Metro de Madrid

Detenido un colombiano de 19 años con antecedentes penales por la agresión al sanitario en el Metro

Ver vídeo

Agentes de la Brigada Móvil de la Policía Nacional han detenido este lunes por la tarde a un sospechoso de la agresión a un enfermero en el metro de Madrid el pasado jueves cuando el tren llegaba a la estación de Alto del Arenal, en la Línea 1. El joven ha sido detenido en su domicilio de Villaverde, Madrid, tiene 19 años, es de nacionalidad colombiana y tiene antecedentes penales por delitos contra el patrimonio, es decir, robo. Ha sido trasladado a las instalaciones de la Brigada Móvil de Policía Nacional en la estación madrileña de Nuevos Ministerios y está acusado de un delito de lesiones.

La detención se ha producido cuando se dirigía a su domicilio  en Villaverde para recoger enseres personales para probablemente ocultarse en otro lugar. Se había cambiado el color de pelo para tratar de eludir la acción policial e incluso ocultaba los aros de las orejas para evitar ser reconocido. El detenido tiene varias órdenes de búsqueda y captura de juzgados de Alicantes y Mallorca por robos y hurtos.

Esta mañana el Juzgado de guardia de Madrid tomó declaración a una persona que creía identificar al agresor de este enfermero del Doce de Octubre. Desde la mañana de este lunes todas las patrullas Zeta de Madrid, patrullaban con los datos del agresor pero no tenían el visto bueno del Juzgado para detenerlo y ha habido que esperar cuatro días para que el sospechoso pasara a disposición judicial.

La J.U.E. Brigada Móvil de Policía Nacional ya lo tenía bastante localizado, pero esta declaración logró despejar algunas sospechas. Los dos acompañantes del agresor fueron interrogados la misma mañana del lunes, después de que Metro facilitase los datos de la Tarjeta de Transporte de uno de ellos y de que las cámaras de televisión del suburbano madrileño captase la imagen de los tres, pero sobre todo del agresor cuya imagen golpeando en el ojo del sanitario madrileño se ha hecho viral durante todo el fin de semana. La Policía siguió la ruta del agresor y sus acompañantes y descubrieron que había tomado la línea 1 en la estación de Tribunal. El agresor del Metro iba acompañado de dos personas que no hicieron nada por detenerlo.

Además, su aspecto coincide con la descripción que los Zeta de Policía llevaban consigo: hombre joven, de 1,60 metros de altura, que llevaba dos pulseras en la muñeca, vestía colores oscuros, una gorra rosa y una mochila gris en el momento de la agresión.

El suceso del jueves ocurrió cuando el enfermero le pidió que se pusiese la mascarilla, ya que en el transporte público como el Metro y dentro de los espacios cerrados todavía continúa siendo obligatorio utilizarla.

La Brigada Móvil de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid ha tenido que ver todas las imágenes, incluidas las de los andenes del Metro y lograron identificar en primer lugar por la hora y día a uno de los dos acompañantes que iban con el agresor gracias a la tarjeta de transporte que usó para acceder al Metro en la estación de Tribunal.

Según fuentes sanitarias consultadas por OKDIARIO sobre el estado de la víctima, «consiguieron suturarle el ojo pero la visión es casi imposible que la recupere». Según se ve en el vídeo, tras perpetrar la agresión, el hombre de la gorra rosa y la mochila gris recoge algo que estaba en su asiento y procede a apearse en la siguiente estación, pero antes profiere a su víctima: «¡Que te quede claro, ojalá te mueras, gilipollas!», según recoge el mismo vídeo de los hechos que ha sido difundido en varias redes sociales.

Lo último en España

Últimas noticias