DICTADURA LINGÜÍSTICA

Directores de escuelas catalanas a quienes piden el 25% de clases en español: «Payasos, a cagar»

Generalitat
Manifestación de la Diada.

«Sois unos payasos», «Dejadnos educar en paz en la lengua de nuestro país», «reflejamos la realidad social»… Son algunas de las sorprendentes respuestas que ha recibido la organización Escuela de Todos de parte de directores de centros educativos en Cataluña tras instarles a cumplir las sentencias judiciales que obligan a que un 25% de las clases se impartan en español.

La plataforma, que lucha por el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, remitió recientemente una carta a todos los directores de colegios catalanes en la que les pedía que cumpliesen el fallo, modificando para ello el proyecto lingüístico del centro con el fin de que «todos los alumnos reciban de manera efectiva e inmediata la enseñanza mediante la utilización vehicular de las dos lenguas oficiales, catalán y castellano, en los porcentajes que se determinen, pero que no podrán ser inferiores al 25% en ninguna de ellas».

Ataque al español

Las respuestas no dejan dudas de la afinidad de los directores con la Generalitat separatista y su discriminación absoluta del español. En los correos electrónicos remitidos se aprecia además la agresividad hacia la plataforma y los defensores de la legalidad.

«Se han equivocado de escuela, la nuestra refleja la realidad social y no establece modelos discriminatorios entre los alumnos», responden desde uno de los centros, reconociendo: «Por otro lado, sí que intentamos que estos discriminen a grupos organizados como el suyo, para que sigan valores democráticos y europeos modernos».

En otra escuela se sugiere además que se debería hablar «árabe y amazig». Otras, directamente, caen en el descalificativo: «Payasos», «a cagar».

«Dejad de dar orientaciones pedagógicas y no politiqueis (sic) todo lo que hace la gente. Dejad a las escuelas tranquilas de una vez», se queja una directora.

«Regímenes anteriores»

«Dejadnos educar en paz en la lengua de nuestro país», coincide otro, que defiende un modelo de escuela «sin imposiciones» y no «una colonia sumisa». En el correo se insta a «dejar de crear malestar en la comunidad educativa» obligando al cumplimiento de una sentencia «que se inspira en principios de regímenes anteriores al del 78 y que ignoran la realidad social, cultural y lingüística de los centros educativos de los Països Catalans».

En el correo electrónico remitido por Escuela de Todos se recuerda a los directores las sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que disponen que los centros educativos catalanes «adopten las medidas necesarias para garantizar que, en las enseñanzas comprendidas en el sistema educativo de Cataluña, todos los alumnos reciban de manera efectiva e inmediata la enseñanza mediante la utilización vehicular normal de las dos lenguas oficiales, catalán y castellano, en los porcentajes que se determinen, pero que no podrán ser inferiores al 25% en ninguna de ellas».

«Es de justicia que la escuela refleje su realidad social y no establezca modelos discriminatorios», prosigue la entidad, destacando que «las lenguas carecen de derechos».

«El que, en esta comunidad autónoma la lengua catalana tenga un número de hablantes inferior al de los hablantes en español no justifica que se fuerce a esa mayoría a sustituir la suya. Incluso en el supuesto de que la lengua catalana estuviera en peligro de extinción -falacia al uso, contraria a todos los datos- no sería misión del niño salvarla, ni del centro educativo imponerle esa tarea», se advierte.

En el correo se instaba a los directores a proceder «a impulsar los cambios pertinentes en el proyecto y usos lingüísticos del centro para adaptarlos a los criterios que se establecen» en la sentencia.

Y todo tras conocerse la campaña de acoso del separatismo a la familia de un niño de Canet de Mar (Barcelona) por lograr que la Justicia reconociese el derecho de su hijo a recibir clases en español. Los independentistas llegaron a identificar a los padres en redes sociales para fomentar su linchamiento ante la pasividad absoluta del Gobierno de Pedro Sánchez, quien nunca ha condenado directamente estos hechos.

Lo último en España

Últimas noticias