Plan de "ahorro energético"

Ayuso deja en evidencia la torpeza de Sánchez: «Si un escaparate se apaga 10 segundos ya cumple la ley»

Ayuso Sánchez
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha llamado la atención este jueves sobre «la torpeza» del Gobierno al no recoger en el real decreto de medidas para el «ahorro energético» cuánto tiempo se tienen que mantener apagados los escaparates. El plan de Sánchez obliga a los comerciantes a apagar sus escaparates, además del alumbrado de los edificios públicos desocupados, «desde las 22 horas», pero no concreta hasta qué hora deben mantenerse apagados.

De forma que, ha señalado Ossorio, «si un comerciante lo apaga durante 10 segundos estará cumpliendo la ley». «La torpeza increíble ha sido olvidarse de decir cuánto tiempo tienen que estar apagados los escaparates y edificios», ha añadido el portavoz del Ejecutivo regional.

«Inaplicable»

En este contexto, ha advertido de que el real decreto es «inaplicable desde el punto de vista sancionador» porque «no han especificado hasta cuándo hay que mantener apagados los escaparates y hasta cuándo hay que mantener apagados los edificios públicos».

«Todas las normas restrictivas de derechos y sancionadoras tienen que estar perfectamente delimitadas. Si la ley no dice cuánto tiempo se tienen que mantener apagados los escaparates y un comerciante lo apaga durante 10 segundos, está cumpliendo la ley y no va a poder ser sancionado porque el régimen sancionador es lo que dice la ley. Esto se aplica exactamente igual a la iluminación de los edificios oficiales», ha manifestado. «Es que es un error absolutamente garrafal», ha añadido Ossorio.

Además, ha destacado que el decreto energético incumple también el decreto de Salud y Seguridad en el trabajo del año 1997, «que establece que las actividades que denomina de trabajo ligero, como son las del comercio y la hostelería, no puede haber más de 25 grados». «Por tanto, está incumpliendo un decreto que regula la seguridad de los trabajadores y, en esta medida, ya se ha vuelto inaplicable», ha aseverado.

25º

Ese decreto al que se refiere el portavoz madrileño establece, en concreto, que «la temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 grados centígrados».

El paquete de medidas aprobado el lunes por el Gobierno recoge la obligatoriedad en edificios públicos, espacios comerciales y grandes almacenes, infraestructuras de transporte (aeropuertos y estaciones de tren y autobús), espacios culturales y hoteles de limitar a 27 grados el uso del aire acondicionado en verano y a 19 grados la calefacción en invierno.

Además, se tendrán que cerrar las puertas de los locales cuando esté funcionando el aire acondicionado o la calefacción, con un sistema de cierre automático.

Las medidas tendrán una vigencia hasta el 1 de noviembre de 2023. Ello, pese a que la Comisión Europea -como ha publicado OKDIARIO- sólo ha instado a sus Estados miembros a reducir la dependencia energética hasta finales de marzo del año que viene.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha rechazado este plan, criticado también por comerciantes y empresarios.

«Por parte de la Comunidad de Madrid no se aplicará. Madrid no se apaga. Esto genera inseguridad y espanta el turismo y el consumo. Provoca oscuridad, pobreza, tristeza, mientras el Gobierno tapa la pregunta: ¿Qué ahorro se va a aplicar a sí mismo?», expresó la presidenta madrileña días atrás. El Ejecutivo madrileño estudia ahora la constitucionalidad de las medidas y ya ha avanzado que sólo aplicará aquellas que no sean de su competencia.

Lo último en España

Últimas noticias