Temporal de nieve

La UME se desplegará esta tarde en las calles de Madrid tras la llamada de auxilio de Almeida

La nevada no cesa en Madrid. El alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, ha solicitado al Ministerio de Defensa que de luz verde al despliegue de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias en las calles de la ciudad ante el más de medio metro de nieve que colapsa todas las vías públicas. El regidor madrileño ha cursado la petición personalmente y por teléfono a la ministra Margarita Robles. La UME ya se prepara para entrar en Madrid.

Como ocurrió durante las primeras semanas del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus, los vehículos y el personal de la UME volverá al centro de Madrid. Lo hará en las próximas horas, según ha podido saber OKDIARIO de fuentes militares. Esa es la previsión en estos momentos. Preocupan especialmente los accesos a los hospitales y zonas de urgencias, ante los que se amontonan más de medio metro de nieve.

Almeida ha llamado por teléfono a la ministra de Defensa, Margarita Robles, para pedirle que despliegue sus efectivos en la capital. Le ha solicitado la ayuda del Ejército para empezar a limpiar las calles en cuanto deje de nevar. El objetivo es despejar las calzadas y las aceras principales para devolver cierta movilidad a la ciudad.

La respuesta de la ministra al respecto ha sido positiva. Según Almeida, Robles le ha garantizado que hará «todo lo posible» para poner los efectivos y recursos militares a disposición de la ciudad. La UME ya prepara su plan de despliegue para esta tarde, si se dan las condiciones meteorológicas necesarias. El tiempo apremia, ya que la temperatura continúa bajando y es probable que cuando se vaya la escasa luz solar, la nieve empiece a congelarse.

Situación «muy grave»

La situación en la capital es «muy grave», según el alcalde de la ciudad.  Por ello, Martínez Almeida ha pedido a los madrileños que no salgan a la calle durante toda la jornada y que extremen la precaución en caso de que tengan que hacerlo.

Mientras, continúan las labores de rescate de los conductores y familias que han quedado atrapados en la nieve caída en las carreteras. Hay puntos muy conflictivos, como la M-40, arteria que circunvala la ciudad, donde los atrapados se cuentan por centenares. Hasta ahora, según datos de la UME y Emergencias 112, la larga noche se ha saldado con más de un millar de personas rescatadas.

A quienes están atrapados aún, Almeida les han garantizado que ahora mismo son «la prioridad». Les recuerda que están tratando de llegar a ellos «lo antes posible», pero no ha querido hacer previsiones de plazos. «Si yo estuviera en su situación también estaría enfadado», ha admitido.

Reunión con Emergencias

El alcalde ha señalado que en la reunión que ha mantenido esta mañana con el Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid (Platercam) se ha abordado a urgencia de liberar los ejes de movilidad principales de Madrid: la M-30, ejes norte-sur como el Paseo de la Castellana, ejes transversales y accesos a los hospitales. «Pero es francamente complicado, mientras siga nevando con esta intensidad la nieve se va a seguir acumulando».

Una vez que esta tarde deje de nevar, si se cumple el pronóstico, los servicios municipales comenzarán a limpiar y a tratar de abrir camino en las calles principales de la capital, para ir restableciendo la movilidad.

Almeida, no obstante, ha avisado de que las labores de limpieza llevarán «varios días», y ha alertado de las bajas temperaturas que se esperan para esta próxima semana, de alrededor de -12 grados centígrados, podrían hacer que la nieve caída se hiele, lo que generará situaciones aún más complicadas.

5 millones de kilos de sal

Ha recordado que desde ayer 4.000 trabajadores del Ayuntamiento han realizado labores en más de 16.000 kilómetros de calles y vías, han esparcido más de 5 millones de kilos de sal y medio millón de litros de salmuera, pero ha insistido en que más de 20 centímetros de nieve es una dimensión «absolutamente desconocida» y es la situación para cualquier ciudad grande en esas circunstancias es «inmanejable».

«La situación es muy grave, muy grave. Es una ciudad prácticamente bloqueada desde el punto de vista de la movilidad. Entiendo la tentación de salir a la calle, es la mayor nevada desde hace 60 años, pero es peligroso estar en las calles. Es absolutamente imprescindible que la gente se quede en casa», ha repetido Almeida.

Lo último en España

Últimas noticias