Caso fondos resevados

El chófer de Bárcenas declara este miércoles sobre el robo de documentos por encargo de Villarejo

Chófer de Luis Bárcenas

Sergio Ríos, quien fuera chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas, declarará este miércoles, a las 10 horas, en calidad de investigado para que aclare su posible participación en el caso ‘fondos reservados’, el operativo policial que se habría puesto en marcha en 2013 para robar información sensible que el extesorero se habría llevado del partido cuando fue despedido.

Según informaron a Europa Press fuentes jurídicas, el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 ha convocado a Ríos a petición de la Fiscalía Anticorrupción para que aclare si fue contratado por el operativo presuntamente liderado por los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño para hacerse con los documentos de Bárcenas.

Esta es la séptima pieza secreta derivada del ‘caso Tándem’, que investiga las actividades presuntamente ilícitas de Villarejo. Es, según las fuentes consultadas, la más delicada de toda la investigación, pues se trataría de un encargo realizado al comisario jubilado pero costeado con fondos públicos para satisfacer intereses particulares, esto es, del PP.

Sin secretos oficiales

Ríos podrá declarar sobre todo lo que sabe sin las trabas de la Ley de Secretos Oficiales, que impone un velo sobre los dispositivos sufragados con fondos reservados, dado que el Consejo de Ministros acordó la semana pasada desclasificar toda la operación.

Se da la circunstancia además de que en ‘fondos reservados’ confluyen dos procedimientos judiciales diferentes, el que investiga el juez De Egea sobre los presuntos delitos del comisario Villarejo, y el que sigue el también juez de la Audiencia Nacional José de la Mata sobre la presunta financiación irregular del PP a partir de las anotaciones de Bárcenas sobre la posible existencia de una ‘caja b’ en la formación política.

El caso ‘fondos reservados’ se incoó tras un atestado policial fruto del análisis de la documentación intervenida en su día a Villarejo, donde aparecieron recibís firmados por el propio Sergio Ríos así como una serie de audios que apuntarían a la existencia de un operativo secreto para sustraer documentación del partido a Luis Bárcenas y su esposa en el año 2013.

Pero además, con su declaración ante el juez Sergio Ríos podría aportar luz sobre otro suceso que el instructor comienza a relacionar, el asalto que la mujer de Bárcenas, uno de sus hijos y su empleada de hogar sufrieron el 23 de octubre de 2013, cuando ese presunto operativo policial habría estado ya marcha: un hombre disfrazado de sacerdote se presentó en el domicilio y les reclamó “los pendrives” del extesorero a punta de pistola.

Policías supuestamente implicados

El chófer no será el último en declarar en esta causa, ya que el juez De Egea citará también en calidad de investigados –previsiblemente después de las fiestas navideñas– al inspector jefe de Policía Nacional Andrés Gómez Gordo, que ocupó un cargo de responsabilidad en el Gobierno de Castilla-La Mancha con María Dolores de Cospedal, y al ex Director Adjunto Operativo (DAO) del mismo cuerpo policial Eugenio Pino.

El magistrado está investigando si todas estas personas participaron en una operación policial encubierta desarrollada a partir del año 2013 por la que con fondos reservados se habría pagado al entonces chófer de Bárcenas.

De Egea comenzará a llamar a los policías implicados con la intención de que la línea de investigación siga subiendo escalafones hasta esclarecer el grado de implicación en el dispositivo de todos los que ostentaban responsabilidades de interés en aquel momento en el Ministerio del Interior, desde los mandos hasta los cargos políticos, de acuerdo a las fuentes consultadas por Europa Press.

Últimas noticias