Carmena se carga la Semana Santa que pasa a ser “Semana de Festividades”

Carmena se carga la Semana Santa que pasa a ser “Semana de Festividades”
La Semana Santa en Madrid es uno de los picos de ocupación hotelera en la capital. (Foto: GETTY)

La Semana Santa es el nuevo evento marcado en el calendario por el Ayuntamiento de la capital. Entre los grupos de oposición la preocupación está al alza. El programa que ya se está elaborando puede contener nuevas sorpresas que puedan ofender a buena parte de los madrileños.

En las negociaciones para acordar las fechas de plenos y comisiones ha llamado mucho la atención un pequeño detalle. El grupo municipal en el gobierno, Ahora Madrid, se refiere a estos días señalados como “semana de festividades” en lugar de Semana Santa. Es muy posible que se corrija esta cuestión pero, hasta el momento, fuentes consultadas por OKDIARIO han confirmado esta circunstancia y han mostrado su completo asombro.

El pleno ha tenido que ser retrasado una semana al coincidir con la Semana Santa

El pleno se celebrará la semana del 28 de marzo, pero Ahora Madrid lo había fijado la semana anterior. Ante la coincidencia con la Semana Santa los grupos de la oposición han acordado un cambio de fechas que se hacía evidente. Las mismas fuentes señalan que creen que Carmena igual no tenía intención de boicotear las fechas religiosas con un pleno pero los matices semánticos siempre son muy relevantes.

Equiparación con el Ramadán o el Año Nuevo Chino

El maltrato a las convicciones católicas se contraponen a la gran deferencia que tiene el equipo de la alcaldesa Carmena por otras confesiones. Ya en su día no dejó de desconcertar que en los Presupuestos Municipales se recogiera sendas cantidades de 150.000 euros para el año nuevo chino y el Ramadán musulmán. La empresa pública municipal Madrid Destino es la encargada de organizar estos programas.

Las celebraciones que tienen lugar en febrero y junio respectivamente tendrán la misma aportación que la Semana Santa desde el Ayuntamiento. Cuestionable decisión ya que los hosteleros apuntan que en Pascua se registró un 95% de ocupación en la capital. Por el contrario, los datos generados por las celebraciones del año nuevo chino y del Ramadán no se conocen.

De la celebración musulmana todavía no se han desvelado los detalles, pero en cuanto a la celebración asiática, una vez transcurrida, ya se empieza a hacer balance. Hasta 13 procesiones por la ciudad con una tamborrada que puso punto y final a las celebraciones. Eventos que ya se celebraban con anterioridad pero ahora tienen el apoyo y difusión desde la sede del Ayuntamiento en Cibeles. Lo menos agradable fue que fuertes rachas de viento de más de 60 kilómetros por hora obligaron a trasladar algunos de los eventos de Usera.

“Una estupidez” para la Archidiócesis

Para la Archidiócesis de la capital confirman que por el momento hay “normalidad” a la hora de elaborar el programa para la Semana Santa 2016. El Arzobispo Osoro no hará una valoración oficial al respecto pero sí hay voces que hablan de “estupidez”, un hecho que “entristece”.

Estas mismas fuentes califican que llamar “semana de festividades” a la Semana Santa es “gracioso por no valorarlo en su profundidad”. En cualquier caso, no se esperan grandes roces con el consistorio porque el groso de la programación se decide en cada parroquia y el Ayuntamiento debe limitarse a dar el visto bueno y organizar el despliegue logístico necesario por las calles de la ciudad.

Por su parte, en lo que respecta a la Comunidad de Madrid, se han producido contactos que han acabado con plena normalidad. El último ejemplo ha sido el calendario de conciertos de música sacra a nivel regional, que se ha consensuado sin problemas.

Últimas noticias