a favor de Madrid Central como los que están en contra, para escucharles, proponerles y encontrar así un modelo alternativo mejor que sea construido entre todos».

Recuerdan que durante los meses de moratoria se llevará a cabo una auditoría de los sistemas de control de acceso, ya que hasta ahora 8 de cada 10 multas se había puesto de manera errónea. Asimismo, el equipo de Gobierno considera que el coche no es la única causa de la contaminación, por lo que su objetivo es abordar todos los factores que la producen.

Lo último en España

Últimas noticias