ENTREVISTA

Melisa Rodríguez (Cs): «El PP ha optado por lavarse las manos, dejar caer España y luego rescatarla»

"Pablo Iglesias manda en el Gobierno y está pegado con superglú a la silla de la vicepresidencia".

"Los ministros socialistas se quejan de poder de Iglesias, pero son cooperadores necesarios del desgobierno que vivimos".

"Podemos es un partido altamente machista que justifica a Pablo Iglesias en el caso Dina".

Melisa Rodríguez es, indudablemente, canaria. La portavoz nacional de Ciudadanos hace gala de su acento, cita en cuanto puede a su tierra, está escandalizada con la «dejación de funciones» del Gobierno con la crisis migratoria y está indignada con la ministra de Turismo que hace unos días «aclaró» que Canarias «también» es España. Viene de una tierra castigada por la pandemia que ve morir un sector esencial de su economía como el turismo. Melisa Rodríguez dice que Podemos es machista, como Pablo Iglesias («y encima lo justifican con el caso Dina»), que la ministra de Igualdad, Irene Montero, no defiende a todas las mujeres («sólo a las que piensan como ella»). Tiene claro que «Iglesias manda en el Gobierno, pero los ministros socialistas son cooperadores necesarios del desgobierno que vivimos» y que, como la ministra Celaá ya educó a sus hijas «en un colegio elitista y concertado», ahora quiere cargarse la libertad de los padres para educar a sus hijos como deseen. Melisa Rodríguez cree el Partido Popular «ha decidido lavarse las manos estando en la oposición, esperar a que España se hunda económicamente y luego decir que vendrá a rescatarla». Y justifica la estrategia de Ciudadanos de intentar pactar con Pedro Sánchez los Presupuestos: «Le dimos otra opción y él ha elegido pactarlos con los independentistas de ERC y Bildu. No tiene excusa». Melisa Rodríguez reitera que Ciudadanos votará en contra de los Presupuestos Generales del Estado, «aunque seguiremos intentando pactar con el Gobierno nuestras enmiendas».

Pregunta. ¿Para este viaje con Pedro Sánchez hacía falta tantas alforjas?.

Respuesta. El Gobierno no nos gusta, pero pensando en los ciudadanos sí era necesario llegar hasta el final para que el presidente Sánchez no tuviera ninguna excusa. Ha elegido los socios que ha querido y ellos tiene que explicar a la gente que lo está pasando mal por qué ha preferido unos presupuestos para unos pocos en vez de unos presupuestos para todos.

P.  ¿No ha jugado Sánchez con ustedes?.

R. El Gobierno tiene muchas corrientes y yo en los problemas de alcoba no me meto. Pero entendimos que había que intentarlo hasta el final. Todos sabemos quién es Sánchez, pero hicimos el esfuerzo de sentarnos con él pensando en la gente que lo está pasando mal y lo va a pasar mal.

P. ¿Quién es Sánchez?.

R.  Un señor marcado por su hemeroteca. Me cuesta pensar que un presidente sólo piense en una parte de España y no en toda España. Hay españoles de primera y de segunda y eso es lo que tratábamos de evitar. Hemos intentado que prevaleciese el principio de igualdad. Este Gobierno habla mucho de la vacuna y que todo se resolverá con ella, pero no podemos dejar que toquen fondo los sectores clave de la economía. Negociando con el Gobierno queríamos darles un salvavidas a nuestros autónomos, a nuestras PYMES, al sector del turismo, etc… sin que lleguen a un punto de no retorno.

P. ¿Qué españoles son de primera y cuáles de segunda?.

R. De primera los independentistas y los seguidores de Bildu. Un partido como ERC que no cree en España y quiere romperla ahora nos quiere decir cómo tiene que ser la fiscalidad de todo el país. Quizá sea porque Rufián vive ahora en Madrid en un lugar que no le gusta y le es hostil… Lo digo irónicamente.

P. ¿Van a seguir intentando negociar con el PSOE?.

R. El no a los presupuestos no se va a mover, pero vamos a intentar que nuestras enmiendas salgan adelante como la de la Tarjeta Única Sanitaria para toda España. El Gobierno ha preferido la vía no moderada para los Presupuestos. La de acercar los presos etarras sin que pidan perdón y colaboren con la Justicia y la de los independentistas que intentan marcar la política fiscal de toda España.

