La juez ridiculiza a Marlaska: no hay caso con las 2 mujeres del himno ante el casoplón de Iglesias

La juez titular del Juzgado de primera instancia e Instrucción número 8 de Collado Villalba (Madrid) ha dejado en ridículo al magistrado y ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al absolver a Claudina y Ascensión en la causa judicial abierta por hacer sonar el himno nacional y portar la bandera de España frente al casoplón de Pablo Iglesias.

No hay delito penal en esta actuación de las dos vecinas de Galapagar. Motivo por el cual la acusación ejercida por el Ministerio Fiscal solicitó a la juez el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones.

En el escrito de conclusiones definitivas, al que ha tenido acceso OKDIARIO, el fiscal ha hecho referencia a la conocida como ‘Ley Mordaza’. Señala que «la Ley Orgánica 1/2015 modificó el Código Penal, dejando que este tipo de comportamiento se sancionara en la vía administrativa siendo en dicha vía donde deberán ser castigados conforme a la Ley 4/2015 de Seguridad Ciudadana». Es decir, el Ministerio Fiscal defiende que el hecho protagonizado por las dos vecinas de Galapagar no es susceptible de ser castigado por la vía penal a través de la celebración de un juicio rápido, sino que son los propios agentes quienes deberían haber impuesto la sanción correspondiente al tipo de delito cometido.

Las dos mujeres fueron imputadas por un supuesto delito de desobediencia a la autoridad, después de que el pasado lunes decidieran –como cada día– pasear por las inmediaciones del casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero en la urbanización La Navata de Galapagar. Las amigas hicieron sonar el himno nacional en sus teléfonos móviles pero «debido a la escasa capacidad del volumen, apenas podía oírse», confesó Claudina.

A las 18:30, después de una hora y media sentadas en una roca próxima al chalet del vicepresidente del Gobierno, las amigas –que eran cuatro aunque sólo sancionaron a dos– decidieron abandonar el lugar. Era el dieciocho cumpleaños de la hija pequeña de Claudina.

«Cuando nos dirigimos hacía nuestros coches para marcharnos, los agentes nos dijeron que nos iban a sancionar. Yo le pregunté: «¿Por qué? ¿Qué hemos hecho?» y nos contestaron: «Un momento». Ese momento resultó ser una hora y media, durante ese tiempo 11 guardias civiles nos rodearon como si fuésemos unas delincuentes. Estuvimos retenidas contra nuestra voluntad. Los agentes estuvieron buscando el motivo por el que sancionarnos, por eso tardaron tanto, porque sino no tiene otra explicación”, han manifestado a OKDIARIO.

En el atestado, al que ha tenido acceso este periódico, los agentes apuntaban que «estas personas portaban banderas de España y se encontraban grabando con sus terminales móviles en los aledaños de la vivienda, fuera del perímetro de seguridad». Efectivamente, las mujeres –según relatan– en ningún momento accedieron a la zona no permitida y acataron las órdenes recibidas.

Juicio rápido

Este miércoles se ha celebrado el juicio rápido por estos hechos. Las acusadas estaban citadas a las 12:00 horas pero finalmente la declaración se ha adelantado a las 9:30 horas. «Como iban a venir muchísimas personas a apoyarnos, parece que lo han puesto a primera hora para que la gente no venga», aseguran.

Sin embargo, a las 8:30 más de una treintena de amigos estaban en la puerta del Juzgado con banderas de España y pancartas. Podía leerse en alguna de ellas: «Queremos unos jueces justos» o «Stop feminazis». Después de más de una hora esperando a ser llamadas, para su asombro la titular del Juzgado les advierte que «no tenía ningún juicio señalado». Finalmente, fue aclarada la confusión y pasaron a declarar a las 12:00 horas.

Durante la manifestación de apoyo a Claudina y Ascensión varios asistentes pudieron oír desde el interior del Juzgado como una magistrada ordenaba: «Llamad a la Guardia Civil y que echen a estos delincuentes de aquí». Acto seguido dos coches de la Benemérita se desplazaron hasta el lugar e intentaron dispersar a las personas concentradas frente al Juzgado.

Los manifestantes, respetando las directrices de los agentes, permanecieron en la puerta del Juzgado hasta pasadas las 14:00 horas cuando la juez comunicó su resolución en un auto dictado a las partes.

Claudina, en declaraciones a OKDIARIO, ha asegurado que este tipo de juicios rápidos «eran propios de las dictaduras». Asegura que «con estas acciones intentan amedrentarles, pero que no lo conseguirán» y señala: «Después del apoyo recibido hoy, ahora más que nunca sabemos que debemos seguir luchando». Algunos ciudadanos  se han desplazado desde la capital hasta Collado Villalba, a 40 kilómetros, para apoyarles.

Lo último en España

Últimas noticias