El jefe del PCE asciende en el Gobierno y ganará más de 100.000 € como secretario de Estado de la Agenda 2030

Enrique Santiago
Enrique Santiago en el Congreso de los Diputados. (Foto: Efe)

El portavoz adjunto de Podemos en el Congreso y dirigente de IU Enrique Santiago será el nuevo secretario de Estado para la Agenda 2030 tras el nombramiento de Ione Belarra como ministra de Derechos Sociales. En su nuevo cargo, el líder comunista cobrará una retribución, al menos, de 77.500 euros, de acuerdo al Boletín Oficial del Estado (BOE). Sin embargo, a eso hay que añadir los complementos por «productividad». Su predecesora Belarra se embolsó 118.248 euros brutos anuales por tan sólo 11 meses y medio en el cargo en 2020. La diferencia obedece a esos pluses, que se conceden con un criterio totalmente discrecional por parte de quien nombra al alto cargo.

Según ha confirmado Europa Press, Santiago ocupará el puesto que ha venido desempeñando Belarra en la remodelación del Ejecutivo por la salida del líder de Podemos, Pablo Iglesias, para ser candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid en las elecciones del próximo 4 de mayo.

Enrique Santiago mantendrá su escaño en el Congreso, así como los cargos orgánicos en IU, donde ha sido designado responsable de Modelo de Estado, Justicia e Interior.

Polémicas 

Enrique Santiago es un dirigente muy cercano a Pablo Iglesias. De hecho, cabe recordar que fue el anfitrión del aún vicepresidente y la ministra de Igualdad Irene Montero durante sus vacaciones en Asturias, que la pareja ministerial interrumpió abruptamente tras detectar la pintada «Coletas, rata».

El líder del PCE se ha declarado públicamente «a mucha honra» como seguidor de Lenin. Tal es así que llegó a asegurar que «iría a Zarzuela a por el Rey». Así lo aseguró en una entrevista concedida en septiembre de 2019 a la revista Mongolia.

Pere Rusiñol, el entrevistador, le preguntó: «¿Lo liquidarías?». A lo que respondió: «Eso ya depende de cómo se pusiera y lo que surgiera. Todos los procesos revolucionarios no los haces para matar a un zar, evidentemente. Eso es bastante anecdótico en el devenir de la historia. En su momento histórico estaba claramente justificado». 

En esa entrevista, Enrique Santiago reivindicó, además de Lenin, a otros de sus otros referentes políticos como Nicolás Maduro, Santiago Carrillo y Fidel Castro.

«Que el Estado pida perdón»

En 2018, celebró la «disolución» de la banda terrorista ETA pero pidió el «pleno reconocimiento para todas las víctimas del terrorismo», en alusión a los proetarras.

«Ha llegado el momento de que el Estado también pida perdón por el uso de la tortura y las prácticas de terrorismo de Estado», afirmó.

Santiago fue negociador y representante de la guerrilla de las FARC en las conversaciones que terminaron con el acuerdo de paz del Gobierno de Juan Manuel Santos. El próximo secretario de Estado consiguió que el narcotráfico no fuese considerado un crimen sino una vía de financiación.

Lo último en España

Últimas noticias