P. ¿Su electorado ha entendido esta estrategia?.

R. No miramos las encuestas. Somos consecuentes con lo que prometimos. Nosotros a nuestro electorado le dijimos que íbamos a intentarlo. Lo que tenía que haber ocurrido es haber pactado como ocurre en Europa una alternativa de centro sólida para los presupuestos, pero el Partido Popular no quiso. El PP ha optado por lavarse las manos, dejar caer España y decir que ya vendré yo a rescatarla. Yo prefiero que no se quede gente por el camino e intentar negociar ahora.

P. Ha habido críticas internas en el partido a su estrategia.

R. He visto noticias. Unas son reales, otras no. Ayer en la Ejecutiva no vi ningún comentario negativo o extraño.

P. ¿Hay presos de ETA por presupuestos?.

R. Está claro que se están beneficiando terroristas que no condenan la violencia ni colaboran con la Justicia para resolver los más de 300 casos abiertos. Esas concesiones son intolerables. Violan la moral del país y de las víctimas. Ayer, en el Congreso, un diputado de Bildu hablaba de la Navidad y un diputado nuestro le recordó que había muchas familias de asesinados de ETA que no van a poder celebrarla.

P. ¿Derogarán la Ley de Educación si tienen posibilidad?.

R. La intentaremos parar antes en el Senado. Es una ley que elimina la meritocracia y margina la educación especial porque en los Presupuestos no se destina ni un solo euro a la educación especial o a la reconversión de centros. Y  elimina nuestra lengua, el español. Celaá cuando era consejera del Gobierno vasco y quería separarse del PNV pedía que los niños pudieran educarse en su lengua materna. Ahora, como sus hijas ya acabaron su educación, ya no interesa. Los ciudadanos de comunidades con dos lenguas, ¿no pueden estudiar en su lengua materna española?. La ley además ataca a la concertada y despoja a los padres de su libertad para elegir dónde quieren que estudien sus hijos. Pero claro las hijas de la ministra se educaron en un colegio elitista, concertado y que segregaba por género. Celaá ha sufrido una catarsis presentando una ley en la que le dice a los padres que hagan lo contrario de lo que ella quiso hacer con sus hijas. Faltaría más que los padres no puedan elegir la educación para sus hijos. Y además intentan ideologizar la educación, el futuro de nuestro país.

P. ¿Quieren adoctrinar a los niños?.

R. Quieren reducir el debate a cosas como elegir entre Religión o Educación para la Ciudadanía. Si ese es el debate para el PSOE… es que no sabe nada. Nuestro modelo ya no funciona y hay que ver qué está pasando en otros modelos de éxito en otros países. Europa nos pide que bajemos las tasas de fracaso escolar y la ministra lo que quiere es maquillarlas. Si se dice a los niños que se puede pasar cursos con suspensos, ¿dónde queda la meritocracia, el que quiere aprender, el premio al que se esfuerza?.

P. ¿Quién manda en el Gobierno?.

R. La partida la gana Iglesias a lo que queda de un PSOE moderado. Iglesias manda más que gran parte de los ministros socialistas. Consigue que Sánchez le deje hacer lo que quiera. Y hay una dejación de funciones enorme por parte de Pablo Iglesias que tiene una gran responsabilidad en el área social derivada de la crisis por la pandemia. Pero no está. Se dedica a ir a Bolivia y contraprogramar al Rey o a reunirse con sus socios dudosamente democráticos. Podemos no entiende que ya no está en la pancarta. Que hay que gestionar. Yo he visto muchos despidos en empresas por dejación de funciones. Pero Iglesias está pegado con superglú a la silla de la vicepresidencia.

P. ¿No saben gestionar?.

R. Es que no hay gestión . Este Gobierno hace una política de cara a la galería. Ya vemos lo que pasa con la crisis de Canarias. ¿Dónde están todos los ministros implicados?. Desaparecidos.

