Sentencia del 1-O

Las fuerzas de seguridad en alerta por la llegada de proetarras para sembrar más caos en Barcelona

Las distintas convocatorias de los radicales independentistas ponen en alerta a Policía y Mossos. La sintonía entre los proetarras con la protesta separatista catalana es total

cdr cataluña
Violencia en las calles de Barcelona.

Una noche de alto voltaje. Las fuerzas de seguridad que en los últimos días tratan de contener los disturbios en Barcelona temen que en las próximas horas aumente aún más el grado de violencia.

A la preocupación por lo vivido en los últimos días se añade una inquietud que mantiene en alerta a los efectivos desplegados: la llegada de proetarras procedentes del País Vasco, especialmente conocedores de la lucha callejera.

La violencia ha sido la característica dominante de las protestas que, desde el lunes, se suceden contra la sentencia del ‘procés’, con epicentro en Barcelona. Impulsadas por el ‘Tsunami’ separatista, las convocatorias han derivado en violentos enfrentamientos en la calle de la capital catalana.

La sintonía entre los proetarras con la protesta separatista catalana es total. Ya durante el referéndum ilegal de octubre de 2017 los independentistas vascos acudieron a apoyar a sus ‘homólogos’ en Cataluña. El manejo de técnicas de ‘kale borroka’ hace temer un nuevo escenario de batalla campal.

Los altercados, este viernes, se concentran en la zona de Vía Laietana y plaza Urquinaona. Un agente de la Unidad de Intervención Policial ha resultado gravemente herido y ha tenido que ser evacuado por sus propios compañeros, que lo han llevado en volandas en estado inconsciente.

Desde primera hora de la tarde, los manifestantes han protagonizado altercados contra los agentes, a los que agreden con objetos de todo tipo, como bengalas o piedras de grandes dimensiones. Más de 20 furgonetas antidisturbios de la Policía se han desplegado a lo ancho de la vía.

Entre los objetos que los radicales han lanzado contra los agentes hay bolas macizas de acero, que disparan con tirachinas.  Un agente ha resultado herido en una mano por el impacto de una de estas bolas.

cdr
Bolas macizas de los CDR contra la Policía.

Marcha en San Sebastián

Mientras, Bildu, junto al PNV y miembros de otras formaciones, incluida ERC, apoyarán este sábado, en San Sebastián, la marcha convocada por la plataforma Gure Esku Dago, una de las encargadas de impulsar el separatismo en los movimientos sociales del País Vasco y que está ya considerada como la ANC vasca.

Arnaldo Otegi ha llamado a apoyar esta protesta, con proclamas a favor de los golpistas catalanes y por el "derecho a decidir".

La intención es convertir la cita en un frente común de los partidos separatistas con vistas a la gobernabilidad tras las elecciones del 10-N, condicionando un posible gobierno de Pedro Sánchez.

Otegi ha destacado que "el Estado español se desliza inexorablemente hacia un modelo todavía más autoritario de gobernanza". La marcha transcurrirá bajo el lema ‘Erreferenduma ez da delitua’ (‘Referéndum no es delito’) y reivindicará la excarcelación de los golpistas condenados por el Supremo.

Investigación por terrorismo

Mientras, el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional ha abierto una causa sobre ‘Tsunami’ independentista, la plataforma separatista que está detrás de la organización de los disturbios en Cataluña, por un delito de terrorismo.

El titular de ese juzgado es el magistrado Manuel García-Castellón, que también está investigando a los llamados Comités de Defensa de la República (CDR), que fueron detenidos el pasado 23 de septiembre en la ‘Operación Judas’. Estos siete radicales, que fueron arrestados en posesión de material para la fabricación de explosivos, cayeron después de una larga investigación policial  capitaneada por la Guardia Civil.

El magistrado ha emitido una orden de cierre inmediato de la página web de ‘Tsunami Democràtic’ y la Guardia Civil ya ha bloqueado el portal. Sin embargo, su canal oficial de Telegram, en el que cuenta con más de 300.000 seguidores, sigue activo y enviando información e instrucciones a todo ese ‘ejército’ de radicales que esperan ordenes para actuar.

Lo último en España

Últimas noticias