Crisis del coronavirus

España perderá 178.831 millones de euros en 2020 por la crisis del coronavirus que el Gobierno negó

El desplome de la actividad llevará el volumen del PIB al cierre del ejercicio a un nivel de "1.066.500 millones de euros", según la consultora Freemarket

coronavirus
Pedro Sánchez en el Consejo de Ministros.

España perderá 178.831 millones de euros en 2020 por culpa de la crisis del coronavirus. Esa crisis que el Gobierno primero negó y más tarde aseguró tener controlada porque, como dijo Pablo Iglesias, «hemos prohibido los despidos».

Puen bien, tras prohibirlos, el número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 282.891 personas en el mes de abril; el total de demandantes de empleo alcanza ya la cifra de 3.831.203 personas; y el PIB se desploma como nunca antes en la etapa democrática.

El cálculo no ha sido reconocido oficialmente por el Gobierno. Pero, de facto, sí extraoficialmente. Y es que los cuadros remitidos por la Dirección General de Análisis Macroeconómico e incluidos en el Programa de Estabilidad enviado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez a Bruselas muestran una evolución -tomando como base 100 el año 2015, tal y como indica el organismo oficial en su propio gráfico- que, simplemente con aplicar los propios datos de caída expresados en los cuadros, dan como resultado un hundimiento del PIB en 2020 del 14,36% y una pérdida en un año de 178.831 millones de euros.

Todo ello aparece detallado en un informe de la consultora Freemarket. En él se señala que «el Gobierno ha remitido a la Comisión Europea los dos textos en los que formula su estrategia para hacer frente a la crisis económica causada por el Covid-19: el Plan de Estabilidad (PdE) y el Plan Nacional de Reformas (PNR). Ambos documentos se han presentado al mismo tiempo que se hacían públicos los datos de Contabilidad Nacional del Primer Trimestre de 2020 en los que la economía española registraba la mayor contracción desde 1936, primer año de la Guerra Civil».

El estudio señala que «la magnitud de la caída es de facto un verdadero desplome si se tiene en cuenta que incorpora [el dato conocido del -5,2% del PIB en el primer trimestre] tan sólo los últimos quince días del trimestre (el estado de alarma se decretó el 14 de marzo), lo que anticipa el derrumbe de la actividad productiva, de la oferta y de la demanda, en el segundo. A ello hay que añadir la brutal destrucción de puestos de trabajo en el mes de abril que mantiene la tendencia iniciada en marzo».

A lo largo de sus más de 100 páginas, el PNR no contiene ninguna iniciativa reformista. Se limita a enumerar las medidas introducidas por el «Gabinete para mitigar las consecuencias socio-económicas del coronavirus» que según el Ejecutivo «han conseguido frenar la destrucción de empleo y mantener los ingresos de la población ocupada».

«Esta singular afirmación choca de manera frontal con la evolución de los datos de empleo y de paro conocidos hasta el momento y hace abstracción de los 3,4 millones de trabajadores acogidos a los ERTE, perceptores de prestaciones por desempleo, un porcentaje significativo de los cuales no podrá reincorporarse al mercado de trabajo», añade el informe.

El resultado es descriptible. Tomando las indicaciones del propio cuadro oficial, la realidad es que el desplome de la actividad en 2020 llevará el volumen del PIB al cierre del ejercicio a un nivel de «1.066.500 millones de euros». Teniendo en cuenta que el PIB de 2019 quedó en «1.245.331 millones de euros», la diferencia marca la pérdida económica: 178.831 millones de euros en un solo año. Un desplome del 14,36% del PIB.

Una caída por la pandemia de coronavirus que hace retroceder a España a los niveles de PIB cercanos a los del año 2009, cuando el PIB cerró con 1.069.323 millones de euros, en plena crisis financiera.

Lo último en España

Últimas noticias