Pablo Iglesias es «fundamental» para Sánchez: así justifica el Gobierno que el líder de Podemos se saltara la cuarentena

Pablo Iglesias
El Consejo de Ministros

Ya hay una respuesta oficial que explica por qué el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha saldado la cuarentena las veces que le ha dado la gana. El Gobierno asegura que su presencia en el Consejo de Ministros es «fundamental».

El Ejecutivo ha respondido a una pregunta parlamentaria del PP. Nadie podía explicarse el porqué de la bula de Iglesias en plena pandemia, cuando compañeras suyas en el Consejo de Ministros debieron guardar escrupulosamente los 15 días de rigor para evitar contagios. Pues bien, Iglesias es «fundamental». Su presencia era irrenunciable para «coordinar»  las políticas sociales ante la pandemia. El Gobierno asegura que, en todo momento, se siguió un «protocolo sanitario organizado por indicación del Ministerio de Sanidad».

El Ejecutivo ha respondido a una pregunta por escrito presentada por el senador popular Antonio Román, quien el 20 de marzo pidió información sobre la participación en el Consejo del día 19 del vicepresidente, «rompiendo la cuarentena y poniendo en riesgo a otras personas», según el parlamentario. En concreto, el líder de Podemos y miembro del Gobierno socialcomunista se saltó la cuarentena hasta en cuatro ocasiones. Y no sólo eso, también fue cazado comprando en un supermercado sin respetar los consejos sanitarios que da su propio Gobierno: ni llevaba mascarilla ni los preceptivos guantes.

El senador preguntaba también por qué se denuncia a personas que incumplen el confinamiento establecido por el estado de alarma pero no a Pablo Iglesias «por romper el aislamiento». Su pareja había dado positivo por coronavirus el 12 de marzo y el dirigente de Podemos acudió a la reunión del día 19 aunque el Ministerio de Sanidad obliga a guardar 14 días de aislamiento a los contactos de los infectados.

En una breve respuesta, el Ejecutivo explica que Iglesias participó en aquel Consejo de Ministros «siguiendo un protocolo sanitario organizado
por indicación del Ministerio de Sanidad». Añade que el vicepresidente ha dado negativo en la prueba del Covid-19 y que su participación en las reuniones del Ejecutivo es «fundamental para coordinar las políticas sociales necesarias» contra la pandemia.

El senador ha asegurado que va a solicitar por vía parlamentaria ese protocolo al que alude el Gobierno para conocer su contenido y ha criticado que a su juicio «demuestra que los españoles no son iguales ante la ley».

«A un vicepresidente del Gobierno, evidentemente con muchas responsablidades, se le permite saltarse un confinamiento. En cambio otros españoles no tienen esa ventaja y tienen obligación de guardar cuarentena cuando han estado en contacto con paciente con coronavirus», ha insistido Antonio Román.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, justificó el pasado 20 de marzo este hecho y dijo que en los documentos del Ministerio de Sanidad se prevén «excepciones» que son «razonables» por la actividad laboral del afectado, en personas sin sintomatología de Covid-19 «y que pueden presentar un riesgo marginal».

Cuatro incumplimientos

El líder de Podemos interrumpió ese confinamiento por primera vez para acudir al Consejo de Ministros extraordinario en el que se aprobó el decreto del estado de alarma. Él mismo excusó que se lo había pedido el presidente Pedro Sánchez al no haberse podido legalmente habilitar un sistema telemático. Esa justificación, en cambio, se pone en cuestión, ya que el Ejecutivo había aprobado unos días antes la opción de realizar a distancia las reuniones del Consejo de Ministros.

El 19 de marzo, Pablo Iglesias incumplió dos veces en el mismo día la cuarentena. El líder podemita presidió una videoconferencia con los responsables de Empleo y Asuntos Sociales de los Estados miembros de la Unión Europea. En la misma participaron también la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Ese mismo día, compareció en una rueda de prensa en La Moncloa junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa. Su presencia se interpretó como una forma de ganar protagonismo en la gestión de la crisis, reivindicando las medidas de Podemos en el ámbito social y laboral. Iglesias se puso entonces al frente de la gestión de los servicios sociales, habilitando medidas para las personas sin techo, residencias de mayores y dependencias y otras cuestiones de atención social.

Pablo Iglesias acudió el miércoles 25 de marzo al pleno en el Congreso, sentándose en la fila del Gobierno, aunque separado a varios escaños de Sánchez. Entre ambos faltaba Carmen Calvo. La vicepresidenta confirmó también su positivo en coronavirus.

Lo último en España

Últimas noticias