Primarias Podemos

Echenique purga a la presidenta del órgano que vela por la limpieza de las primarias en Galicia

Carolina Bescansa
Antón Gómez-Reino con Carolina Bescansa (EFE).

Las primarias de Podemos están de nuevo en tela de juicio. En este caso son las pertenecientes a Galicia las que se enfrentan a las dudas sobre su transparencia y fiabilidad. La clave en este asunto la tiene la Comisión de Garantías, el órgano interno que en primer momento pidió una auditoría y cuya presidenta, días más tarde, fue expedientada.

En octubre del pasado año se celebraron en Galicia las elecciones internas de Podemos de la región que enfrentaban a Antón Gómez-Reino (más partidario de Iglesias) y a Carolina Bescansa (de corriente ‘errejonista’). Los comicios dieron como resultado la victoria del primero con un 55% de los votos.

Tras conocer los resultados, Bescansa decidió anunciar que dejaría su escaño como diputada en primavera. Pero su dimisión no supuso el fin de la crisis del partido en Galicia. La Comisión de Garantías gallega -órgano encargado de mediar los problemas internos del partido- pidió que se realizase una auditoría sobre las votaciones.

Los problemas y sospechas sobre la manipulación del voto hicieron que dos personas de la Comisión de Garantías de Podemos Galicia, que concurrían en la lista de Bescansa, pidiesen al secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, una auditoría de los resultados de la Asamblea Ciudadana gallega. Estos dos miembros son Vanesa Vidal, por aquel entonces presidenta de la Comisión y Bieto Cambeiro, secretario de la misma.

Finalmente la auditoría fue denegada y supuso la apertura de expediente de Vanesa y Bieto.

Esto conllevaba la entrada a la comisión de los denominados suplentes, que sustituirían a los dos de Bescansa y desequilibrarían la balanza a favor de Gómez-Reino. Anteriormente, el órgano estaba compuesto por cuatro personas pero el voto de la presidenta Vanesa Vidal se establecía como ‘voto de calidad’ por lo cual era decisivo.

Tras la petición de la auditoría, Gómez-Reino ha eliminado parcialmente (no están expulsados, solo expedientados) a los dos críticos del órgano de mediación para no tener que volver a enfrentarse a problemas de este tipo.

La nueva configuración supone la siguientes estructura: cuatro puestos de la lista de Gómez-Reino, dos de Bescansa y uno independiente.  Además del cambio de porcentajes, antes establecidos en el 50/50, Vanesa Vidal y Bieto Cambeiro ya no ocupan los puestos de presidencia y secretaría.

Por lo tanto, la purga de la comisión supone que no se vuela, previsiblemente, a pedir una auditoría de las primarias en las que Carolina fue derrotada.

 

Últimas noticias