Sánchez ni pensó en la UME: sólo la activó tras la llamada de Ayuso el viernes a las 22.00 h.

Defensa siempre ha propuesto desde el primer instante la posibilidad de utilizar este cuerpo militar en emergencias

Filomena UME
Miembros de la Unidad Militar de Emergecias en la sede de Telefónica en Madrid, tras el paso del temporal Filomena

El PSOE no ha tardado en filtrar críticas contra la Comunidad de Madrid por la solicitud de activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) el viernes a las 22.00 horas tras la llegada de Filomena. Pero lo cierto es que esa llamada de socorro fue precisamente la que propició la activación de esta unidad militar a todos los efectos: porque Pedro Sánchez ni lo propuso, ni lo barajó hasta ese momento. Y todo ello, pese a que Defensa siempre ha propuesto desde el primer instante la posibilidad de utilizar este cuerpo militar en emergencias como la borrasca Filomena.

La intervención de la UME ha sido providencial frente al temporal Filomena de nieve y frío. Pero esa suerte no llegó por vía de Pedro Sánchez: llegó tras la solicitud por parte de Isabel Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

La petición de auxilio a la UME se realizó el viernes noche, cuando Filomena se hizo patente con la primera nevada. Hacia las 22.00 horas. La tormenta de nieve había comenzado hacía ya horas y a esas alturas se apreciaba ya que la previsión de 20 centímetros de nieve se quedaba totalmente corta.

Los dos mandos del PP en los Gobiernos regional y local vieron de inmediato la necesidad de solicitar una ayuda extra al Ejército y transmitieron la solicitud. De hecho, el uso de los militares de la UME en el protocolo general de posibles emergencias de invierno estaba determinado ya desde el pasado 4 de enero en la Comunidad de Madrid. Es más, desde el primer instante, la predisposición del Ministerio de Defensa y de su ministra, Margarita Robles, al uso de este cuerpo en labores de rescate y emergencias o catástrofes naturales, ha sido absoluta.

Pero la falta de reacción de Sánchez volvió a marcar la agenda de aquella noche. Hay que recordar que la activación de la UME ha sido decisiva a la hora de evitar males mayores, pero no sólo en las infraestructuras o espacios competencia de la Comunidad de Madrid o del Ayuntamiento de la capital de España. Algunas de las grandes vías de tráfico rodado que permiten la circulación habitual por la región de Madrid son competencia del Estado. Y, pese a ello, la iniciativa no surgió en ningún momento de Pedro Sánchez.

Es más, desde la propia UME no han tardado en surgir las críticas por la decisión de no emplear sus recursos totales. Mientras en toda España les llueven elogios a los militares de la Unidad Militar de Emergencias y al Ejército de Tierra por su participación en el dispositivo para aliviar la situación tras el paso de las nevadas de la borrasca Filomena, entre los militares desplegados no han tardado en deslizar una crítica obvia hacia el Gobierno a causa de los detalles de su activación. «Podríamos haber hecho más», explican, alegando que disponían de más medios y mucho más personal que podría haber acelerado las labores de rescate y ayuda. Creen que la orden de despliegue por parte del Gobierno llegó tarde, «cuando no quedaba otra opción» que activarlos. Defienden que estaban listos para actuar mucho antes, y que los resultados hubiesen sido diferentes.

A algunos de los militares desplegados estos días ante el temporal Filomena les ha quedado la sensación de ser el ‘segundo plato’, de que el Gobierno sólo utiliza este recurso cuando las cosas ya tienen difícil solución. Cuando son el último de todos los recursos posibles, como si hubiera una predisposición en contra de usar el Ejército.

Primeras unidades de la UME

Las primeras unidades de la UME en salir a bordo de sus vehículos y quitanieves no recibieron la orden de hacerlo hasta el sábado por la tarde, cuando la nieve ya colapsaba la Comunidad de Madrid y había 1.500 conductores atrapados. Su trabajo aún continuaba este pasado lunes por la tarde, 48 después de comenzar la operación.

Según han explicado fuentes militares a OKDIARIO, el Gobierno les comunicó -a través del Ministerio de Defensa- el mismo sábado que serían activados en horas. Sin embargo, en la base del Primer Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM I), con sede en la base aérea de Torrejón de Ardoz, llevaban ya días preparándose para una misión que sabían inevitable. Es más, la solicitud de la Comunidad de Madrid había llegado muchos antes.

«El miércoles, día de Reyes, ya estaban los compañeros poniendo a punto las máquinas y los vehículos. La gente no hizo planes para el fin de semana. Teníamos orden de tenerlo todo listo porque era inminente la orden de servicio. Sabíamos lo que venía», han indicado a OKDIARIO militares que participaron en estas labores de rescate en la Comunidad de Madrid. En cambio, explican, el Gobierno actuó «más de forma reactiva que proactiva» en su activación de la UME. Según valoran, el protocolo de actuación ha sido clave para restar eficacia a su tarea. «Se alargó durante horas o días lo inevitable, si nos hubiesen sacado antes otro gallo cantaría. Podríamos haber hecho mucho más», lamentan.

Además, aseguran que el dispositivo de la Unidad fue amplio, involucrando, según cifras de Defensa, a más de 800 efectivos de emergencias. Sin embargo, advierten, en una situación tan extrema como la vivida con Filomena, con una ciudad y una región colapsadas, el tráfico ferroviario cerrado, hospitales con accesos bloqueados y la actividad del aeropuerto paralizado, se pudieron activar más efectivos.

«Las máquinas salieron todas las que estaban disponibles, y vinieron de otros sitios también. Pero efectivos somos más de 3.500 a nivel nacional. Salimos a la calle poco más de un 20% aproximadamente. Que no quiere decir que tengamos que salir todos, porque hay compañeros por ejemplo que están especializados en cosas muy distintas. Pero manos no hubieran sobrado», han apuntado a este diario.

Lo último en España

Últimas noticias