Víctimas del terrorismo

Los actos de apoyo a ETA aumentan el 150% los primeros seis meses del Gobierno socialcomunista

ETA
Imagen del homenaje al preso etarra Aitor Zelaia celebrado en Vitoria. (Ep)

Los actos de apoyo a la banda terrorista ETA tanto en el País Vasco como en Navarra han aumentado más de un 158% durante los últimos seis meses, coincidiendo con el mandato del Gobierno de Pedro Sánchez con Podemos. En este periodo de tiempo se han registrado 124 actos de enaltecimiento de los integrantes de la banda terrorista que asesinó a más de 800 personas. El año pasado hubo 48 actos proetarras en la primera mitad del año.

Así lo asegura el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) a través de un documento que también está disponible en el Observatorio de radicalización, un espacio en la página oficial de esta asociación que recoge todos los actos de enaltecimiento de ETA, como los homenajes realizados a los presos etarras que abandonan las cárceles.

De los 124 eventos registrados, 65 tuvieron lugar en Vizcaya, 33 en Guipúzcoa, 20 en Navarra, 5 en Álava y uno en otra provincia de España. El informe de COVITE recoge que 58 de estos actos fueron ataques a sedes de partidos como pintadas y pancartas amenazadores, 49 movilizaciones a favor de la amnistía de los presos etarras y 6 homenajes públicos a integrantes de la banda terrorista tras abandonar la cárcel.

Los otros 11 restantes corresponden a «otros actos», según este colectivo, y pone como ejemplo el acoso que recibió en su domicilio Idoia Mendia, candidata del PSOE-PSE a lehendakari para las elecciones autonómicas vascas del 12-J, o el ataque que recibió un autobús Azpeitia (Guipúzcoa). Consuelo Ordóñez, presidente de COVITE, ha remarcado que la formación proetarra de EH Bildu no ha condenado «ni uno de esos actos de matonismo».

«A lo largo del mes de mayo se han producido múltiples acciones de acoso en las sedes de PNV, PSE y Podemos. EH Bildu no ha condenado ni uno de esos actos de matonismo. Simplemente se limita a rechazarlos, es decir, adopta una posición estratégica y de conveniencia en vez de una postura moral, como siempre ha hecho también con el terrorismo de ETA» denuncia Ordóñez.

Las Fuerzas de Seguridad y la izquierda abertzale señalan que quien impulsa todos estos actos en apoyo a la banda terrorista es ATA, grupo disidente vinculado a ETA que fue contrario a su disolución. La mayoría de estos actos en apoyo a la banda terrorista se produjeron entre los meses de mayo y junio, cuando comenzaron a aplicarse medidas de desconfinamiento en relación al coronavirus, pandemia que ha dejado hasta el momento más de 41.000 fallecidos.

El origen de estos actos proetarras surgieron el pasado 11 de mayo, cuando el preso etarra Patxi Ruiz inició una huelga de hambre. El 24 de mayo hubo una manifestación en apoyo a Ruiz no autorizada en Pamplona y el 14 de junio se produjo otra, también en la capital navarra, donde se mostraron imágenes de integrantes de la banda terrorista ETA. Otras concentraciones que se originaron fueron en Alsasua (Navarra), Basauri (Vizcaya), San Sebastián, Baracaldo (Vizcaya), Echarri-Aranaz (Navarra) y Legazpi (Guipúzcoa).

«EH Bildu volvió a demostrar que no tiene ninguna intención de asumir sus responsabilidades en la radicalización violenta ultranacionalista que sufrimos en Euskadi y Navarra cuando mostró su apoyo públicamente al etarra asesino de Tomás Caballero, Patxi Ruiz, y lo calificó como ‘preso político’», afirma la presidenta de COVITE.

Consuelo Ordóñez considera que la Audiencia Nacional es la principal responsable de que no se impidan los homenajes públicos a etarras tras abandonar la prisión. «La Audiencia Nacional no tiene voluntad de aplicar el artículo 578 del Código Penal como sí lo hacía hasta hace unos años por los mismos hechos que denunciamos ahora. Pone la dudosa excusa de que ETA está disuelta para no hacerlo, asegurando que como ETA está disuelta no puede haber enaltecimiento ni humillación. Es aberrante que un tribunal de justicia de nuestro Estado de derecho esté dando por válida la disolución de ETA protagonizada por la propia banda terrorista, sabiendo que no han sido disueltos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que es la forma de disolver toda organización criminal y terrorista», advierte.

Más de 40 presos acercados

Pedro Sánchez llegó a la presidencia del Gobierno en junio de 2018 tras la moción de censura contra Mariano Rajoy que apoyaron los partidos separatistas y la formación proetarra de EH Bildu. Sánchez eligió al magistrado Fernando Grande-Marlaska como ministro de Interior. Desde entonces, 41 presos etarras se han beneficiado de un acercamiento al País Vasco y Navarra.

Los últimos se produjeron el pasado 22 de junio, cuando la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ordenó el traslado de Garikoitz Arruarte Santa Cruz y Gorka Joseba Lupiáñez Mintegui, dos presos de ETA condenados por terrorismo. Estos 41 etarras que han disfrutado de un acercamiento al País Vasco y Navarra representan el 20% del total que cumplen condena.

Lo último en España

Últimas noticias