Page critica a ERC y "los antiguos de CiU" por oponerse a designar senador a Iceta: "Está preacordado"

Emiliano García-Page
Emiliano García-Page. (Foto. PSOE)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, considera "sospechoso" que ERC y o "los antiguos de CIU, que ya o se ni como se llaman" -en alusión al PDeCAT-, intenten oponerse al nombramiento de Miquel Iceta como senador autonómico.

García´Page critica a los partidos separatistas por oponerse al nombramiento de Iceta como senador en el Parlament porque este trámite "es una cosa preacordada siempre por cupo a los partidos". "Que le puedan poner precio es absurdo", ha criticado el presidente castellanomanchego.

Durante una entrevista en Telecinco, García-Page ha reconocido que desconoce  "las claves del presidente del Gobierno" para proponer que Iceta sea el presidente del Senado.

"Pero no sólo está en su derecho -ha dicho en alusión a Sánchez-, es que el PSOE tiene mayoría clara en el Senado", ha recordado el también candidato a la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que se ha mostrado convencido de que "no haya nadie que ponga pegas por el hecho de que sea catalán".

"Sería algo absurdo y menos aún cuando todos los gobiernos de España, del PSOE y del PP, intentaron que hubiera nacionalistas de Cataluña en sus gobiernos respectivos, cosa que siempre han negado", ha manifestado.

El "coraje" de Iceta

Tras asegurar que el líder de los socialistas catalanes es una persona "inteligente", ha aventurado que "seguramente hay quién se va a cebar con él por algunas de sus declaraciones". "Con algunas no coincido, eso es normal en política, pero ha tenido el coraje de reconocer que cuando habló de indultos se cargó la campaña y fue un error incluso táctico".

"Me gustaría que algunos pudieran informarse y hablar tranquilamente con algún exministro del PP en la época de Rajoy, que le van a reconocer el enorme papel conciliador y de ayuda que tuvo Iceta con el Gobierno del PP y también apoyando a Pedro Sánchez cuando tuvimos que apoyar el 155", ha destacado del político catalán.

Dicho esto, ha aseverado que Iceta "juega un papel de puente", como siempre ha hecho el PSC, y ha destacado que haya sido el primer secretario de los socialistas catalanes que ha llevado en el programa electoral un mensaje "nítidamente antiindependentista y el primero que ha puesto la bandera de España en las reuniones internas del PSOE de Cataluña". "Esto puede resultar contradictorio a mucha gente", ha admitido.

Sobre con quién ha de pactar Pedro Sánchez, el presidente castellano-manchego, luego de asegurar que "habrá distintas agendas y distintos interlocutores", ha precisado que "el problema" es que sí se produce la suma PSOE-Podemos "se llega al 80 pro ciento del consenso necesario para imponer las leyes".

Gobierno monocolor

"Pero ¿y el otro 20 por ciento?, ¿hay gente que va a estar de acuerdo en que Podemos forme parte del Gobierno? Ojo, Pedro Sánchez tiene que mirar a más de uno para poder conciliar una estrategia de consenso y yo como socialista que soy, preferiría un Gobierno monocolor del PSOE con pactos. Esto es de lógica parda, independientemente de que respetaremos la decisión que tome el presidente del Gobierno, que es quién tiene que pilotar su propia estrategia", ha reconocido.

A renglón seguido, el también secretario regional de los socialistas castellano-manchegos ha recordado que al PSOE le ha costado "muchos disgustos con quien pactar desde hace años". "A pesar de lo que algunos pueden pensar que hemos ido diciendo a los que nos llaman barones, si en las elecciones generales pasadas hubiera salido una mayoría PSOE Podemos, sin ningún tipo de duda hubiera habido un Gobierno del PSOE y Podemos. Pero el problema, y mucha gente no lo quería entender, es que no sumaban".

Por último, preguntado sobre la relación con el líder de su partido, García-Page ha dicho que es "cordial" y que "pasó su sarampión interno que fue muy duro". "Ni si quiera deseo a Casado, que le están esperando a la vuelta de las municipales, el 1 de octubre que tuvimos nosotros. Nadie ha salido sin pelos en la gatera", ha indicado.

No obstante, ha admitido que ahora "las cosas están ordenadas" y no tienen "ningún tipo de dificultad" con Sánchez. "Aunque hay diferentes opiniones sobre las cosas, y seguirá siendo así", ha precisado García-Page, que ha concluido señalando que en la campaña electoral castellano-manchega van a participar "muchos miembros del Gobierno" y también el propio Sánchez, que tiene intención de estar en todas las comunidades autónomas.

Lo último en España