La campaña catalana termina con Mas gritando y Sarkozy pidiendo una España unida

sanchez-iceta
Sánchez e Iceta en el cierre de campaña. (Foto: Efe)

La campaña hacia el 27-S ha terminado tras días focalizados en un único debate: independencia sí/independencia no. La jornada de reflexión se presenta como descanso de intensas jornadas de declaraciones en ambas direcciones de las que quedan momentos como los bailes de Miquel Iceta, con los que el candidato más gris ha tornado en carismático, o el reciente debate entre José Manuel García-Margallo y Oriol Junqueras.

En los últimos mítines, celebrados este viernes, los aspirantes a la Generalitat insistieron en los mensajes repetidos a lo largo de todo el camino hacia las urnas. Todos ellos contaron con el apoyo del líder nacional. En el caso de Xavier García Albiol, incluso con apoyo internacional: Nicolas Sarkozy, que se atrevió con el español, deseó una España «unida» y «fuerte».

Pedro Sánchez estuvo con Iceta en un acto en el que no faltó la música. Bajo ella, un discurso favorable a la convivencia y contrario a la ruptura. «Cataluña es mucho mejor que Mas», dijo el dirigente del PSC, que añadió que «fuera de la ley solo hay la ley de la selva y el desastre».

Artur Mas, en un tono más elevado del habitual, aseguró ante los suyos que en las urnas están «la prosperidad, la dignidad y la libertad». Pablo Iglesias, en el acto de Catalunya Sí que es Pot, pidió echar a los que «agitan las banderas del odio», refiriéndose especialmente al ‘número 4’ de Junts pel Sí.

Albert Rivera arropó a Inés Arrimadas, representante de la segunda opción en intención de voto, según los sondeos. La única mujer de los aspirantes y también la más joven pidió concentrar en Ciudadanos todo el apoyo contra la secesión para «decirle al mundo que los catalanes quieren seguir siendo españoles y europeos».

Lo último en España

Últimas noticias