Crisis del coronavirus

Seguridad Nacional alertó en junio sobre el aviso de la OMS de «alto riesgo» de rebrotes

Seguridad Nacional

El Departamento de Seguridad Nacional, que depende orgánicamente de Presidencia del Gobierno, recogió en su informe del 18 de junio el «alto riesgo» de rebrotes de coronavirus. Pese a las alertas previas, los nuevos contagios crecen desde hace semanas, ante la pasividad del Gobierno de Pedro Sánchez, que opta por derivar las responsabilidades de la gestión a las comunidades autónomas.

Así se exponía, en concreto, en el documento diario ‘Coronavirus (Covid-19). Situación actual’. Una ficha que sirve de resumen sobre el estado de la pandemia en España y el resto del mundo. En el apunte, con conocimiento por parte de Presidencia del Gobierno, se señalan diariamente las alertas y recomendaciones de organismos internacionales, así como las actuaciones de determinados países que se consideran destacadas en la lucha contra el virus.

Por entonces, el Gobierno español mantenía el estado de alarma, que expiró el 21 de junio. A partir de ese momento, las comunidades autónomas afrontaron la gestión de la pandemia, mientras el Ejecutivo se limitó a señalar un conjunto de directrices, muy genéricas, en un protocolo: el ‘Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por Covid-19’.

Seguridad Nacional se hacía eco en su informe del 18 de junio del aviso lanzado por el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Henri P. Kluge. «Ha señalado -recogía el Departamento- que todos los países europeos siguen teniendo un ‘alto riesgo’ de contagios de la Covid-19 e insta a las autoridades sanitarias, especialmente en los países que comienzan a recuperar la normalidad tras las medidas impuestas para contener la transmisión del virus, que inviertan en sistemas de vigilancia, test y rastreos de contactos para evitar nuevos colapsos en los sistemas sanitarios, caso de producirse una segunda oleada».

A continuación, Seguridad Nacional  destacaba el ejemplo de Alemania, donde un brote vinculado a un matadero y una empresa cárnica de la ciudad de Gütersloh, en Renania del Norte‑Westfalia, había dejado hasta el momento 657 nuevos casos positivos, «por lo que las autoridades han decidido poner en cuarentena a unas 7.000 personas, así como a decretar el cierre de escuelas y guarderías».

Ineficaz gestión

El Gobierno de Pedro Sánchez, en cambio, sigue a día de hoy ignorando la magnitud de la pandemia y opta por rebajar el nivel de alerta. El mensaje que se emite es de tranquilidad, con argumentos tan sorprendentes como que «hay rebrotes porque tiene que haberlos», como esgrimió la vicepresidenta social Carmen Calvo.

El Ejecutivo ha desoído sistemáticamente los avisos de los organismos internacionales, como ha venido publicando este periódico. Sin ir más lejos, hizo caso omiso al distanciamiento social que la OMS ya recomendó en enero. Pero también ha ignorado los informes de Seguridad Nacional. Como publicó OKDIARIO, hasta en tres ocasiones antes del 8-M el departamento avisó de que otros países europeos cancelaban eventos masivos por la expansión del virus.

El responsable para Europa de esta organización avisaba también entonces sobre el riesgo en la reapertura de las escuelas, una situación que España deberá afrontar en unas semanas, aún sin un plan concreto. Pedro Sánchez prevé abordarlo en una Conferencia de Presidentes a finales de agosto.

«Se ha disparado una advertencia: la reapertura de las escuelas en algunos países ha dado como resultado ‘llamaradas’ locales en la cantidad de casos; debemos ser diligentes y levantar las restricciones con cuidado», avisó Kluge.

España registra hasta el momento 361 brotes activos, que han provocado más de 4.000 contagios. La principal preocupación se centra en Aragón, Cataluña, Navarra y País Vasco. El departamento de Salud de la Generalitat ha informado este miércoles de 969 casos más en sólo 24 horas.

Los brotes en esta comunidad han evidenciado la ineficacia de la gestión del presidente separatista, Quim Torra. Pese a la situación, la comunidad tiene una cifra de realización de pruebas inferior a otras regiones. Torra ha avisado de que la situación es «demasiado crítica» y que Cataluña está «ante los diez días más importantes» para saber si la pandemia alcanzará los niveles de marzo o no.

En otras comunidades se han reforzado ya las medidas para hacer frente a la pandemia. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, ha decretado el uso obligatorio de la mascarilla también en espacios al aire libre, incluidas las terrazas. La región que preside Isabel Díaz Ayuso ha reaccionado tras detectar 11 rebrotes, aunque los datos siguen estando muy por debajo de otras comunidades. Además, se limitará el aforo de las terrazas a grupos de un máximo de 10 personas y los establecimientos de ocio deberán cerrar a la una y media de la madrugada. Dos pabellones de Ifema estarán disponibles para trasladar a contagiados.

Entre tanto, el Gobierno de Pedro Sánchez opta por el inmovilismo. Al Ejecutivo corresponde, por ejemplo, controlar la entrada de infectados a través de los aeropuertos, o por la llegada de inmigrantes a las costas. Dos situaciones en las que se ha confirmado su ineficacia.

Lo último en España

Últimas noticias