P. ¿Son demasiados en el Gobierno?.

R. Desde luego. Es una aberración que además mientras dicen a los españoles que van a subirles los impuestos ellos se suban el sueldo. El otro día Monedero justificaba el doble de asesores y de sueldos por ser un gobierno de coalición. Pues no, reduzca las carteras a la mitad. Está claro que querían meter un buen número de personas pero no por ser necesarias. No hay coordinación. Cada uno con su Twitter y su Instagram, pero no hacen nada por resolver los problemas de la gente.

P. ¿Les llaman ministros del PSOE descontentos con el poder de Iglesias?.

R. Bueno, eso se dice en los mentideros y en la M30 del Congreso. Pero hay una cosa clara. Si uno está descontento no tiene por qué quedarse. Puede irse. Nadie le obliga. Así que todos los ministros son cooperadores necesarios del desgobierno que vivimos y de que haya unas cuentas con Bildu y con ERC.

P. Usted dice ser partidaria de equipos pequeños. Es una de las críticas internas en Ciudadanos. Pocas personas con demasiado poder en torno a Inés Arrimadas.

R. La estructura de Ciudadanos no puede ser más democrática. La han votado los militantes. Los españoles no hemos votado el número de ministros que hay en un Gobierno, pero en nuestro caso sí se ha votado quien iba a estar en la dirección permanente de Ciudadanos y quien en la dirección ampliada.

P. ¿Hay cauces de crítica interna en Ciudadanos?.

R. A mí ningún compañero me ha trasmitido quejas sobre la estructura. Lo que vemos es lo que se dice en los medios de comunicación. Inés Arrimadas ganó ampliamente con una estructura y un modelo de partido frente a otros que proponían otro. Nuestros afiliados sabían el modelo que votaban.

P. Hablemos de mujeres y feminismo. Dice la portavoz de Podemos en las Cortes valencianas que el pintalabios rojo en un símbolo de feminismo y antifascismo.

R. El código interno de Podemos es muy rígido con las mujeres. Les obligan a maquillarse, a no llevar arrugas, a mostrarse perfectas. A mí nadie me ha obligado a eso. Estoy harta de que me digan que si me pinto o me pongo tacones es porque estoy oprimida. Bastante nos costó liberarnos de la tutela de los hombres para que ahora venga un grupo de mujeres a decirnos cómo tenemos que ser mujeres.

P. La ministra de Igualdad, Irene Montero, dijo el otro día llorando que su ministerio es el de todas las mujeres.

R.  No es verdad. A nosotros ella y su partido nos echaron del 8-M. ¿No somos mujeres?. El comportamiento de Podemos es altamente machista. Ser feminista no es eliminar al 50% de la población, a los hombres. La propia ministra de Igualdad, siendo portavoz en el Congreso, se abstuvo en el pacto contra la violencia machista. El único partido. Lamentablemente ella no siempre nos ha defendido. Para ella hay mujeres de primera y de segunda si no piensas como ideológicamente ella. Yo soy feminista, pero no criminalizo al hombre como ella .

P. El vicepresidente Iglesias estaría imputado con agravamiento de género de no estar aforado.

R. Es que Dina, una mujer mayor de edad, adulta, con estudios, que ha trabajado y vida propia no podía custodiar su propia tarjeta SIM… Prefiero usar la ironía porque es tan vergonzoso y tan indignante que me parece increíble que encima en Podemos lo justifiquen.

P. ¿Teme que el Gobierno convierta Canarias en la Lampedusa española?.

R. El señor Marlasca tenía que haber dimitido hace mucho tiempo tras los incidentes del Orgullo, por dejación de funciones en esto y en tantas cosas. Me preocupa dónde está la ministra de Exteriores o el ministro de Migraciones. Y lo peor, la ministra de Turismo que el otro día “aclaró” que Canarias es también España. Pues muchas gracias. ¡Claro que es España!. El Gobierno no se entera de lo que pasa en Canarias en general. El paro supera diez puntos la media nacional y el paro juvenil está en el 60%. El turismo, que es el 40% de nuestro PIB, no va a salvar parte de la temporada alta. Y todo esto ocurre por dejación de funciones del Gobierno. Los canarios están atónitos y los ciudadanos del resto del país también.

Lo último en España

Últimas noticias