DEMANDA Nº 917/2019 CONTRA PODEMOS

Montero despide a los responsables jurídicos de Podemos por investigar la explotación de la escolta

El delegado de Protección de Datos de Podemos, José Manuel Calvente, es uno de los 'represaliados' pese a que desde 2014 ha sido asesor legal del partido y abogado personal de Iglesias y Montero.

Los abogados despedidos de Podemos: «Investigábamos irregularidades en las finanzas del partido»

Una escolta denuncia que Irene Montero le obligaba a hacer de recadera, mecánica y chófer de la familia

Vídeo: OKDIARIO

Las dos primeras víctimas en Podemos tras la exclusiva de OKDIARIO sobre la escolta a la que Irene Montero convirtió en recadera, no se han hecho esperar. La número dos de la formación morada ha despedido a los máximos responsables jurídicos del partido por investigar las irregularidades laborales destapadas por este diario.

Se trata del delegado de Protección de Datos, José Manuel Calvente Redondo, y la oficial de cumplimiento normativo, Mónica Carmona Segura.

La dirección de Podemos se reunió este lunes para poner fin, unilateralmente, a la relación profesional de ambos abogados con la formación, tras más de 5 años de vinculación laboral. Fuentes próximas al partido liderado por Pablo Iglesias hablan de “represalia”.

Al igual que sucedió en el caso de la escolta contratada por Podemos que denunció el “trato discriminatorio” al que fue sometida por Montero tras pedir que se regularizase su situación, Calvente y Carmona han sido apartados de sus funciones sin previo aviso.

Además, y dado que la legislación prevé para el cargo de responsable de protección de datos una condición especialmente protegida -por la sensibilidad de la información que custodia y gestiona- Calvente sólo podría ser despedido por negligencia grave, pero nunca en base al ejercicio de sus funciones de control y fiscalización de las actuaciones del partido.

Y, sin embargo, no constan denuncias previas contra él en este sentido. Motivo por el que las mismas fuentes de Podemos apuntan a OKDIARIO que dicho despido podría tratarse, en realidad, de un «cese encubierto ilegal».

Tras las informaciones publicadas por este diario sobre la escolta de Podemos -contratada ilegalmente sin mediar una empresa de seguridad autorizada por el Ministerio del Interior- los responsables jurídicos de la formación, José Manuel Calvente y Mónica Carmona, detectaron importantes irregularidades y comenzaron a investigarlas.

Para ello, como primera medida, solicitaron la documentación necesaria a la dirección del partido. Fue entonces cuando la cúpula de Podemos manifestó su incomodidad, que tradujo en una negativa a proporcionar los datos requeridos por ambos profesionales. La insistencia de éstos por cumplir con sus obligaciones legales y el nerviosismo imperante en la dirección del partido han desembocado en el despido fulminante de Calvente y Carmona.

El primero de ellos ya ha puesto en conocimiento del Comité de Empresa el serio desencuentro sufrido con la dirección de Podemos, por las irregularidades detectadas en varias áreas, y cómo ello se ha traducido en su salida inmediata e injustificada como trabajador en plantilla del partido.

El abogado personal

El caso de Calvente es especialmente llamativo porque, además de ocupar el cargo de delegado de Protección de Datos de Podemos, ha sido el asesor de la formación morada en cuestiones legales y litigios judiciales, así como el abogado de Pablo Iglesias y de Irene Montero en sus asuntos personales.

La polémica está servida en las filas de la Podemos dado que Calvente sería el autor de un informe interno sobre la ilegalidad en la contratación del personal de seguridad del partido -de la que fue advertida en 2016, vía mail, la dirección- por la que la escolta, convertida en recadera por Montero, ha demandado a la formación ante el Juzgado de lo Social número 3 de Madrid.

Por otra parte, el Consejo de Coordinación de Podemos ya ha pedido al Consejo Ciudadano que acuerde el cese de la responsable del cumplimiento normativo del partido, Mónica Carmona, bajo el pretexto de reformar el organigrama y los departamentos del mismo.

Fuentes próximas a Podemos apuntan a una realidad diferente: Carmona estaba analizando varios hechos irregulares, entre ellos la situación laboral de los escoltas, y, al pedir información comprometida, Irene Montero habría decidido despedirla, presuntamente, para silenciar la investigación interna.

Lo último en España

Últimas noticias