España se arrodilla ante Reino Unido: reconoce por primera vez a las “autoridades gibraltareñas”

Gibraltar
Peñón de Gibraltar, colonia británica en suelo español. (EP)

Sánchez reconoce a las "autoridades de Gibraltar" en la negociación sobre el Peñón llevada a cabo para el Brexit, lo que confiere a la colonia británica un status que jamás antes había reconocido España.

El daño realizado por Pedro Sánchez en sus últimos días de Gobierno aún se está descubriendo. Y uno de los puntos especialmente delicados es el relativo a la rebaja de las exigencias españolas sobre Gibraltar. El acuerdo firmado in extremis con Reino Unido con motivo del Brexit recoge todo un abanico de cesiones sobre el Peñón no visto desde la firma del Tratado de Utrecht. Y la principal de estas cesiones es el reconocimiento de unas supuestas “autoridades gibraltareñas” con capacidad negociadora, cosa que no había ocurrido hasta ahora y que pone en peligro la reclamación del retorno de Gibraltar a España en caso de que, de una vez, se cumpla la exigencia de la ONU a Reino Unido de descolonizar el Peñón.

El texto firmado es el Acuerdo internacional en materia de fiscalidad y protección de los intereses financieros entre el Reino de España y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en relación con Gibraltar. Y en él se reconoce hasta en cuatro ocasiones a unas “autoridades gibraltareñas” con capacidad negociadora sobre materias que requieren de soberanía.

Los fragmentos mostrados por OKDIARIO reflejan el texto firmado por España y aceptado, obviamente, por Reino Unido, pero que aún debe ser respaldado por el Parlamento español para que tenga validez.

En ese texto se plasma los siguiente: “Se aplicarán las siguientes normas para determinar la residencia fiscal […]. Las autoridades fiscales de Gibraltar, designadas de conformidad con el artículo 4 del presente Acuerdo, proporcionarán a las autoridades fiscales españolas la lista de las personas jurídicas, entidades u otros instrumentos o formas jurídicas que cumplen las condiciones […]!.

España se arrodilla ante Reino Unido: reconoce por primera vez a las “autoridades gibraltareñas”

La fórmula se repite más adelante en el texto, donde se vuelve a aceptar como ente negociador sobre el Peñón a las “autoridades gibraltareñas”: “Dicha lista contendrá información sobre la titularidad jurídica y titulares reales, así como sobre las personas físicas responsables de la gestión efectiva de tales personas jurídicas, entidades y otros instrumentos o formas jurídicas, y deberá presentarse por las autoridades fiscales gibraltareñas antes del 31 de marzo de 2020”.

España se arrodilla ante Reino Unido: reconoce por primera vez a las “autoridades gibraltareñas”

Se vuelve a repetir más tarde: “Las autoridades fiscales gibraltareñas designadas a tenor del artículo 4 de este Acuerdo proporcionarán a las autoridades fiscales españolas designadas de igual manera: Información anual de los trabajadores registrados en Gibraltar como residentes en España, detallando específicamente todos los extremos de su relación laboral subyacente o de cualquier actividad empresarial o profesional desarrollada por dichos trabajadores”.

Y una última vez al hablar de nuevas competencias fiscales: “Las autoridades fiscales españolas designadas a tenor del artículo 4 del presente Acuerdo proporcionarán a las autoridades fiscales gibraltareñas designadas de igual manera los siguientes datos: Información anual de los trabajadores registrados en España como residentes en Gibraltar, detallando específicamente los extremos económicos de la relación laboral subyacente o de cualquier actividad empresarial o profesional desarrollada por dichos trabajadores, incluidos los pormenores relativos a la duración, los términos económicos, las rentas anuales y exentas y el empleador”.

España se arrodilla ante Reino Unido: reconoce por primera vez a las “autoridades gibraltareñas”

La materia fiscal exige soberanía. Y, hasta el momento, España sólo aceptaba acuerdos respaldados por la soberanía británica. Y es que la ONU ha exigido a Reino Unido la descolonización de Gibraltar. Y, por lo tanto, esa descolonización debe dejar la soberanía del Peñón a España. Ahora, reconocer otras supuestas autoridades puede ser interpretado como una cesión en el orden de espera por el retorno de Gibraltar.

Josep Borrell, tras la firma del Acuerdo Internacional fue el primero en destacar su importancia por ser el primero que se firmaba con este rango desde el Tratado de Utrecht. Y en él, Sánchez cede, además, en la histórica reclamación española sobre el Aeropuerto de Gibraltar, que ha quedado aparcada, como ha publicado ya OKDIARIO. Y ha cedido igualmente al conceder de facto una amnistía a las sociedades offshore implantadas en Gibraltar bajo el paraguas de paraíso fiscal generado por Gran Bretaña en el Peñón hasta la entrada en vigor del nuevo Acuerdo.

Lo último en España