Colau se va de juerga entre gritos de "¡borracha!" mientras la criminalidad se dispara en Barcelona

Mientras la criminalidad se dispara en Barcelona, con varios apuñalamientos y violaciones en grupo en las últimas semanas, la alcaldesa Ada Colau se va de juerga para celebrar las fiestas de Gràcia.

El vídeo que acompaña a esta noticia muestra a la alcaldesa de Barcelona de copas en un garito, acompañada por un grupo de amigos que, entre bromas, no dejan de dirigirle gritos de "¡borracha!" Ada Colau acepta con humor estas bromas y, finalmente, aparece más desinhibida bailando abrazada a otra amiga, con todo el bar dejándose llevar por la música.

Mientras Colau se va de fiesta, es evidente que la seguridad de Barcelona se la ha ido de las manos. En lo que va de año se han producido una docena de asesinatos en la ciudad, tres durante la última semana. El último, un hombre de 47 años que fue apuñalado en Nou Barris en la madrugada del sábado, presuntamente durante una reyerta por drogas.

En la misma jornada se produjeron otros tres apuñalamientos, dos en Ciutat Vella y otro en Horta-Guinardó. Algo que ya ha merecido la atención de grandes medios de comunicación europeos, lo que puede tener consecuencias nefastas para el turismo en la ciudad.

Este fin de semana, Ada Colau ha tenido tiempo de publicar varios tuits en los que reprocha la "crueldad" del ministro italiano Matteo Salvini y del resto de Gobiernos europeos, por negarse a acoger a los inmigrantes ilegales del Open Arms.

De nuevo este domingo, Colau ha criticado que el presidente Pedro Sánchez ofrezca al Open Arms el puerto de Algeciras, y se ha mostrado dispuesta a que los inmigrantes rescatados del mar desembarquen en el puerto de Barcelona.

Lo último en España