Escoltagate

Los abogados despedidos de Podemos: «Investigábamos irregularidades en las finanzas y en las primarias»

Los dos responsables jurídicos denuncian un “acto de represalia y posibles coacciones” en el que estarían “envueltos varios cargos internos”

Montero despide a los responsables jurídicos de Podemos por investigar la explotación de la escolta

Irene Montero
Mónica Carmona y José Manuel Calvente, responsables jurídicos de Podemos

Mónica Carmona Segura, oficial de cumplimiento normativo de Podemos, y una de los dos máximos responsables jurídicos del partido, reacciona tras conocer que la dirección, a instancias de Irene Montero, ha propuesto sustituirla por investigar el caso de la escolta destapado por OKDIARIO.

En una carta dirigida al Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, máximo órgano del partido, afirma que «estábamos investigando graves irregularidades». Y las cita a continuación: «Irregularidades financieras, laborales y de limpieza en la realización de las consultas y primarias del partido».

Carmona denuncia en la carta el “acto de represalia y posibles coacciones” que se está produciendo contra ella y José Manuel Calvente, delegado de Protección de Datos también despedido, “porque estábamos investigando graves irregularidades de Podemos”, en las que se verían “envueltos varios cargos internos y que conllevaría graves perjuicios para el partido”.

La hasta ahora responsable de cumplimiento normativo advierte de su “obligación” de señalar “las irregularidades cometidas por los miembros del partido», sean quienes sean, y cómo éstas «podrían conllevar infracciones penales o administrativas”.

Además, advierte a los miembros del Consejo Ciudadano que si “finalmente resultara la existencia de delitos, se podría considerar que los acuerdos” adoptados por el Consejo de Coordinación, liderado por Montero, obedecen a un “intento de ocultación de pruebas y un delito de encubrimiento”.

La inevitable “judicialización de los hechos”, indica en su carta, conllevará “graves consecuencias” para Podemos porque “saldrán irremediablemente a la luz” cuestiones “tremendamente comprometedoras para algunos cargos internos y responsables” del partido.

Readmisión

Carmona insiste en la “gravedad” de las conductas descubiertas por ella y por el delegado de Protección Datos, en el transcurso de sus averiguaciones, tras la exclusiva de la contratación ilegal de la escolta publicada por OKDIARIO. Hechos que “pueden terminar afectando gravemente a la reputación de Podemos”.

“Me veo obligada a advertir a todos los miembros del Consejo Ciudadano Estatal”, dice la abogada, “para que adopten las medidas y acuerdos necesarios” con el fin de garantizar “que se continúen las investigaciones internas en marcha” con el objetivo de “individualizar las responsabilidades que pudieran derivarse de esos actos”, y proteger a Podemos como tal.

Por ello, solicita que se anule el despido de José Manuel Calvente Redondo como delegado de Protección de Datos del partido. “El motivo del cese de don José Manuel Calvente ha sido un despido disciplinario por hechos inventados y rotundamente falsos” asegura Carmona en su carta. La abogada apunta a la responsabilidad directa de la Gerencia de Podemos y la Secretaría de Organización Estatal.

Acto seguido denuncia el “acto de represalia y posibles coacciones” que se está produciendo contra ellos “porque estábamos investigando graves irregularidades de Podemos”, en las que se verían “envueltos varios cargos internos y que conllevaría graves perjuicios para el partido”.

Represalias

Las dos primeras víctimas en Podemos tras la exclusiva de OKDIARIO sobre la escolta a la que Irene Montero convirtió en recadera, no se hacían esperar.

La número dos de la formación morada despedía, con fecha 2 de noviembre, a los máximos responsables jurídicos del partido por investigar las irregularidades laborales destapadas por este diario: el delegado de Protección de Datos, José Manuel Calvente Redondo, y la oficial de cumplimiento normativo, Mónica Carmona Segura.

La dirección de Podemos se reunía este lunes para poner fin, unilateralmente, a la relación profesional de ambos abogados con la formación, tras más de 5 años de vinculación laboral. Fuentes próximas al partido liderado por Pablo Iglesias hablan de “represalia”.

Al igual que sucedió en el caso de la escolta contratada por Podemos que denunció el “trato discriminatorio” al que fue sometida por Montero, tras pedir que se regularizase su situación, Calvente y Carmona han sido apartados de sus funciones sin previo aviso.

El caso de Calvente es especialmente llamativo porque, además de ocupar el cargo de delegado de Protección de Datos de Podemos, ha sido el asesor de la formación morada en cuestiones legales y litigios judiciales, así como el abogado de Pablo Iglesias y de Irene Montero en sus asuntos personales.

Por otra parte, el Consejo de Coordinación de Podemos ya ha pedido al Consejo Ciudadano que acuerde el cese de la responsable del cumplimiento normativo del partido, Mónica Carmona, bajo el pretexto de reformar el organigrama y los departamentos del mismo.

Fuentes de Podemos apuntan a una realidad diferente: Carmona estaba analizando varios hechos irregulares, entre ellos la situación laboral de los escoltas, y, al pedir información comprometida, Irene Montero habría decidido despedirla, presuntamente, para silenciar la investigación interna.

Lo último en España

Últimas noticias