Boletín Oficial del Estado

Isabel Pardo gasta 500.000 € en cambiar los muebles de Adif porque están “obsoletos”

Isabel Pardo gasta 500.000 € en cambiar los muebles de Adif porque están “obsoletos”
Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif.

Sale a licitación el suministro de muebles para las oficinas de Adif, el administrador ferroviario

Adif incluye entre los requisitos exigencias de acabados y "carta de colores"

El Gobierno ha sacado a licitación el ‘suministro e instalación de mobiliario en los espacios de oficinas del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), por un importe de 512.401,12 euros.

El contrato, que depende de la Presidencia de la entidad pública, dirigida por Isabel Pardo de Vera, y que se recoge en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se divide en tres lotes (mobiliario de despachos, mueble de oficina general y sillería). El pliego de prescripciones técnicas especifica que su finalidad es “avanzar en la homogeneización de la imagen y entorno laboral de los espacios administrativos” de Adif “dando respuesta a la necesidad de suministro e instalación de mobiliario y enseres de oficina en ambas entidades”.

Pero además, se añade, “considerando los últimos cambios organizativos y movimientos de personal en ambas entidades, se prevé la sustitución de mobiliario aprovechando esta coyuntura para realizar el cambio en la imagen, pasando de un mobiliario obsoleto, escasamente compatible con los nuevos modelos de espacio de trabajo a elementos más funcionales y adaptables”. El contrato incluye también la dotación de espacios auxiliares como las salas de reuniones, salas de espera, áreas de vending, almacenes, vestuarios, archivos o salas de office.

Adif justifica el contrato en la necesidad de “pasar de un mobiliario obsoleto a elementos más funcionales”

Según el pliego, los “criterios ergonómicos y ecológicos” serán determinantes en la adjudicación. Pero también toda una serie de requisitos técnicos, materiales e incluso decorativos. Así, por ejemplo, en las mesas principales de los despachos de dirección se indica que “la estructura metálica o de madera aportará un alto nivel de diseño y estética contemporánea”, al igual que los sofás. Las alfombras podrán ser “lisas o estampadas siguiendo directrices estéticas actuales”.

“Acabados en color wengue, roble, nogal y ceniza”

Aunque en el pliego original se exigía que las sillas de dirección habrían de estar tapizadas “en piel”, esta condición se ha modificado recientemente por “poli piel”, en color negro. Eso sí, se indica que, en el caso del mobiliario de despachos de altos cargos “deberá presentarse carta de colores y acabados a elegir sin variación de precio, tanto en elementos metálicos como en maderas, que de forma obligada deberán contener acabados en color wengue, roble, nogal y ceniza“. En el muestrario de acabados de la sillería de despacho se deberá incluir también “carta de colores”, con “de forma obligada” acabados de tapizado en negro, azul, gris, verde o rojo. 

El contrato incluye la dotación completa de mobiliario para los despachos de altos cargos y oficinas. En el primer caso, se comprarán mesas principales y auxiliares, bloques de cajones y mesas de reuniones. “Los muebles podrán ser de diferentes materiales, como madera, acero, cristal o cuero”, se indica. “Los armarios, librerías, mesas auxiliares, extensiones, la mesa de reuniones y el resto de elementos guardarán uniformidad de acabados”.

“Sillas 24 horas ergonómicas”

Entre los muebles de oficina general se incluyen mesas de distinto tipo, armarios, taquillas y roperos, archivadores, papeleras, percheros, luminarias de sobremesa y hasta alfombras, cortinas, estores y biombos. El tercer lote lo compone únicamente la ‘sillería’: se renovarán sillas de despacho, oficinas y para visitas y reuniones, además de sofás, sillones o taburetes. También se comprarán “sillas 24 horas ergonómicas”. 

El pliego establece estrictas condiciones para aceptar el material, avisando de que se rechazarán aquellos muebles “cuyos canteados no son continuos” o “son de tonalidad o diseño distintos a simple vista a los del tablero”, “si hay arañazos” o “si alguna superficie es rugosa”, entre otros. El acabado de las mesas de despacho debe ser “mate con el fin de minimizar los reflejos, y su tono debe ser preferiblemente neutro” y tendrán posibilidad de incluir un faldón “en madera, cristal templado o cerámica, manteniendo la línea estética del conjunto”.

Últimas noticias