Congreso de los Diputados

El Congreso gastó 1,8 millones más en pluses de los diputados el año de la pandemia

La institución que preside la socialista Meritxell Batet desembolsó por este concepto 6,29 millones

PSOE y Podemos reculan ante el escándalo y aceptan congelar el sueldo de los diputados

Meritxell Batet
La presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet. (Foto: EP)

El Congreso de los Diputados, controlado por PSOE y Podemos, desembolsó el año de la pandemia 1,8 millones de euros más en pluses de los parlamentarios que en el ejercicio anterior. Así se desprende del informe acerca del cumplimiento del Presupuesto de la Cámara correspondiente al ejercicio 2020 que aprobó este miércoles el Pleno.

En concreto, la institución que preside la socialista Meritxell Batet gastó en este concepto un total de 6.298.067,26 euros, lo que supuso una ejecución del 99,46% presupuesto tras la correspondiente modificación presupuestaria. Y es que, de partida, la Cámara Baja destinó unos créditos iniciales de 6.132.080 euros a pagar tales complementos, pero hubo una ampliación de  200.000, llegando la cuantía prevista a los 6.332.080 euros.

En la ejecución presupuestaria del ejercicio de 2019 y hasta el 31 de marzo de 2020, las obligaciones reconocidas se elevaron a 4.416.379,64 euros, es decir, 1.881.687,62 menos que en las últimas cuentas cerradas del Congreso de los Diputados.

Por el mes de marzo de 2020, los diputados siguieron cobrando igualmente sus complementos pese a que apenas hubo actividad parlamentaria en las comisiones por el coronavirus, más allá de la Comisión de Sanidad. En las peores semanas de la pandemia, los diputados estuvieron confinados en sus casas o despachos particulares. De hecho, OKDIARIO publicó en abril de 2020 que en aquellas semanas tales comisiones (con funciones legislativas y de control al Gobierno) no celebraron siquiera reuniones telemáticas, según fuentes parlamentarias. Además, los plazos de las iniciativas se encontraban suspendidos a iniciativa de la presidenta de la Cámara.

Vox excluido

Se da la circunstancia de que un tercio del hemiciclo (alrededor de 130 diputados) ocupa cargos en las mesas de una treintena de comisiones parlamentarias. Y perciben por ello los citados complementos. Por ejemplo, un presidente de comisión tiene un complemento mensual de 1.551,58 euros; un vicepresidente, 1.134,40 euros en conceptos de gastos de representación;  y un secretario de comisión, 756,27 euros. Estas mesas, algunas de ellas mixtas con el Senado, están integradas por cinco miembros: un presidente, dos vicepresidentes y dos secretarios. Vox no forma parte de ninguna de ellas, pese a ser la tercera fuerza política en España. Los de Santiago Abascal fueron excluidos del reparto tácito al que llegaron los principales partidos. Tampoco Ciudadanos entró en esta distribución.

A ello hay que sumar los pluses que cobran los miembros de la Mesa principal, así como los portavoces parlamentarios de los grupos en el hemiciclo y los portavoces adjuntos. Por ejemplo, sólo en pluses, la socialista Batet gana un complemento como miembro de Mesa de 3.337,60 euros, además de 3.624,38 euros como «gastos de representación» y 2.971,67 de libre disposición. Por su parte, un portavoz del grupo parlamentario obtiene 1.890,98 euros mensuales como «gastos de representación» y 1.006 de «libre disposición».

En aquellos momentos complicados en que faltaba material sanitario para hacer frente a la pandemia, la opinión pública reclamó un gesto de ejemplaridad a los diputados. Sin embargo, Batet descartó ajustes en este sentido y llegó a emitir un comunicado al respecto con fecha de 2 de abril de 2020. La diputada del PSC afirmó que como presidenta del Congreso «no puede decidir sobre el abono de las retribuciones de los miembros de esta Cámara, y que éstas, a diferencia de otros Parlamentos, no están vinculadas a la asistencia a las sesiones».

Además, Batet justificó que los complementos de las comisiones son «retribuciones» y forman parte indivisible del sueldo de los diputados, que tienen como salario base una «asignación constitucional» de 3.050,62 euros al mes. Según la ejecución presupuestaria de 2020, el gasto por la «asignación constitucional» de los diputados (el sueldo base) se elevó a 14,4 millones en el ejercicio de 2020.

La solución que adoptó Batet fue recurrir al remanente de liquidación del ejercicio de 2019 para realizar una donación de tres millones de euros a la cuenta que abrió el Gobierno en el Tesoro Público para hacer frente al coronavirus.

9,2 millones en indemnizaciones

Por otro lado, los diputados también perciben la llamada «indemnización», que se conoce coloquialmente como «dietas de desplazamiento», pero que  pueden usarla no sólo para sus estancias en Madrid (manutención y alojamiento), sino también para moverse por sus circunscripciones (comidas y actos). En el caso de la Cámara Baja, esta indemnización es de 1.959,62 euros mensuales para los diputados que proceden de una circunscripción distinta a Madrid, y de 935,37 euros para los electos por esta última. En este caso, el Congreso gastó 9,2 millones por este concepto en el ejercicio de 2020.

Lo último en España

Últimas noticias