La radio ha pedido disculpas a Vox

Espinosa de los Monteros desvela que la ‘Cadena SER’ es la culpable del cierre del canal de YouTube de Vox

ivan-espinosa-monteros-vox-acuerdo-pp-ciudadanos
El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. Foto: EP

El diputado de Vox Iván Espinosa de los Monteros ha desvelado este jueves por qué YouTube cerró el canal del partido de Santiago Abascal. El portavoz de la formación en el Congreso culpa a la Cadena SER como responsable de las denuncias por violación de los derechos de autor que conllevaron el veto a Vox en la plataforma de vídeos más importante del mundo. La radio del grupo Prisa ha reconocido que denunció a Vox ante YouTube por subir sus vídeos sin autorización y ha asegurado que retirará el strike –como se llama a las denuncias– contra el partido de Abascal.

En un larguísimo hilo en su cuenta de Twitter, Espinosa de los Monteros explica los pormenores del cierre del canal de Vox en YouTube. “Como sabéis, YouTube ha decidido acabar con la libertad de expresión de Vox cerrando nuestro exitoso canal. Pero quizá no sepáis a qué se han acogido para hacerlo. Y es muy interesante!", comienza su amplia explicación.

Los hechos se remontan a la entrevista que el dirigente de Vox concedió a la cadena del grupo Prisa el pasado viernes. En el programa Hoy por hoy de Pepa Bueno, el diputado de Vox tuvo al final un rifirrafe con un tertuliano. Como viene siendo habitual, los programas de radio suelen grabar las entrevistas con invitados destacados. La de Espinosa de los Monteros, por supuesto, también se grabó.

Como el propio diputado asegura, todo fue "normal". "La entrevista se graba en vídeo y se sube a redes. Empieza a circular. Hay alguno que me critica (lógico), pero hay muchos que la empiezan a compartir", asegura Espinosa de los Monteros. Esos vídeos se empiezan a viralizar y a tener notoriedad en las redes sociales por lo que, de manera lógica, el equipo de community managers del partido decide compartirlos a través de su canal de YouTube.

Dada la creciente notoriedad de los vídeos, en los que, según Espinosa de los Monteros, "claramente ‘gana’ la versión de que he salido bien de la entrevista y mal el contertulio (‘megazascas’)" es cuando entra en juego la cadena de radio. Según el propio dirigente de Vox "la ‘SER’ decide intentar callarnos. Cómo? Denunciando los vídeos de @youtube donde el usuario me pone bien, por infringir derechos de autor", explica Espinosa de los Monteros.

La ‘SER’ rectifica

Tras hacer pública la explicación del veto a Vox en YouTube, la cadena SER ha reaccionado dando explicaciones de la misma manera que Espinosa de los Monteros: con un hilo en su cuenta de Twitter. La radio del grupo Prisa responde al diputado de Vox diciendo que "fue un placer tenerle con nosotros en Hoy por Hoy y nos encantaría que viniera muchas más veces. Pero nos gustaría comentar algunos puntos sobre el funcionamiento de YouTube y también de la SER", escribían en su primer mensaje.

Las explicación de la cadena se basa en su política sobre los derechos de autor del material –audio o vídeo– propio que suben a sus redes sociales. "La SER reclama por defecto automáticamente todo el contenido de nuestros canales que se sube a otras cuentas sin autorización", dicen los responsables de la cadena de radio de Prisa. También intentan hacer ver que para que YouTube cierre un canal hacen falta tres strikes –como se llama a los avisos que denuncian la infracción en materia de derechos de autor– y ello aseguran que sólo realizaron una denuncia y desconocen el origen de las otras dos. También aseguran que hubiera bastado con que Vox respondiera al strike para haberlo retirado.

Finalmente, añaden desde la SER que "usted ha llevado esta reclamación al terreno de la libertad de expresión. No se preocupe, retiramos el strike. Nada más lejos de la intención de la Cadena SER que censurar sus palabras".

¿Qué es un ‘strike’ de YouTube?

La plataforma de vídeos YouTube, perteneciente a Google, bautizó a los avisos de violación de sus políticas de derechos o de privacidad como strikes. La palabra inglesa, cogida de la terminología del baseball, es un aviso de infracción y, como en el deporte, a los tres strikes el propietario del canal de YouTube puede ver cómo la plataforma cierra definitivamente el acceso a todos sus contenidos.

Estos strikes son reversibles, bien porque a los 90 días pueden caducar, o bien porque el dueño del canal que ha cometido la infracción se pone en contacto con el denunciante y llegan a un acuerdo, que es lo que han hecho con luz y taquígrafos Vox y la cadena SER.

Lo último en España