Los mensajes en el Hospital de Toledo: “Que los enfermos se pongan su ropa de abrigo que no hay mantas”

Hospital Virgen de la Salud

Los profesionales del centro Hospital Virgen de la Salud de Toledo comenzaron a recibir el mismo mensaje: “La calefacción se ha roto definitivamente”. Todo ello en el peor escenario posible, con una ola de frío que no se conocía en décadas y siendo golpeados por el Covid.

Los mensajes a los que ha tenido acceso OKDIARIO no dudan en pedir a los pacientes que acudan “con ropa de abrigo”. Recomiendan tener “las persianas bajadas” para evitar el frío extremo y piden a los enfermos que se pongan sus prendas más cálidas “si es que tienen” porque la carestía ha llegado incluso a las mantas.

Se trata de todo un repertorio culminado por goteras, cortes de calefacción, etc. Y todo ello centrado en plena borrasca Filomena y en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo en Castilla-La Mancha.

Las imágenes que ya ha mostrado OKDIARIO son impactantes. La borrasca ha provocado el colapso del sistema de climatización de este centro sanitario de referencia en la comunidad autónoma que preside el socialista Emiliano García-Page.

Según distintos testimonios, recogidos en varios medios, se obligó a los pacientes a ponerse ropa de abrigo y se aconsejó bajar todas las persianas para evitar que la temperatura bajase todavía más. A esto se añade que no había mantas para todos los ingresados, lo que obligó a los familiares a tener que ir a sus casas a buscarlas y regresar para poder abrigar a sus allegados.

Marea Blanca Castilla-La Mancha ha denunciado la “dejadez de las administraciones” tras las últimas incidencias que han dejado a gran parte del Hospital Virgen de la Salud de Toledo sin calefacción y con goteras.

Las temperaturas extremas que se han registrado durante estos días en la ciudad de Toledo han afectado a las tuberías de climatización de diversas zonas del hospital. Averías que, según han indicado, está tratando de solucionar el personal de mantenimiento.

«Cataratas»

Por su parte, el hospital, en un comunicado, ha reconocido que las temperaturas mínimas que se han alcanzado en los últimos días han afectado al funcionamiento de la climatización. “Las tuberías de algunas zonas han sufrido diversas averías motivadas por el hielo, que están provocando una alteración en el ritmo de las máquinas de climatización del centro”, han señalado, asegurando que el personal trabaja para devolver cuanto antes la normalidad.

Por su parte, la Delegación de la Junta en Toledo ha señalado que «el personal de Mantenimiento del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, trabaja sin descanso desde el pasado lunes para dar solución a los problemas que se están produciendo en el sistema de climatización del Hospital Virgen de la Salud».

Hay que recordar que estos problemas llegan tres meses después de que el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, alardease públicamente de haber restablecido la inversión sanitaria en esta región gracias al nuevo Hospital Universitario.

El pasado 20 de octubre, el presidente de Castilla-La Mancha presentó en Toledo, la “operación más compleja” de la historia de la comunidad autónoma en el ámbito sanitario, que además “supone una inversión descomunal desde el punto de vista económico, y desde el punto de vista de la energía. E incluso desde el punto de vista jurídico y urbanístico”, tal y como él mismo puntualizó. Una inversión que, según él, venía a solventar los problemas observados con el Covid.

Fue el propio jefe del Ejecutivo regional, en el Palacio de Fuensalida, durante la presentación del Plan de Traslado del Hospital Universitario de Toledo, el que lo calificó de una “operación delicadísima, verdaderamente difícil y compleja”. Un plan que el Gobierno de Castilla-La Mancha pensaba llevar a cabo “prudentemente, paso a paso”, explicó García-Page. Para ello, “hay más de 60 especialistas, ahora mismo, implicados en la planificación, programación y gestión de este traslado”, precisó el presidente autonómico, porque, añadió, se trata de “una operación de meticulosa preparación y de altísimo riesgo”.

El plan se suponía que estaba diseñado para garantizar la calidad asistencial en la prestación de servicios a los usuarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) durante el período en el que se prolongara la pandemia, y ello había “requerido meses de estudio técnico y científico”, subrayó Page. El propio presidente reconoció que “son ya muchos años en Toledo, en los que la gente tiene muy claro que el hospital no aguanta”, en alusión al Virgen de la Salud, ubicado en el barrio de Palomarejos, en la capital regional. Y, efectivamente, así ha sido: pero atrapando dentro a infinidad de enfermos que sufren en estos momentos el frío pese al mediático anuncio.

En este contexto, Page afirmó que la puesta en funcionamiento del nuevo centro hospitalario “no es una excepción” ya que “está en medio de una operación que no tiene ninguna región en Europa, ahora mismo”, en términos “de inversión sanitaria, en infraestructura, en tecnología y en recursos humanos”, en alusión a los hospitales en desarrollo en Guadalajara, Cuenca, Albacete o Puertollano.

Hoy el Virgen de la Salud sigue como estaba, pero con más frío y sin calefacción ni mantas.

Lo último en España

Últimas noticias