Moción de censura

Sánchez presiona a Casado: «Le pido formalmente que vote ‘no’ a esta moción de censura»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido «formalmente» al líder del PP, Pablo Casado, «que no apoye esta moción de censura» de Vox. El jefe del Ejecutivo ha centrado parte de su discurso de respuesta a Santiago Abascal en atacar al líder del PP por «el desprecio constitucional» al no querer renovar el Consejo General del Poder Judicial. El presidente le ha pedido que «aproveche para diferenciar la derecha de la ultraderecha». El socialista avisa a Casado de que su actitud demuestra «extrema debilidad» y que Vox «siempre le pedirá más».

Sánchez, que ha pedido al Congreso «no dejarnos arrastrar por la actitud del candidato», ha acusado a Abascal de odiar a España con «furia y choque». El socialista le ha espetado que «necesitamos unidad, pero usted odia España tal como es, porque a un patriota no le sobran la mitad de los españoles, no puede odiar a sus compatriotas». Sánchez ha opinado que «lo que hace es amar la España tenebrosa de Torquemada».

El jefe del Ejecutivo ha reprochado a Abascal su actitud con acusaciones de dividir a la sociedad y alentar la crispación. Lamenta que «no ha traído planes, solo odio y cólera» a la vez que ha asegurado que «no ha habido ninguna propuesta en su intervención, más allá del insulto y el tono bronco».

El líder socialista ha advertido a Vox que «no vamos a entrar en ninguna de sus provocaciones a lo largo de la moción de censura aunque usted y su portavoz lo han intentado». «Este país siempre ha defendido futuro, no el pasado, qué es lo que ha representado usted aquí en esta tribuna» ha añadido el presidente.

El secretario general socialista ha avisado a Abascal de que «ha medido mal sus fuerzas y las reglas de la democracia, utilizando el Congreso como un gran plató de televisión para su lucimiento». Sánchez le ha espetado que «no ha tenido en cuenta la fuerza de la democracia» porque «en esta Cámara está representada la España real». Y le ha acusado de «un despliegue de propaganda dirigido a sembrar la discordia, el odio entre españoles».

Durante su intervención, el presidente del Gobierno ha afirmado que «quieren dividirnos, enfrentarnos». Según él, «está es la razón última de su moción de censura». Ha lamentado que, por las palabras de Abascal, parece que el Gabinete que él lidera es «peor que el dictador Francisco Franco, que el Gobierno que encarceló y ejecutó a miles de españoles tras la guerra civil o que él adoctrinó en el credo fascista a miles de jóvenes o encarceló a homosexuales por el mero hecho de serlo».

En un alegato de defensa de la herramienta de la moción de censura, con la que llegó él mismo al poder tras desbancar a Mariano Rajoy y que cataloga de «un procedimiento constitucional y legítimo», el jefe del Ejecutivo ha lamentado que «esta moción es de todo menos constructiva». Ha acusado a Abascal de defender su candidatura sin intención de ganar la moción.

El presidente del Gobierno ha reprochado a Vox el retraso entre el anuncio de la moción de censura, el registro y el debate. Sánchez ha afeado a Santiago Abascal que «por ausencia de candidatos ha tenido que defender la moción de censura usted», ya que «no consiguieron ningún candidato independiente como anunciaron».

Pedro Sánchez también ha aseverado, ante las críticas del candidato de Vox, que el objetivo debe ser «afianzar y fortalecer la Unión Europea» y la federalización «denostada por la ultraderecha». El socialista ha llamado a defender el «pilar social, la política exterior, la seguridad común y económica» de la UE.

El presidente, que durante toda la pandemia ha apelado a la unidad y al diálogo, se ha dirigido a Abascal asegurando que «no me parece idea más noble o patriótica que legar a nuestros hijos un país en concordia». «En ello trabajará este Gobierno durante los próximos años» ha afirmado. Sánchez ha defendido «el avance de nuevos derechos y libertades» para garantizar una vida en libertad y una muerte digna».

El líder socialista también ha defendido que «fue un Gobierno socialista quién derrotó definitivamente a ETA», el día después del noveno aniversario del cese de la lucha armada. Sus palabras han provocado el enfado de la diputada popular Teresa Jiménez Becerril, víctima de los etarras, que le ha reprochado «es mentira» que fuera el PSOE quien acabase con ETA.

Defiende su gestión de la pandemia

El jefe del Ejecutivo ha defendido la gestión de su Gobierno de la pandemia del coronavirus, una de las principales críticas de Santiago Abascal durante su intervención y el motivo de la presentación de esta moción de censura, defendiendo que «nos ha permitido avanzar sin dejar a nadie atrás».

Dice Pedro Sánchez que «continuaremos defendiendo el sistema autonómico» a la vez que ha aplaudido «el enorme esfuerzo de los gobiernos autonómicos con sus sistemas sanitarios para defender la salud de la gente». Sin embargo, el socialista, apunta que «la pandemia hace mucho más urgente resolver otras crisis que nos debilitan como país».

Lo último en España

Últimas noticias