La chapuza progre de Dubái (II)

El pabellón ‘progre’ en la Expo de Dubái es naranja y amarillo para evitar la bandera española

Expo Dubái
Vista del Pabellón de España en la Expo de Dubái. (Foto: ACE/Borja Aznar)

El Pabellón de España en la Exposición Universal de Dubái 2020 -que se está celebrando entre el 1 de octubre y el 31 de marzo- ignora los colores de la bandera nacional, el rojo y el gualda, en el elemento principal de su fachada, unos conos en tonos amarillos y anaranjados bien visibles desde la lejanía. Y el Gobierno de Pedro Sánchez es responsable de esta omisión, ya que autorizó una «gama cromática de colores tierra», tal y como consta en uno de los pliegos del montaje de estas instalaciones.

En concreto, en una de las preguntas redactadas para las firmas candidatas al contrato del recorrido expositivo, la empresa pública Acción Cultural Española, responsable del Pabellón, aludió a estos colores cálidos. Sobre la cuestión de si los conos eran traslúcidos y el tipo de textil de su confección, el Ejecutivo señaló: «Sí, el textil es relativamente translúcido. El detalle sobre las especificaciones del tejido está en fase de desarrollo y aprobación. Se prevé que dejará entrever la estructura metálica soporte. Se plantea una gama cromática de colores tierra», contestó Acción Cultural Española a las empresas aspirantes. En cambio, no se alude aquí al Real Decreto 441/1981, de 27 de febrero, donde se especifican técnicamente los colores de la bandera de España.

En las redes sociales también afloraron el pasado octubre las críticas al acabado del Pabellón de España, muy lejos del diseño deseado o render (proceso de generación de una imagen realista desde un modelo 3D). Por ejemplo, el resultado final de los conos fue criticado por asemejarse más a unos «vasos de cumpleaños» o a los cubiletes de los trileros que al boceto inicial. «Simboliza perfectamente lo que es el PSOE… te vende un render y luego la realidad es otra mucho peor», decía uno de los usuarios. «Los render vs. la realidad es el nuevo AliExpress vs. cuando te llega», afirmaba otro.

El pabellón de España en la Expo Dubái 2020 (mantiene la denominación pese a su aplazamiento por la pandemia) fue presentado con el lema Inteligencia para la vida y está situado en el área temática correspondiente a la «Sostenibilidad». Las otras dos áreas del complejo son «Movilidad» y «Oportunidad». El espacio español cuenta con una superficie de unos 5.800 metros cuadrados útiles en una plaza cubierta por la citada serie de volúmenes cónicos.

El proyecto arquitectónico fue adjudicado al estudio Amann-Cánovas-Maruri (Temperaturas Extremas Arquitectos SLP) por un importe de 1.245.090 euros (impuestos incluidos). Posteriormente, hubo una adenda «para la adaptación del calendario de ejecución de los trabajos y atención a gastos extraordinarios como consecuencia de los efectos del Covid-19», que se elevó a 81.590 euros.

Responsables socialistas

El organismo responsable, Acción Cultural Española, estuvo dirigido por el eurodiputado socialista Iban García del Blanco hasta 2020 y después asumió el mando José Andrés Torres Mora, jefe de Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero antes de que llegara a La Moncloa. Los dos firmaron estas adjudicaciones sucesivamente.

OKDIARIO, como publicaba este martes, ha identificado una veintena de contratos del Pabellón por un total de más de 11 millones de euros, algunos de ellos sin publicidad, donde los gastos principales estuvieron destinados al estudio arquitectónico y al montaje de las instalaciones y los equipos. El resultado, tal y como ha publicado OKDIARIO, es el de un pabellón donde la imagen internacional de España y sus señas de identidad se diluyen entre mantras del socialcomunismo como «sostenibilidad», «inclusión» o «igualitarismo». Todo un culto a la ideología globalista de la Agenda 2030 en detrimento de los símbolos de España, incluido el principal, la bandera.

Lo último en España

Últimas noticias