Podemos

Los anticapitalistas de Podemos aplauden la «desobediencia civil» en Cataluña

Los trotskistas exaltan al ex diputado de la CUP David Fernández en su Universidad de Verano

Sánchez: "No puedo gobernar con alguien como Iglesias que no defiende la democracia"

David Fernández, ex diputado de la CUP, en la Universidad de Verano de Anticapitalistas. (Foto: @anticapi vía Twitter)
David Fernández, ex diputado de la CUP, en la Universidad de Verano de Anticapitalistas. (Foto: @anticapi vía Twitter)

Los anticapitalistas de Podemos han abrazado el discurso de «desobediencia civil» del independentismo catalán en su Universidad de Verano, celebrada estos días en Segovia. Mientras la formación morada en la que participan y el PSOE tratan de reconducir las negociaciones para que haya gobierno antes del 23 de septiembre, los trotskistas han aplaudido los métodos de «resistencia» del separatismo ante actuaciones policiales.

Así, una de las conferencias ‘estrella’ de esta edición ha sido la del ex diputado de la CUP David Fernández. «Emocionante escuchar a David Fernández en la X Universidad Anticapitalistas reflexionando sobre la experiencia de desobediencia civil en Cataluña», han valorado los anticapitalistas en redes sociales la intervención de Fernández.

El impulsor de la plataforma ‘En peu de pau’ (En pie de paz) manifestó que el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 fue «uno de los actos de desobediencia civil más importantes de la última década, una victoria social y ética, por eso el castigo posterior del Estado español ha sido tan duro». «Pero aquello ha llegado para quedarse», subrayó en su aplaudida ponencia sobre el golpe de Estado en Cataluña.

«La desobediencia civil y sus componentes antimilitarista, feminista y democratizadora hace de Cataluña un polo de dinamismo tal vez único en esta oxidada Europa», sentenció Fernández.

El exdiputado de la CUP David Fernández afirmó el pasado abril en el juicio del procés que los comportamientos violentos de los votantes el 1 de octubre fueron algo «espontáneo, marginal y reactivo», ya que, «si 2,3 millones de personas hubieran desplegado una actitud violenta, no estaríamos hablando de lo que pasó».

Fernández, que declaró como testigo de las defensas, aludió a las técnicas de «resistencia pasiva que la plataforma ‘En peu de pau’ enseñó en charlas por toda Cataluña, incluyendo a los CDR, y de lo que vivió el 20 de septiembre y el 1 de octubre». En esos cursos, explicó que no se enseñaba a golpear, insultar o lanzar objetos, unas actitudes que, sin embargo, no negó que ocurrieran en esas fechas, pero como algo «excepcional».

«Murallas»

«El 1 de octubre es obvio que sucedieron muchas cosas, pero centrarnos en lo marginal, en lo puntual, en lo contingente, en lo espontáneo… No hay ni una sola estrategia de planificación violenta en ningún espacio soberanista de Cataluña que el 1 de octubre llamara a responder» de manera violenta, incidió.

Esos talleres, que también se impartieron a los CDR, enseñaban «cómo resistir a situaciones de tensión y represión policial, basado en el principio de autocontención» y en el de la «inviolabilidad de la integridad del otro». Tales métodos consistían en técnicas de «murallas» humanas, «interponiendo los cuerpos de forma pacífica» para dificultar la tarea de los agentes de seguridad.

Lo último en España

Últimas noticias