OLA DE CALOR

Los delirios podemitas contra el calor: «refugios climáticos» y el «machismo» del aire acondicionado

Ver vídeo

El calor parece causar alucinaciones a los diputados del arco podemita de la Asamblea de Madrid. El festival de disparates que ha dicho la izquierda radical con el objetivo de culpar a Isabel Díaz Ayuso por las altas temperaturas suponen un insulto a la madurez de los madrileños. El último disparate lo ha perpetrado la portavoz de Más Madrid, Mónica García, al exigir una «oficina del calor» para aliviar la situación de las familias madrileñas que se enfrentan a estos episodios de altas temperaturas.

Más allá del proverbial entusiasmo de la izquierda por crear chiringuitos inútiles, hay que recordar que esta ocurrencia proviene de los mismos que exigen «refugios climáticos» para los madrileños. Como si Madrid fuera el Chernóbil del calor. María Pastor, portavoz adjunta de Más Madrid, defendía la propuesta asegurando que «ahora hay más olas de calor que hace años». Por ello, aseguraba, que hay un sector de la población madrileña que son «refugiados climáticos occidentales» y que, cuando hace más de 40 grados, se ven obligados a ir a centros comerciales con aire acondicionado.

Ante la escasez de hielo, Mónica García también salió al rescate de los madrileños impartiendo una clase ‘magistral’ de cómo hacer hielo en las redes sociales. «Para hacer hielo pongan agua en una cubitera y métanla en el congelador», ha señalado. Esto provocó una multitud de críticas y de burlas contra la dirigente de Más Madrid, por tratar a los madrileños como a memos.

¿Aire acondicionado? ¡Machismo!

Y todo al mismo tiempo que combaten el uso del aire acondicionado por «machista». Recordemos a Vanessa Romero, concejala de Podemos en el Ayuntamiento de Alicante, denunciando que los hombres necesitan poner el aire acondicionado a menos grados de temperatura y que, por lo tanto, era un micromachismo. Ramón Espinar, hace un año, defendía que nos iba «a costar asumir que a lo mejor en España no puede haber tantos aires acondicionados». Lo decía, con el habitual cinismo de la casta, tuiteando desde su casa, donde se veía el aire acondicionado a pleno rendimiento.

«Ponga el ventilador»

En junio pasado, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tuvo que salir a decir algo tan obvio como que ella no tenía «la culpa de la ola de calor”, en respuesta a una pregunta de la médico y madre, sobre las medidas adoptadas por su Gobierno para frenar el calor.

Tras recomendar a García que “ponga el ventilador”, porque “no es delito”, indicó que la portavoz de Más Madrid “no es ni la única médico ni la única madre que está pasando calor». Explicó que ella usa el aire acondicionado y dijo que Más Madrid «utiliza el medio ambiente y a las mujeres para retraernos a épocas del pasado».

Ayuso declaró que defiende «un modelo energético poniendo en marcha las mejores tecnologías y más avanzadas, y activando el plan de vigilancia y control que se ha puesto en marcha». Además, manifestó que en las aulas se está mejorando el aislamiento térmico, aunque reconoció que “aún tienen que hacer mucho trabajo”.

Lo último en España

Últimas noticias