Denuncian al alcalde de Manresa por poner una estelada gigante en el Ayuntamiento

Manresa
Una enorme bandera estelada en la fachada del Ayuntamiento de Manresa, gobernado por el PDeCAT y ERC.
Comentar

Tres catalanes han denunciado ante el Juzgado al alcalde de Manresa, Valentí Junyent (PDeCAT), por tener una estelada gigante en la fachada del Ayuntamiento. En su escrito dirigido dirigido al juez, los denunciantes señalan que el Consistorio no sólo incumple la Ley de Banderas (que obliga a colocar la enseña española en un lugar prominente del edificio), sino también la reciente sentencia del Tribunal Superiorde Justicia de Cataluña (TSJC) que indica que es ilegal colocar símbolos inconstitucionales, como la estelada, en espacios y edificios públicos.

En la denuncia presentada esta semana ante el Juzgado, Raúl Macià y otras dos personas hacen también responsable al Ayuntamiento de las esteladas colocadas desde hace meses en la Plaza 11 de Septiembre de la población y en la sede del Consell Comarcal del Bages. En consecuencia, solicitan al juez que orden “retirar estos símbolos inconstitucionales y que ondee la bandera española” en el Consistorio, tal como prevé la Ley.

Como muestran los vídeos que ha publicado OKDIARIO, Raúl Macià ha retirado hasta en dos ocasiones la estelada colocada por los independentistas en la Plaza 11 de Septiembre de Manresa.

Como consecuencia de ello, el teniente de alcalde del Ayuntamiento Josep Maria Sala Rovira presentó el pasado 23 de julio ante el Juzgado una denuncia en la que comunica que “la persona que parece Raúl Macià se encaramó al mástil instalado en la Plaza 11 de septiembre de Manresa y destruyó la estelada que en ella ondeaba”.

“Ya avisaremos al Ejército”

Y a continuación añade que “esta conducta podría ser constitutiva de alguna infracción penal, por lo que formulo denuncia ante este Juzgado de guardia a los efectos de que sean depuradas las responsabilidades penales que puedan derivarse de la conducta observada”.

En su denuncia, el teniente de alcalde independentista no logra aclarar qué “infracción penal” se ha producido, ya que retirar una estelada de un mástil no constituye ningún delito. Por el contrario, la reciente sentencia del TSJC determina que a presencia de estos símbolos en espacios públicos es ilegal. La respuesta de Raúl Macià ha sido denunciar al Ayuntamiento en el mismo Juzgado por poner una estelada gigante en su fachada.

Raúl Macià regresó por tercera vez el pasado 30 de julio a la Plaza 11 de Septiembre de Manresa, junto a otros tres compañeros constitucionalistas, para retirar la estelada que ondeaba de nuevo en este espacio público. Esta vez, les estaban esperando 24 independentistas, miembros de un CDR.

Previamente, un compañero de Macià había telefoneado a la Policía Local de Manresa para advertir de la presencia de la bandera inconstitucional y pedir su retirada. Como acreditada la grabación publicada por OKDIARIO, la respuesta del agente fue burlarse: “¿Quién dice es ilegal? Bueno, pues ya  avisaremos al Ejército“.

Un “ataque fascista”

Cuando Raúl Macià y sus compañeros se encontraron, al pie de la estelada, con 24 independentistas, se produjo un altercado con gritos y forcejeos. Uno de los separatistas arrebató a Macià su teléfono móvil y otra chica, con aspecto batasuno, golpeó a su compañero con un palo.

El vídeo del incidente que Raúl Macià ha entregado en el Juzgado muestra que los cuatro constitucionalistas se vieron rodeados por 24 separatistas bastante violentos. Cuando llegaron los Mossos, obligaron a Macià y sus tres compañeros a identificarse y les quitaron el teléfono móvil. Sólo más tarde, a regañadientes, los agentes también pidieron la identificación a dos o tres separatistas. El resto habían salido corriendo.

Cuando finalmente los Mossos abandonaron el lugar, Raúl Macià y sus compañeros volvieron a verse rodeados, por las calles de Manresa, por más de una docena de miembros del CDR. La prensa independentista publicó al día siguiente que se había producido un “ataque fascista” en Manresa.

Lo cierto es que los constitucionalistas estaban en franca minoría (eran sólo cuatro personas frente a 24 independentistas). Pero además, en las denuncias que ambas partes han presentado ante el Juzgado no aparece ningún parte de lesiones ni de agresión. La prensa separatista financiada por la Generalitat había vuelto a fantasear, dando al presidente Quim Torra la coartada para calificar de “fascistas” a todos los que salen a la calle para quitar lazos amarillos o esteladas.

Últimas noticias